25 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un cortocircuito pudo ser la causa de que el colchón donde dormía la mujer empezara a quemarse poco a poco por dentro

Muere un matrimonio de ancianos en un incendio en su casa, en teoría provocado por un fallo eléctrico

Los Bomberos fueron llamados para apagar el incendio
Los Bomberos fueron llamados para apagar el incendio / Europa Press
A.R. de 92 años y P.V. de 89, fallecieron en la madrugada del miércoles debido a un incendio. El fuego pudo originarse por culpa de un fallo eléctrico en un colchón antiescaras donde dormía la mujer.

Un matrimonio cordobés formado por A.R., de 92 años, y P.V., de 89, falleció por un incendio en su vivienda en el municipio de Moriles en la madrugada del miércoles. La causa de las llamas pudo ser un fallo eléctrico que se originó en el colchón antiescaras donde dormía la mujer, aquejada de Alzheimer y encamada desde hacía tiempo.

Un cortocircuito pudo provocar que el colchón empezara a quemarse poco a poco por dentro, lo que originó una gran cantidad de humo negro, que fue lo que causó la muerte de los dos ancianos. La hija y el yerno del matrimonio, que viven en la primera planta del piso, fueron los que dieron la voz de alarma. Al parecer, se percataron de que algo sucedía al comprobar de madrugada que se había cortado el suministro eléctrico.

El yerno bajó a la planta donde residían sus suegros y se encontró con el incendio. Mientras llamaba a los servicios de emergencia, su mujer, hija de los fallecidos, se refugió en al azotea de la vivienda.

El servicio de emergencias 112 Andalucía recibía la llamada a las 3:45 de la madrugada sobre una alerta de fuego en el interior de una casa situada en la calle Santo Cristo de Moriles. Hasta el lugar acudieron la Guardia Civil, los Bomberos, la Policía Local y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES).

La anciana se encontraba muy enferma, pero su marido era un hombre muy activo, pues estuvo trabajando en el campo hasta el día del incendio, pese a sus 92 años.

Los cuerpos fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense de Córdoba para practicarles la autopsia. El entierro se llevará a cabo este jueves, mientras que el Ayuntamiento de Moriles decretó desde el miércoles dos días de luto por la muerte de sus dos vecinos.

COMPARTIR: