20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La detenida, de 69 años, ejercía en una peluquería y se hacía pasar por doctora jubilada en Las Palmas de Gran Canaria

Una falsa médica engañaba a sus pacientes inyectándoles silicona en lugar de ácido hialurónico

Una imagen del barrio de Escaleritas de Las Palmas. /Google Maps.
Una imagen del barrio de Escaleritas de Las Palmas. /Google Maps.
El juzgado de Instrucción número 5 de Las Palmas de Gran Canaria investiga a una mujer de 69 años que se hacía pasar por falsa doctora jubilada especialista en tratamientos de estética para inyectar silicona a sus pacientes por 150 euros, que pensaban que estaban recibiendo un tratamiento de ácido hialurónico. De momento, se han presentado nueve denuncias, aunque se sospecha que puede haber una treintena de afectadas.

Inyectaba silicona en una peluquería, se hacía pasar por médica jubilada y ofrecía inyecciones de supuesto ácido hialurónico que en realidad era silicona. Cobraba 150 euros por inyección en una peluquería en el barrio de Escaleritas en Las Palmas de Gran Canaria. La mujer, de 69 años, fue detenida y acusada de un delito contra la salud pública. De momento hay nueve denunciantes, pero se sospecha que hay una treintena de afectadas por este falso tratamiento de ácido hialurónico, según el testimonio recabado por las primeras denunciantes. 

El pasado mes de enero una de las clientas de esta falsa médica presentó una denuncia contra ella en la comisaría de Policía. La mujer relataba que había sido tratada por una doctora jubilada de un hospital de la capital grancanaria con lo que se suponía que era un tratamiento de estética. La denunciante relató a los agentes que su primera inyección se remontó a finales de 2017, por un precio de 150 euros, de lo que creía que era ácido hialurónico. Ya en pleno 2018 la mujer volvió a hacerse el mismo tratamiento.

Unas semanas después de la segunda inyección, según la denunciante, vio como el tejido donde le realizó los dos tratamientos anteriores se necrosaba, permanecía hinchado y le dolía, por lo que decidió acudir a un centro médico, donde fue intervenida quirúrgicamente para extraer el material insertado, que tras un minucioso análisis resultó ser silicona y no el ácido hialurónico que le aseguraba la supuesta médica.

El barrio de Escaleritas.

Tras esta primera denuncia, y durante el mes de febrero, otras ocho mujeres afectadas por los tratamientos de la supuesta médica acudieron a la Policía Nacional para denunciarla. Todas habían sido intervenidas por la detenida bien en un centro de estética del barrio de Escaleritas o en el mismo domicilio de la mujer, cobrándoles por cada inyección 150 euros. En cada uno de los casos la falsa doctora les inyectó silicona y nunca ácido hialurónico, como afirmaba. Las ocho nuevas denunciantes también tuvieron que ser intervenidas en un centro especializado para retirarles la silicona.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Las Palmas de Gran Canaria asumió las diversas denuncias. La magistrada instructora aún no ha tomado declaración a la investigada, porque está esperando a que el Instituto de Medicina Legal determine el alcance de las posibles lesiones que pueden tener las mujeres denunciantes, ya que, según la gravedad de éstas, los cargos serían por delitos leves o graves. La investigada está acusada de los delitos de intrusismo profesional, contra la salud pública o lesiones, estos últimos vinculados a las periciales del Instituto de Medicina Legal, que está reconociendo todavía a las víctimas.

 

COMPARTIR: