28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según la Ertzantza, que les sigue este clan responsable de más de 80 atracos se llevó el arsenal de la Policía Local del pueblo Los Corrales de Buelna

La peligrosa 'banda del Kay' detrás del robo de 13 pistolas y 1.500 balas en Cantabria

El robo de 13 pistolas, 1.500 balas y sin un chaleco antibalas en la comisaría de la Policía Local de Los Corrales de Buelna (Cantabria) supone la vuelta a la actualidad del peligroso grupo de aluniceros 'la banda del Kay'. La Ertzantza ha recordado en un documento que son "extremadamente peligrosos" .

La Policía Local de la localidad cántabra de Los Corrales de Buelna se encontró en la mañana del 21 de octubre con que les habían robado 13 pistolas, 1.500 balas y un chaleco antibalas de la comisaría que achacaron al "deficiente estado de la instalaciones". 

Según el informe de la Ertzaintza, del que ha tenido conocimiento Elcierredigital.com, el robo fue cometido por la conocida 'banda del Kay' formada por Edgar Iglesias Sánchez, Aingeru Lapresa Errate, Imanol Talledo Martínez y un "cuarto joven de raza gitana del que se desconoce identidad". Según el informe de la Policía autonómica vasca el grupo utilizó un Renault CLIO de color azul y un Audi. 

Según las informaciones recabadas "dos de las pistolas sustraídas fueron entregadas a Adame Santa Coloma Bettia quien a su vez se las entregó a Arkaitz Santacoloma Bettia quien la probó en una zona de monte". "Tras esto Arkaiz Santacoloma que quedó con una de la armas y otra se la entregó a Óscar González Manzano 'Pesca'

"Ante estas informaciones y dado que estas personas son delincuentes habituales y que cometen casi a diario hechos delictivos de variada índole (robos en domicilio, robos en trasteros, robos en locales, 'vuelcos de droga'...) cabe avisar para que los recursos de protección ciudadana extremen las precauciones si tendrían que proceder a la identificación y/o detención de cualquiera de las personas mencionadas ante la posibilidad de que, en el momento de la actuación, que se pueda tener con ellos, puedan portar armas de fuego", advierte la Jefatura de Investigación de la Comisaría de Bilbao (Vizcaya). 

La banda del Kay lleva años actuando como un grupo de delincuentes habituales y se les relaciona con el robo de decenas de coches y más de ochenta asaltos en viviendas y empresas de Euskadi, Cantabria, La Rioja y la provincia castellana de Burgos. Para cometer estos delitos robaban primero coches de alta gama que luego usaban para empotrar en los escaparates de dichos comercios. Los Cuerpos de Seguridad los consideran "especialmente peligrosos".

Tras un golpe en un bar de Durango en 2019, la Ertzaintza fue tras ellos pero los atracadores consiguieron escapar ocultándose en el monte. Finalmente detuvieron a cinco de los siete miembros pero fueron puestos en libertad. La Jueza, en contra de lo que solicitaba la Fiscalía, consideró que eran personas con arraigo en Bilbao, porque todos están casados y tienen hijos. Consideró que no había riesgo de fuga y los puso en libertad con cargos. 

Los Santacoloma son un conocido clan familiar del barrio de Otxarkoaga, uno de los más deprimidos de Bilbao y han sido socios del 'clan del Kay' en este golpe dado en la comisaría la localidad cántabra. Los miembros de este grupo se iniciaron antes de los 14 años y llevan toda su vida entrando y saliendo de la prisión. Por el momento, éste es el último golpe de 'la banda del Kay', los aluniceros más peligrosos y reincidentes del norte de España. 

COMPARTIR: