21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El piloto fue un clásico de la Formula 1, que casi le cuesta la vida, y también asesor técnico de Mercedes y Ferrari

Adiós a Niki Lauda: el tricampeón de Fórmula 1 fallece en Viena a los 70 años rodeado de su familia

Niki Lauda en 2014.
Niki Lauda en 2014.
Nikolaus Andreas Lauda (Niki Lauda) expiloto de formula 1 ha fallecido el lunes 20 de mayo a los 70 años. "Con gran dolor anunciamos que nuestro querido Niki ha fallecido apaciblemente, rodeado de su familia", ha dicho su familia en un comunicado. El tres veces campeón de F-1 había tenido problemas de salud después de someterse a un transplante de pulmón en verano del 2018.

Nacido en Viena en 22 de febrero de 1949, Niki siempre fue entusiasta del mundo del motor. A los 19 años ya había debutado en competición, en un premio de montaña. Además en 1968 participó en la Fórmula 3. Finalmente en 1971 debutó en fórmula 1 de la mano de March en el Gran Premio de Austria. 

Lauda con un Ferrari.

Su saltó al estrellato sería en 1974, después de haber sido fichado por Ferrari, Lauda ganó el GP el 28 de abril en España. Al año siguiente venció en el Gran Premio de Estados Unidos. Su carrera se empañó en 1976 con un accidente que le dejó importantes quemaduras, fracturas y una intoxicación por respirar humo. 

El accidente no le impidió retomar el número 1 al año siguiente en la temporada de 1977, su segundo título de la mano de Ferrari. No obstante, esta sería su última temporada con la escudería italiana, que dejaría poco después para unirse al equipo de Brabham-Alfa. Corrió dos temporadas más sin lograr grandes éxitos, presuntamente relacionados con problemas técnicos. Finalmente saldría de las competiciones temporalmente. 

Lauda en los 80.

En 1981 regresó a las carreras de la mano de McLaren, con quien conquistó su tercer y último título en el campeonato del mundo de 1984 en un estrecha pugna con el piloto francés Alain Post. Apenas un punto separó a ambos corredores del título. El año 1985 no fue una bueno para Lauda, después de once retiros y un accidente en las prácticas abandonó la Fórmula 1 de forma definitiva. 

Fuera de la F-1, pero cerca de los motores

Aunque ya no estaría en el volante, Niki no abandonó el mundo del automovilismo. Fue asesor de Ferrari (1992-1997), siendo responsable de la contratación de Michael Schumacher, durante su etapa de asesor técnico. También asesoró a Jaguar Racing (2001-2002).

En 2003 fundó Lauda Sports Management en Barcelona, una empresa dedicada a eventos del mundo del motor. En 2012 regresó a la Fórmula 1 al ser fichado por Mercedes como presidente del consejo de control. 

Los problemas de salud fueron comunes en Niki, recibió dos veces un transplante de riñon por insuficiencia renal (1977 y 2005), primero de su hermano Florian Lauda y posteriormente de Birgitt Wetzinger, su esposa. 

Corredor, empresario de aviación, asesor técnico y padre de cinco hijos, Niki Lauda deja una de las historias más populares del mundo del automovilismo.

COMPARTIR: