17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los hechos tuvieron lugar en Las Raíces, un campamento que acoge subsaharianos desde febrero

Vídeos: Ocho inmigrantes detenidos y diez heridos en enfrentamientos con la Policía en Canarias

Un migrante atendido.
Un migrante atendido.
El campamento tinerfeño de Las Raíces, que alberga a 1.200 inmigrantes, ha vivido este martes el altercado más grave de los muchos que se han producido desde que comenzó a funcionar a principios de febrero. Ocho inmigrantes han sido detenidos por la Policía y diez han resultado heridos.

La Asamblea de Apoyo a Migrantes de Tenerife (Accem) difundió ayer un vídeo en el que se veía un reguero de sangre en las escaleras de acceso a la enfermería. Según explicaron desde Accem, la ONG contratada por el Gobierno para gestionar el campamento, la sangre pertenece a un joven subsahariano que presentaba "una fractura en la pierna con el hueso a la vista" y que el , por lo que ha tenido que entrar en quirófano.

Él y otros dos inmigrantes fueron trasladados en ambulancia al hospital mientras que otros siete fueron atendidos en Urgencias de Atención Primaria, según informó la misma ONG.

Todavía no están claras las causas de los altercados ni cómo comenzaron. Solo se sabía que había varios migrantes en huelga de hambre por las condiciones de alojamiento en el campamento de Las Raíces "Se supone que ayer iba a haber alguna reunión con algún cargo de Accem, pero no hubo. A raíz de ahí se armaron protestas y después se volvió una situación bastante tensa", dicen desde la Asamblea.

"Parece ser que la reyerta empezó fuera del campamento y luego se trasladó dentro", explican desde Accem. "La noche anterior hubo un incidente en el comedor y no sabemos si eso tuvo que ver algo con lo sucedido", añadieron desde Accem.

El campamento de Las Raíces es el más grande de los seis que hay en toda Canarias, es escenario de incidentes y polémicas desde la llegada de inmigrantes en febrero de los que estaban alojados en hoteles.

Pocas semanas después de su apertura, un grupo de inmigrantes acampó fuera para protestar por las malas condiciones de las instalaciones y de la comida y pedir que se les permitiera trasladarse a la Península.

"La principal demanda es que les dejen continuar con su ruta migratoria", dicen desde la Asamblea. "La mayoría lleva ya más de cuatro meses en Canarias y muchos tienen familia en Madrid o en Barcelona y no los dejan salir", añaden.

COMPARTIR: