27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La familia sigue buscando a este hombre de 43 años, pelo castaño, que mide 1,70 y pesa alrededor de 70 kilos

Santiago Golderas, un año sin pistas: Fue a tirar la basura y no volvió a su casa de Vitoria

Santiago desapareció hace casi un año.
Santiago desapareció hace casi un año.
El pasado 8 de octubre de 2019, Santiago Golderas Jiménez salía de su domicilio en Vitoria-Gasteiz (Álava) para tomar un café y tirar la basura. Fue la última vez que sus familiares lo vieron. Hoy, casi un año después, Santiago, de 43 años, sigue sin aparecer.

Ha pasado ya casi un año desde que Santiago Golderas Jiménez desapareciera en Vitoria-Gasteiz (Álava). El hombre, de 43 años, lleva en paradero desconocido desde el 8 de octubre de 2019, cuando salió de su casa a tomar un café en la ciudad vitoriana. En este sentido, tanto sus allegados como la asociación Sosdesaparecidos no pierden la esperanza y continúan la búsqueda a pesar del paso de los meses.

Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con la hermana de Santiago, Nieves Golderas, para que nos informe de la situación. Nieves explica que no observó nada raro el día que Santiago desapareció: “Se fue a tomar un café y se llevó la basura. Llevaba diez euros encima. Me dijo que después venía, como siempre, y ya no volvió más”.

La hermana del desaparecido asegura que su hermano era una persona “normal, sin ningún tipo de problema mental”. Por ende, no necesitaba de medicación alguna. Santiago tiene el pelo castaño, mide 1,70 y pesa alrededor de 70 kilos. Tiene los ojos marrones y un tatuaje de un dragón en un brazo. Se desconoce la vestimenta que llevaba en el momento de su desaparición.

Santiago lleva casi un año desaparecido.

Nieves apunta que en estos meses ha hecho una ampliación de la denuncia inicial a raíz de un suceso que vivió con un hombre que se presentó en su puerta: “Me estaba esperando en mi portal y me preguntó si era la hermana de Santi”. Cuando Nieves le dijo que sí, este le informó de que, al poco de que colgaran los carteles de la desaparición de Santiago, había estado con él en una casa del municipio de Peñacerrada (Álava): “me dijo que habían estado en una casa deshabitada, vieja, de piedra”.

Allí, habrían entrado en contacto, según lo que este joven le comunicó a Nieves, con un matrimonio de etnia gitana: “Me dijo que era bastante tarde y que llegaron a la casa con un matrimonio gitano. También me dijo que mi hermano tenía muchísimo dinero, muchos billetes de quinientos encima y que vio a esa pareja muy nerviosa, vio las cosas muy feas, se marchó de la casa y no volvió más”. Ante esta revelación, Nieves intentó localizar una casa que se correspondiera con esta descripción en Peñacerrada, pero no encontró vivienda alguna que cumpliera estos parámetros.

Santiago desapareció en Vitoria-Gasteiz.

Por tanto, siguiendo el consejo de la policía, tramitó una ampliación de denuncia para pedir al Ayuntamiento vitoriano información sobre este tipo de casas. En cuanto al chico que le dio la información, Nieves sostiene que “salió corriendo” cuando le pidió su colaboración: “le dije que me acompañara por favor, que tenía coche, y me dijo que no, que no quería problemas con la policía y salió corriendo”.

En cuanto a la colaboración con las autoridades competentes en estos menesteres, la hermana de Santiago afirma que “hace tres meses que no me llaman, que no me dan ninguna información. Siempre tengo que llamar yo. A mí me han hecho muy poco caso. No me han informado de que lo hayan buscado por ningún monte, ni con los perros como se suele hacer. Nada. Me he sentido muy abandonada por las autoridades”.

En caso de tener información sobre la ubicación de Santiago, los testigos pueden ponerse en contacto con Sosdesaparecidos a través de los teléfonos 649952957 y 642650775, activos 24 horas o escribiendo a la dirección de correo  sosdesaparecidos@sosdesaparecidos.es. El caso de Santiago Golderas se une a otras desapariciones de larga duración como la de Josefa Padilla, desaparecida hace diez meses en Quesada, Jaén.

COMPARTIR: