23 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los Mossos d´Esquadra detuvieron el martes a dos personas y efectuaron registros en la vivienda de uno de ellos

Los investigadores barajan la hipótesis de que Janet Jumillas, desaparecida en Cornellá, esté muerta

Janet Jumillas.
Janet Jumillas.
Los investigadores de Mossos d´Esquadra que trabajan en la desaparición de Janet Jumillas desde el pasado 13 de marzo, en Cornellá, barajan la hipótesis de que la mujer esté muerta después de la detención de dos personas el martes por la mañana.

Los Mossos d´Esquadra barajan la hipótesis de que Janet Jumillas, la mujer desaparecida en Cornellá, Barcelona, hace dos meses, se encuentre muerta y así lo han trasladado a sus familiares. El martes por la mañana fueron detenidos dos posibles implicados en la desaparición de Janet, vista por última vez por su familia el 13 de marzo.

La Policía catalana realizó registros en la vivienda de uno de los detenidos durante todo el día, hasta pasadas las cinco y media de la tarde. Janet Jumillas, de 39 años y residente en la localidad barcelonesa de Viladecans, desapareció el pasado 13 de marzo y hasta ahora su caso apenas había deparado novedades, aunque la policía ha investigado este asunto desde el primer día como una desaparición de origen criminal, porque todos los indicios apuntaban a una desaparición no voluntaria.

Cartel editado para la búsqueda de Janet.

Janet Jumillas era de Viladecans, madre soltera de dos hijos y desapareció en Cornellá el pasado 13 de marzo. Según se ha podido saber, una de estas personas arrestadas podría ser del círculo de conocidos de la desaparecida, mientras que la otra no. Janet se desplazó hasta Cornellá el día de su desaparición para realizar un trámite en una oficina de Hacienda. Había quedado poco después con su sobrino para desayunar, pero no acudió a la cita y se le perdió definitivamente el rastro.

Su coche fue hallado días después aparcado junto a una oficina de Hacienda de Cornellá y desde el primer momento la investigación trató este hecho como un suceso criminal, pues la mujer "nunca habría desaparecido voluntariamente", según sus familiares.  De hecho, este caso lo maneja la Unitat Central de Persones Desaparegudes, de Mossos d´Esquadra cuyos investigadores solo de movilizan cuando existen sospechas de una desaparición debida a una acción criminal. La Policía autonómica catalana tenía claro que no había ningún motivo para creer que esta madre soltera hubiese abandonado voluntariamente a sus dos hijos.

En el registro de este domicilio, agentes de la unidad científica de los Mossos han rastreado, entre otras estancias, un patio del edificio, donde han buscado en el interior de unas macetas, en búsqueda de pistas que les puedan ayudar a descubrir el paradero de la mujer.

El titular del Juzgado de instrucción número 4 de Cornellà decretó el secreto de sumario en relación con la desaparición de Jumillas. Los Mossos localizaron su coche el lunes 18 de marzo, aparcado correctamente en la vía pública en los alrededores de la sede de Hacienda en Cornellà, aunque no se apreciaba ningún signo de criminalidad.

El vehículo estaba situado a unos diez minutos a pie del domicilio del primer detenido que los Mossos han registrado durante todo el día en búsqueda de pistas para tratar de localizar a la mujer. Los familiares de la mujer siempre han afirmado desde el primer momento que no habría abandonado nunca voluntariamente a sus hijos, ni tampoco dejaría de contestar a las llamadas de sus padres, que están enfermos, por lo que estaban convencidos de que detrás de su ausencia existe un móvil criminal.

COMPARTIR: