20 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se inician investigaciones paralelas para incoar diligencias en procedimientos administrativos y penales en el juzgado número 9 de Málaga

Los padres estudian denunciar los bulos sobre drogas y noticias falsas en torno al pequeño Julen difundidos en los medios de comunicación españoles

El equipo de trabajo en Totalán (Málaga)
El equipo de trabajo en Totalán (Málaga) / Europa Press
José y Victoria, padres de Julen, el menor que se cayó al interior de un pozo en Totalán (Málaga) estudian iniciar acciones penales y administrativas para exigir responsabilidades por el accidente del pequeño, así como es plantean denunciar a todos los medios de comunicación que han extendido bulos sobre la familia. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ya ha comenzado las investigaciones tuteladas por el juzgado de Instrucción número 9 de Málaga.

Los padres de Julen sopesan la posibilidad de iniciar acciones legales contra todos los medios de comunicación que han difundido bulos relativos a drogas y al accidente del pequeño Julen. Victoria y José están indignados con algunas de las noticias aparecidas en medios de comunicación respecto a la presencia de drogas en la finca de Totalán y las circunstancias que rodearon el accidente. Otras fuentes consultadas sostienen que, en realidad, "alguien intenta desviar la atención sobre el hecho objetivo de que se ha tardado doce días en llegar a Julen y por eso se inventan tantas cosas".

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ya ha comenzado a recabar información en varios lugares, como la toma de declaraciones al pocero que excavó el pozo las investigaciones tuteladas por el juzgado de Instrucción número 9 de Málaga.

Todos los periodistas que se encuentran siguiendo las labores de rescate se preguntan por qué durante todo el tiempo la cara del Estado en Totalán ha sido la subdelegada del gobierno, María Gámez, y no el propio delegado, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que se manifestó públicamente por vez primera vía Twitter con una fotografía de los primeros rescatadores.

Imagen de los trabajos en Totalán.

Tras el rescate de Julen al pozo bajarán especialistas de la Guardia Civil que recojeran muestras, harán fotografías y grabarán imágenes que incorporarán al sumario ya abierto.

Tal y como ya informó elcierredigital.com, un bufete de abogados de Marbella ha encargado informes periciales a un conocido arquitecto de la zona para depurar responsabilidades en torno al suceso. Nadie sabe, hasta el momento, quien ha contratado a este bufete de abogados.

Seguridad en el rescate

Los ocho hombres de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa desplazados desde Asturias accedieron al túnel vertical paralelo para comenzar la excavación de la galería horizontal que conectará con el pozo en el que se busca a Julen, el niño de dos años a las cinco y media de la tarde, doce días después de que el niño cayese a un agujero de 25 centímetros de diámetro y 110 metros de profundidad en Totalán (Málaga) hace ya doce días. La seguridad ha sido la prioridad en el rescate.

Así, según confirmaron desde la Subdelegación del Gobierno, los 26 efectivos de dicho operativo, pertenecientes de la citada Brigada, a la Guardia Civil y al Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, inciaron la operación de rescate después de los problemas surgidos en el momento de realizar el “encamisado” del túnel.

Estos especialistas de rescate, considerados un cuerpo de élite, comenzaron a cavar el acceso horizontal desde la ventana abierta en uno de los tubos, a la profundidad establecida, con palas y martillos neumáticos de aire comprimido. Para ello han usado mascarillas, detectores de oxígeno y permanecieron en contacto con el operativo vía telefónica.

Así, el pasado martes, el exjefe de la brigada Santiago Suárez explicó que el equipo de ocho efectivos trabajaron en turnos de unos 40 minutos, de rodillas o tumbados, aunque la primera pareja estuvo hora y media cavando.

Una vigilia de apoyo organizada por Juan José Cortés

Juan José Cortés, el padre de la pequeña Mari Luz asesinada en Huelva en 2008, celebró a las a las ocho y media de la noche una vigilia “para orar, para rogar” que “Dios haga un milagro”, por el pequeño Julen y dar fuerza a la familia y los mineros.

Juan José Cortés con el padre del pequeño Julen / Europa Press

El colaborador de Elcierredigital.com ha estado cerca de los padres de Julen en los últimos días. Atendiendo a los periodistas, Cortés explicó que los padres “están fuertes, afrontando este último tramo con mucha fuerza” y “no han perdido la esperanza en ningún momento”. También se ha referido a la indignación de la familia por “las injurias, calumnias y basura que se está arrojando a través de algún medio de comunicación”, explicó en referencia a los varios bulos que en los últimos días han circulado referidos a la familia y la investigación policial que se ha iniciado y que ahora estudian detenidamente la familia de Julen para iniciar acciones legales.

COMPARTIR: