16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Juan Jiménez, alcalde de Puerto del Rosario capital de Fueretventura, ha prescindido del edil tras ser condenado por acoso a la exasesora Ayuntamiento

El concejal majorero José Juan Herrera cesado tras el acoso sexual a Yaiza Sotorrio

José Juan Herrera.
José Juan Herrera.
Durante esta semana se ha abierto una nueva crisis en el Gobierno de Puerto del Rosario (Fuerteventura) tras hacerse pública la sentencia contra José Juan Herrera por acoso sexual a Yaiza Sotorrio. La mujer en aquel momento era asesora en el Ayuntamiento de la ciudad. Ahora, José Juan Herrera ha sido cesado de su puesto.

El partido político del que formaba parte José Juan Herrera Martel, Plataforma por Fuerteventura, se ha pronunciado para rechazar la destitución del concejal tras conocerse la sentencia que le condena por abuso sexual a Yaiza Sotorrio, asesora del ayuntamiento. El partido ha denunciado "indefensión" tras su cese, acordado por los compañeros de gobierno, e insinuando que su salida podría afectar a la estabilidad de la institución.

Esta formación política, que fue constituida en enero, publicó en un escrito a través de sus redes sociales en el que, tras reunirse con la gestora del partido, manifestaban su “apoyo incondicional al concejal José Juan Herrera Martel, miembro promotor del partido político Plataforma por Fuerteventura".

En el mismo comunicado, el partido político confirmó que José Juan Herrera formularía recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Las Palmas "en la línea de defender su inocencia", y trasladaba su rechazo "en las formas" mostradas por sus compañeros a hora de cesarlo.

"Como consecuencia del contenido de la sentencia, y a pesar de que la misma no imposibilita al concejal a desempeñar las áreas delegadas por el Señor Alcalde, el actual grupo de gobierno apoyó la propuesta del cese en sus funciones, colocándolo en una situación de indefensión", critica el comunicado.

Y el texto concluye expresando que "un acuerdo de esta magnitud, tomado de forma precipitada, de espaldas a su compañero del grupo de gobierno, coloca la gobernabilidad del Ayuntamiento en un nuevo escenario político", siendo conscientes de que la salida de Herrera del Gobierno supone una situación de minoría para el gobierno dirigido por el alcalde Juan Jiménez, quien comunicó el acuerdo unánime de PSOE Podemos, Ciudadanos y Nueva Canarias de retirar las competencias que había delegado en José Herrera.

El alcalde ahora apoya a Yaiza

Un día después de hacerse pública la sentencia de condena al concejal José Juan Herrera Martel por un delito continuado de acoso sexual contra una extrabajadora municipal y tras sendas peticiones de CC y PP, el alcalde de Puerto del Rosario, Juan Jiménez, cesó de sus competencias al edil. Jiménez quiso dejar claro que el equipo de gobierno municipal está “firmemente comprometido con los derechos civiles de cualquier persona y eso incluye, y desde ese punto de vista, que estamos con Yaiza Sotorrío en el ámbito del dictamen judicial que le ha dado la razón y que ha sido un largo proceso judicial, de dos años, que imagino lo que ha sufrido”.

Ante la gravedad de los hechos” el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Puerto de Rosario tomó la decisión, de tal manera que las hasta ahora áreas de Herrera Martel (Comercio, Consumo, Obras, Servicios y Cementerios) le fueron retiradas “de manera inmediata”. Y hasta que el alcalde decida la nueva estructura, será el propio Juan Jiménez quien asuma las competencias. El grupo de gobierno municipal también quiso dejar claro su “firme y contundente rechazo ante la lacra social que es la violencia de género en cualquiera de sus formas”.

A la izquierda, José Juan Herrera y a la derecha el alcalde Juan Domingo Jiménez de Puerto del Rosario.

A la izquierda, José Juan Herrera y a la derecha el alcalde Juan Domingo Jiménez de Puerto del Rosario.

La magistrada Alicia María Buendía, titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Puerto del Rosario, el pasado lunes condenó a Herrera Martel con una pena de cuatro meses de prisión y el mismo tiempo de inhabilitación para sufragio pasivo por acoso sexual. Y, además, tendrá que indemnizar a Yaiza Sotorrio con 3.000 euros.

Acoso sexual

El pasado 25 de mayo comenzaba el juicio contra José Juan (Yose) Herrera Martel, el concejal del ayuntamiento de Puerto del Rosario (Fuerteventura) —de la Agrupación de Electores de Puerto del Rosario (AEPR)— acusado de presunto acoso sexual hacia Yaiza Sotorrio Espinel, cuando esta trabajaba como cargo de confianza en el partido de Herrera.

Sin embargo, el juicio no pudo concluir por la incomparecencia de uno de los tres peritos citados, al que la jueza impuso una multa de 600 euros, por lo que el Juzgado de lo Penal suspendió el juicio hasta el 15 de junio.

En este juicio, Sotorrio declaró que Herrera Martel se le insinuó a través de mensajes de Facebook, que le “miraba mucho el escote” y que bromeaba por cómo se vestía y con “que estaba buena”. Una situación que fue “terriblemente desagradable” para la denunciante.

La causa de la denuncia de 2020

Yaiza Sotorrio Espinel, asesora municipal, presentó el 17 de julio de 2020 una querella por acoso sexual contra dos cargos políticos, el concejal del ayuntamiento de Puerto del Rosario, José Juan Herrera Martel, de la Agrupación de Electores de Puerto del Rosario (AEPR) y Juan Domingo Jiménez González, concejal socialista y alcalde del mismo ayuntamiento. En el caso de primero, la denuncia lo situaba como autor directo del acoso sexual y, en caso del alcalde, por su inacción y no haber cesado al concejal Herrera tras la denuncia.

En la exposición de los hechos de la querella, Yaiza Sotorrio —que se presentó como candidata a las municipales de 2019 por AEPR— explicaba que cuando se constituyó el gobierno, con el PSOE a la cabeza, AEPR gestionó las áreas de obras, servicios, transportes, cementerios y patrimonio municipal. Como le correspondía un cargo de confianza (al igual que a las cinco formaciones que formaban el pacto del gobierno), se eligió a Yaiza Sotorrio para ostentar el puesto.

Yaiza Sotorrio.

Según sus declaraciones, unos días antes de su nombramiento empezó todo. El concejal José Juan Herrera Martel se habría comunicado con ella a través de Facebook y, en una primera conversación, “que duró unas tres horas y media”, el concejal le insinuó que quería “mantener relaciones sexuales con ella, especialmente en el despacho del concejal”, recogía la querella.

Este fue el primer episodio de varios más que constan en la denuncia. La querellante explicaba en el escrito que, aunque “no tuvo ningún problema en aguantar dichas insinuaciones y proposiciones (a las que en todo momento dijo que no)”, la situación le empezaba a resultar “pesada y agotadora” debido al cuidado que tenía que poner cerca del edil.

Sotorrio le comentó la situación a Mayra Marichal (concejala de NCA-AMF) y a Manuel Travieso Darias (cabeza de lista de AEPR). Según relataba el escrito, ambos “habían hablando con el alcalde, el cual se había comprometido a que el concejal José Juan Herrera Martel cesara en su actitud”. Esto se mantuvo hasta febrero de 2020. Entonces, Travieso Darias abandonó el Gobierno y José Juan Herrera se quedó como “miembro de la Junta del Gobierno”. Ahí es cuando “volvieron las proposiciones y un poco más tarde las insinuaciones de que si no se accedía a las relaciones sexuales se produciría el cese de la querellante”.

Y así sucedió. El 7 de julio de ese mismo año el alcalde comunicaba a Sotorrio que tenía que cesarla y que la decisión estaba tomada. Según explicaba la denuncia, él no quería “hacerlo, pero Yose (José Juan Herrera)” se lo exigía y daba a “entender que su puesto de alcalde” dependía “de eso”. Este hecho provocó que la querellante tuviera “un ataque de ansiedad”, según recogía el escrito.

COMPARTIR: