02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La niña de 6 años podría estar con su madre Natacha, que "habría huido para proteger a su hija de las supuestas agresiones del progenitor de la menor"

La verdad de la desaparición de Agatha Parmantier en Valencia: “Hay indicios de que su padre pudo abusar de ella”

El Cierre Digital en Cartel de SOS Desaparecidos de Agatha Parmantier, supuestamente desaparecida el pasado 18 de enero
Cartel de SOS Desaparecidos de Agatha Parmantier, supuestamente desaparecida el pasado 18 de enero
El pasado mes de enero se notificó la desaparición en Valencia de la menor de 6 años Agatha Parmantier. Lo cierto es que, tal y como pudo saber elcierredigital.com, la supuesta desaparición esconde una historia aún más preocupante. Y es que, tal y como señalan fuentes de SOS Desaparecidos y allegados de la menor, Agatha podría haber sido "víctima de abusos por su padre", de quien ella y su madre habrían huido días antes de entrar en vigor el nuevo régimen de visitas acordado en su custodia.

En las últimas semanas se informó en diversos medios de comunicación sobre la desaparición de la menor de 6 años Agatha Parmantier en Cullera, provincia de Valencia. Desde el día 18 del pasado mes de enero no hay noticias de la pequeña. Sin embargo, tal y como ha podido saber elcierredigital.com, Agatha no habría desaparecido sino que se encontraría huida junto con su madre a causa, supuestamente, del miedo al padre de la menor que presuntamente podría haber "abusado de Agatha".

En colaboración con la familia y la plataforma SOSDesaparecidos, este medio ha contactado con Joaquín Amills, presidente de la organización, y con Fernando, expareja de Natacha, madre de la menor desaparecida, para conocer más detalles sobre el contexto de la desaparición de Agatha, de 6 años. Tal y como han relatado ambos en entrevistas diferentes con este medio, "el padre de Agatha supuestamente habría abusado de ella y tiene un caso por presuntos abusos sexuales aún sin resolver por vía penal, que ha sido objeto de archivos y reaperturas en más de una ocasión".

WhatsApp_Image_2024-02-06_at_14.32.14

Cartel de SOS Desaparecidos de Agatha Parmantier Dos Santos, de 6 años

Además, según estos testimonios, el padre de la menor habría denunciado la desaparición de la pequeña a pesar de conocer que la niña se encuentra en compañía de su madre, que tiene la tutela de Agatha, y que ‘sólo’ habría incurrido en una violación del régimen de visitas acordado para la custodia de la menor en un proceso paralelo al de los supuestos abusos.

“Aproximadamente a finales del año 2022 Natacha empezó a notar comportamientos extraños y vio algunas marcas en el cuerpo de Agatha después de haber estado con el padre -del que está separada-, entonces ella empezó a sospechar que el padre podría estar abusando de la niña, aunque la niña en un principio era incapaz de verbalizarlo”, explica Fernando sobre los primeros indicios de abuso que hicieron sospechar a la familia de la menor.

Los supuestos abusos del padre de Agatha

“Yo conocí a Natacha a finales de marzo del 2023 y ella me contó todo lo que había, las sospechas que tenía, aunque, obviamente, al principio no estábamos seguros porque las pruebas no eran certeras”, prosigue Fernando, que señala que “la denuncia por abusos sexuales está presentada en los juzgados desde que Natacha comenzó a sospechar de lo que pasaba, como haría cualquier madre”

“A finales de abril más o menos el juez archivó el caso, en parte es comprensible porque no había suficientes pruebas. Lo que no es comprensible es que lo único que hiciera fuera llevar a un forense con la niña y que directamente el forense, al que no conoce nada, le pregunte si hubo abusos o no. Como es lógico, la niña no dijo nada, si no se lo había contado a su madre cómo se lo iba a contar a un desconocido. La cuestión es que, teniendo en cuenta que no había pruebas suficientes, el juez archivó el caso”, expone Fernando durante su entrevista con elcierredigital.com.

Aunque el caso quedó archivado, la abogada de Natacha recurrió a la Audiencia Provincial y exigió que la menor fuera atendida por un psicólogo. Sin embargo, antes de que la Audiencia pudiera responder al recurso, la propia Agatha confesó lo que había vivido, hecho que quedó documentado en vídeo: “Durante una discusión hubo una explosión emocional y se dieron las circunstancias para que la niña hablara, mientras ella nos empezaba a contar a su madre y a mí lo que pasaba con su padre, comencé a grabar. Grabamos un vídeo de 20 minutos y ella lo cuenta todo, aunque sin muchos detalles porque es una niña y hay cosas que no entiende”, relata Fernando.

Por su parte, Joaquín Amills, fundador y presidente de SOS Desaparecidos, ha sido una de las pocas personas que han visualizado la confesión en vídeo de Agatha: “Yo lo he visto y puedo decir que lo que explica la niña en el vídeo es verdad, no se lo está inventando. También lo han visto algunos profesionales de la psicología infantil y expertos en educación especial y sostienen que las declaraciones de Agatha son reales”, expone Joaquín Amills durante su entrevista con este medio.

Una vez la niña confesó haber sido víctima de supuestos abusos, Fernando acompañó a Natacha a la Policía: “Por lo visto los agentes ni siquiera vieron el vídeo y le dijeron que como ya había una denuncia por abusos sexuales en curso que se lo pasaban directamente al juez”, explica Fernando. Lo que no imaginaba la expareja de Natacha es que el vídeo se interpretaría como una manipulación por parte de la madre hacia la pequeña: “Yo creo que ni siquiera vieron el vídeo, porque si no, no lo entiendo”. De hecho, fue la propia Audiencia Provincial quien pidió al juez a cargo del caso que reabriera la causa por los supuestos abusos.

Fernando ha expresado su indignación con el proceso judicial: “Si de verdad hubiera intención de descubrir la verdad traerían a expertos para comprobar la veracidad del vídeo, llamarían a testigos como yo, que fui la persona que lo grabó”, señala Fernando, que ha explicado también que la menor confesó los abusos una segunda vez, esta vez a una pediatra: “Cuando hicimos el vídeo la Policía Nacional nos dijo también que lleváramos a Agatha a un pediatra, y esa fue la segunda vez que verbalizó los abusos y la primera vez que lo hizo con alguien ajeno a su familia, esto está registrado además”. Además, Fernando ha expresado su malestar con lo que ha calificado como “inoperancia judicial” y ha señalado que en parte esta situación ha llegado hasta este punto por la inacción de las instituciones judiciales, que permitieron que el padre de Agatha pudiera acceder a un régimen de visitas aún estando abierta todavía la causa de supuestos abusos sobre la menor.

Dos causas pendientes

En paralelo a la denuncia por los supuestos abusos sexuales, el padre de Agatha y Natacha se encontraban también en medio de una causa familiar para determinar la custodia de la menor. “En un principio, se determinó que hubiese un punto de encuentro para que el padre pudiera ver a la niña en un sitio controlado mientras se resolvía el tema del juicio de los abusos”, expone Fernando, que ha explicado que “Natacha estuvo de acuerdo porque no estaba segura de los abusos, una vez aparecen las pruebas Natacha ya no quería que hubiese un punto encuentro. Entonces el juez, que parece que no le importan las pruebas nuevas, en lugar de retirar el punto encuentro, lo permite”.

Tal y como relata la expareja de Natacha: “El primer día que Agatha iba a ir al encuentro, la niña no quiere ver al padre, le tiene miedo. Le cuenta a su madre que ella quiere mucho a su papá pero que tiene miedo de que le lleve a casa y hagan lo mismo que otras veces. Yo no estuve presente en ese momento, pero Natacha grabó todo lo que pudo, y esto también está en manos del juez, aunque lo ignora totalmente”, lamenta Fernando.

A partir de este momento, Fernando relata que se separó de Natacha y no tuvo más noticias de ella hasta ahora: “Como hay dos juicios, uno por lo penal y otro por lo civil, lo último que sé es que de alguna manera se llegó a un acuerdo para que el padre se pudiera llevar a la niña sin vigilancia durante fines de semana alternos, algo que no entiendo cómo aceptó Natacha —que podría haber sido influenciada desde los juzgados—, aunque lo respeto”, explica Fernando, al tiempo que señala que “tal y como he podido saber hoy mismo, unos días antes de que llegara el primer fin de semana de este nuevo régimen de visitas, Natacha se arrepintió de haber aceptado y escapó con su hija para evitar que se repitiera lo que la niña había supuestamente sufrido”.

Agatha

Fotografía de Agatha Parmantier extraída del cartel de SOS Desaparecidos

Sobre el actual paradero de Natacha y la menor, Fernando ha expresado su desconocimiento, aunque ha explicado que “probablemente haya salido del país porque tiene miedo”. Sobre la denuncia por desaparición interpuesta por el padre de Agatha, Fernando sostiene que “es una denuncia falsa, porque él sabe que no ha desaparecido sino que está con su madre y que ha huido por los motivos que ha huido, lo único ilegal que podría haber hecho Natacha es incumplir el régimen de visitas acordado en la custodia de la menor”.

“No hay ninguna desaparición, el padre de Agatha quiere vender la historia de que no sabe con quién puede estar su hija cuando sabe perfectamente lo que está pasando, además ha puesto una denuncia por los motivos incorrectos”, concluye Fernando, que ha expresado la importancia de que “Natacha sepa que hay gente que la cree y que cree a su hija”. De momento se desconoce el paradero de madre e hija y se cree que se podrían haber deshecho del teléfono móvil para no ser localizadas, aunque ahora mismo la prioridad de SOS Desaparecidos es contactar con la madre de la menor para poder ayudarla.

Se recuerda que el portal SOS Desaparecidos tiene a disposición de los ciudadanos los siguientes medios de contacto: los números de teléfono 649 952 957 y 644 712 806, así como la dirección de correo electrónico info@sosdesaparecidos.es.

COMPARTIR: