30 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La organización que actuaba en Alicante, Murcia, Segovia, Valencia y Zaragoza vendía los productos a través de páginas de Internet

Una banda de búlgaros es detenida en España por traficar y vender material arqueológico de gran valor expoliado en su país

Los objetos confiscados por la Guardia Civil
Los objetos confiscados por la Guardia Civil / Guardia Civil
Los agentes intervinieron más de 30.000 piezas de interés entre cerámicas, anillos, fíbulas y monedas entre otros. Trece personas de origen búlgaro fueron detenidas en una operación conjunta entre la Guardia Civil, la policía de Bulgaria, Europol y Eurojust

La Guardia Civil, dentro del marco de la ‘Operación SÁRDICA’  hizo oficial este pasado lunes por la mañana la desmantelación de una organización criminal de ciudadanos búlgaros cuyo propósito era la expoliación y falsificación de objetos arqueológicos. Los agentes estuvieron ayudados en todo momento por la policía búlgara y siempre bajo el marco de la Oficina Europea de Policía (EUROPOL) y el órgano de la Unión Europea encargado del refuerzo de la cooperación judicial entre los Estados miembros (EUROJUST).

La investigación fue llevada a cabo por el Grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil con el apoyo de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Valencia bajo la titularidad del Juzgado de Instrucción número 1 de Torrente (Valencia), que decretó prisión para cinco de los detenidos.

Esta red estaba trazada en varias provincias de España, como Alicante, Murcia, Segovia, Valencia y Zaragoza, y  en otras 4 de Bulgaria. Los agentes detuvieron a estos sujetos por presuntos delitos de Pertenencia a Organización Criminal, Sobre el Patrimonio Histórico, Contrabando, Estafa, Receptación y Blanqueo de Capitales, Falsedad Documental y Alteración de Precios de Concursos y Subastas.

Gracias a la intervención, se pudo recuperar más de 30.000 artilugios provenientes de yacimientos arqueológicos terrestres, principalmente en Bulgaria, además de toda clase de piezas arqueológicas auténticas y falsificadas.

La Benemérita también confiscó 180.000 euros en metálico y abundante material utilizado para detectar metales, otros utilizados para acuñar, fabricar y envejecer objetos que más tarde vendían por Internet.

Objetos arqueológicos vendidos de forma ilegal

La operación comenzó tras la solicitud de colaboración por parte de las fuerzas policiales búlgaras a la Guardia Civil para realizar conjuntamente la investigación sobre la supuesta banda organizada.

El ‘modus operandi’ que tenía esta organización criminal era falsificar los objetos para después ponerlos en venta, principalmente monedas, a través de conocidas páginas dedicadas a este tipo de comercio en Internet. Los delincuentes utilizaban perfiles de usuarios que concertaban entre ellos para elevar los precios de las subastas de los materiales con el fin de conseguir mayores beneficios económicos.

Guardia_Civil_Sardica_2

Los objetos confiscados por la Guardia Civil | Guardia Civil

Los cuerpos policiales pudieron constatar que los líderes de la organización en España vivían en Valencia y mantenían estructuras y ramificaciones en las provincias de Alicante, Murcia, Segovia, Zaragoza y en Bulgaria.

Más de 30.000 artilugios confiscados

Entre los objetos intervenidos destacan las más de 20.000 monedas auténticas y falsificadas. También se incautaron 36 cuños para confeccionar las falsificaciones de monedas antiguas, cerámicas griegas y romanas, tallas romanas en piedra, cascos, urnas funerarias, fíbulas, lucernas, anillos, hebillas, amuletos, puntas de flecha y lanzas.

Además, se confiscaron detectores de metales, materiales y productos para la confección y envejecimiento de muchos de los objetos falsos que fabrican, así como como varias piezas de interés.

Guardia_Civil_Sardica_

Varias monedas de carácter falso | Guardia Civil

Esta operación está catalogada con mucha importancia, ya que no sólo es desarticular una organización criminal que actuaba en España y Bulgaria, sino que también hubo gran cantidad de afectados a nivel mundial por la compra de los productos a través de Internet.

COMPARTIR: