19 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La asociación celebra el fallo y critica que el reglamento favorece la arbitrariedad y el clientelismo

El Tribunal Supremo declara nulo el Real Decreto sobre reglamento de destinos de la Guardia Civil, impugnado por AUGC

El fallo del alto tribunal declara nulo el Real Decreto sobre el reglamento de destinos de la Guardia Civil al no incluir el informe de impacto de la norma en materia de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad. Desde AUGC aseguran que el reglamento atenta gravemente contra los principios de igualdad, mérito y capacidad y favorece el clientelismo.

El Tribunal Supremo ha anulado el Real Decreto 848/2017 del reglamento de destinos del personal de la Guardia Civil, que había sido impugnado por la asociación profesional AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles), por no incorporar a la Memoria de Análisis de Impacto Normativo un informe en materia de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

De esta manera, la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo estima el recurso presentado por esta asociación, con representación en el Consejo de la Guardia Civil, y declara nulo el Real Decreto, así como impone un total de 2.000 euros a la parte demandada en concepto de costas.

Según recoge la sentencia, "el informe de impacto de la norma en materia de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, era preceptivo por relevante". El Supremo entiende que la "mera alusión a una parte del informe del Consejo de Estado, que afirma genéricamente que la Memoria de Análisis ha evaluado también este aspecto, no permite llegar a conclusión contraria".

Los magistrados del Supremo señalan también que ha quedado probado documentalmente que el Real Decreto de destinos de personal aprobado por el Gobierno del PP en 2017 no contó con el informe preceptivo de la Secretaría del Consejo Nacional de Discapacidad y por lo tanto, "la norma reglamentaria debe ser anulada al incurrir en el vicio de nulidad de pleno derecho denunciado".

“Favorece el clientelismo”

La asociación AUGC celebra el fallo del Supremo y manifiesta que el Real Decreto anulado supone un "varapalo" a la Dirección General del Instituto Armado e ignora a los "miles de agentes" que se encuentran en situación de apto con limitaciones, "estado que afecta de lleno a familias en las que concurren circunstancias excepcionales por motivos de salud, discapacidad o rehabilitación".

Asimismo, aseguran que en la Dirección General "no tuvieron en cuenta la circunstancia de hombres y mujeres con hijos a su cargo menores de doce años o con un grado de discapacidad igual o superior al 33%". "Es decir, nos encontramos con la posible existencia de un trato discriminatorio en relación con la asignación de destinos a estos guardias civiles", añaden.

tribunal-supremo

El Tribunal Supremo estima el recurso de AUGC y anula el Real Decreto 848/2017 de reglamento de destinos de la Guardia Civil.

Por otra parte, AUGC denuncia el sistema de libre designación impuesto por el reglamento de destinos de guardias civiles. "Duplicaba los destinos de libre designación hasta llegar a la cifra de más de 12.000 puestos, lo que contradice el criterio instalado en el resto de la Administración, ya que este tipo de asignación de puestos de confianza se limita excepcionalmente a altos funcionarios", sostiene la asociación profesional.

De este modo, aseveran que "es evidente que el incremento de puestos de libre designación favorece la arbitrariedad y el clientelismo, puesto que atenta gravemente contra los principios de igualdad, mérito y capacidad, que deben regir la promoción profesional en la función pública". Además, el fallo del Tribunal Supremo supone para AUGC otras “lecturas complementarias”. "La primera es que hay que pedir responsabilidades políticas a quienes nombraron a directores generales tan incompetentes. La segunda, va dirigida al generalato de la Guardia Civil, cuyos miembros son responsables directos de todo esto, por su empecinamiento en no aceptar la intervención y participación de las asociaciones profesionales en la política de personal. La tercera, es la constancia de que el sindicalismo responsable en la Guardia Civil es absolutamente necesario e imparable", señalan en su comunicado, y añaden que "al caer el Reglamento de destinos caen en cascada también la orden ministerial y tres órdenes generales que lo desarrollaban".

COMPARTIR: