24 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los ladrones sustraían llantas de turismo, asientos deportivos y discos de freno de una empresa automovilística en el pueblo de Alcolea de Cinca

Cae en Huesca un grupo dedicado al robo de piezas de vehículos para su posterior venta en Internet

Piezas de vehículos robadas
Piezas de vehículos robadas
El Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza ha detenido a dos personas implicadas en la sustracción de piezas de vehículos de una empresa del sector automovilístico ubicada en Alcolea de Cinca (Huesca). Los ladrones sustraían llantas de turismo, asientos deportivos y discos de freno y luego las colocaban a través de conocidos portales de venta en Internet.

La investigación se inició en noviembre del pasado año tras tener conocimiento de una denuncia interpuesta ante Mossos D’Esquadra en Martorell (Barcelona), en la que se comunicaba la sustracción de distintas piezas de vehículos, cometida en la planta que esta empresa tiene en la localidad de Alcolea de Cinca (Huesca).

Los primeros datos recabados determinaron que un empleado de la planta de Martorell se personó en Alcolea de Cinca, valiéndose de su condición de superior jerárquico y se apropió de distintas piezas (llantas de turismo, asientos deportivos y discos de freno), con excusas que no resultaron verosímiles para los trabajadores de esta última instalación.

Vendidas a través de Internet

Ante la posibilidad de que dichas piezas hubiesen sido puestas a la venta a través de conocidos portales de Internet, se realizó una investigación en la que se lograron localizar dichos efectos en los referidos portales. Piezas que fueron reconocidas sin ningún género de dudas por los perjudicados, ya que poseían marcas características que permitieron su identificación.

Como resultado de las intensas gestiones realizadas por los investigadores se obtuvo que las piezas fueron puestas a la venta por una persona distinta a la que se apropió de las mismas en la planta de Alcolea de Cinca, con la que mantenía una relación de amistad.

Por todo ello, el pasado 27 de febrero la Guardia Civil se trasladó a Castellbisbal (Barcelona), donde localizaron al varón que puso a la venta las piezas a través de internet. Persona que conocía perfectamente la procedencia de dichos efectos y que fue detenido por un presunto delito continuado de receptación.

Posteriormente, los agentes se personaron en la empresa del sector automovilístico de Martorell, donde trabaja el presunto autor material de la sustracción de las piezas indicadas, y procedieron a su detención por un delito de apropiación indebida. Ambos detenidos quedaron a disposición judicial tras las detenciones.

COMPARTIR: