05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL SINDICATO ACAIP EXPRESA SU PREOCUPACIÓN ANTE EL AUMENTO DE AMOTINAMIENTOS Y ATAQUES A LOS TRABAJADORES EN LAS CÁRCELES ESPAÑOLAS

Funcionarios de prisiones denuncian "clima hostil" tras nueva agresión en Botafuegos

El Cierre Digital en Módulo de la cárcel de Botafuegos
Módulo de la cárcel de Botafuegos
El 28 de septiembre otro funcionario del centro penitenciario de Botafuegos, Algeciras, fue agredido por un interno que animó a sus compañeros a amotinarse contra los trabajadores. Son muchos los episodios de violencia que se producen en esta prisión, por lo que desde ACAIP-UGT demandan acciones claras: que se aplique el reglamento penitenciario y que se clasifique a los internos conforme a su peligrosidad y actitud dentro de la prisión.

Durante la tarde del 28 de septiembre volvieron a producirse momentos de alta tensión en el centro penitenciario de Botafuegos, Algeciras. Pese a las reiteradas denuncias por parte de los funcionarios, la violencia no cesa y el pasado miércoles un interno incitó a sus compañeros de módulo a amotinarse contra los trabajadores. Desde ACAIP-UGT exigen cambios para acabar con este “clima hostil”, necesarios para la seguridad de los trabajadores. 

Los hechos tuvieron lugar durante el reparto de la cena en el módulo 10. Según el testimonio del sindicato, un interno recriminó furiosamente al funcionario de servicio que los servicios médicos le habían retirado su medicación. Se levantó de manera agresiva y nerviosa y dirigiéndose hacia donde se encontraba el funcionario le lanzó un recipiente, se abalanzó sobre él y lo tiró al suelo mientras le propinaba varios puñetazos y patadas.

Según continúan relatando, estos actos violentos los acompañaba de gritos con los que incitaba al resto de internos a ir contra los trabajadores y hacerse con el control del módulo. Luego cogió una mesa con la intención de lanzársela al funcionario, pero la rápida intervención del jefe de servicios y de varios funcionarios lo evitaron.

ACAIP declara que este nuevo incidente “se suma a los anteriores, incrementándose la cifra y las estadísticas de violencia. Es injusto que seamos agredidos por cumplir nuestras obligaciones y no se nos trate de proteger. Pese a recibir las explicaciones requeridas, este interno alteró el orden y el buen funcionamiento del módulo”.

Desde ACAIP advierten de que “sin una convivencia ordenada en el interior de los centros no es posible la labor de reeducación y reinserción”, por tanto exigen que ante hechos de estas características se aplique el reglamento penitenciario y se clasifique a los internos conforme a su peligrosidad y actitud dentro de la prisión. “Se debe abandonar la política de buenismo en la que este tipo de acciones quedan prácticamente impunes”, explican. 

Centro penitenciario de Botafuegos

Centro penitenciario de Algeciras

ACAIP denuncia que la sucesión de incidentes graves en el centro penitenciario de Algeciras es una realidad constante a la que los trabajadores tienen que hacer frente, “los trabajadores penitenciarios nos enfrentamos diariamente a situaciones límite en las que hay que intervenir sin personal y sin la formación adecuada. Es incomprensible que más de 6 meses después siga sin tramitarse la reforma de la Ley Orgánica Penitenciaria que llevó el PSOE al Congreso y que ya ha sufrido 16 prórrogas en su tramitación”.

El sindicato afirma que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias “no atiende” ninguna de las peticiones que realizan los trabajadores, y como muestra de disconformidad ACAIP-UGT decidió no acudir a los actos de celebración de la festividad de la Merced la pasada semana. El sindicato explica que “la negativa a acudir al acto se debe a que la Secretaría General incumple la obligación que tiene de proteger a todos sus trabajadores. Tampoco hay que olvidar que el colectivo de funcionarios penitenciarios se encuentra en el número uno del ranking de los colectivos más agredidos de las administraciones generales del estado”.

“Estamos hartos de promesas incumplidas, es imprescindible que se atiendan las necesidades de las prisiones españolas, que se cubran las casi 3.000 vacantes actuales y que se revisen las Relaciones de puesto de trabajo de los centros, ya que muchas de ellas han quedado obsoletas. Asumimos muchas nuevas funciones que no se ven reflejadas en el número de efectivos ni en las retribuciones que percibimos. Es necesaria la modernización de la institución para cumplir con garantías las obligaciones constitucionales de reinserción y reeducación”, concluye ACAIP-UGT.

COMPARTIR: