08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Juzgado número 3 de Utrera ha tenido que pagar varias indemnizaciones muy altas por la lentitud que acumula este órgano judicial

La familia del tetrapléjico fallecido en Cádiz exige un millón de euros por el retraso en cobrar su indemnización

La familia de Juan Carretero Gil sigue a la espera de que le llegue la indemnización de 1 millón de euros
La familia de Juan Carretero Gil sigue a la espera de que le llegue la indemnización de 1 millón de euros
La familia de jornaleros de Algodonales (Cádiz) ha presentado una nueva reclamación dineraria porque no les ha llegado una indemnización de 1 millón de euros después de que el padre de familia Juan Carretero Gil, ya fallecido, quedara tetrapléjico en 2004.

Después de quedar tetrapléjico el 29 de febrero de 2004 Juan Carretero Gil, tanto él como su familia han esperado a que llegue la indemnización de un millón de euros que le deben dos condenados por provocar un accidente que le dejó prácticamente paralizado. Pero el Juzgado número 3 de Utrera no ha tomado ninguna decisión todavía al respecto debido al retraso que hay en la Administración de Justicia.

El abogado Fernando Osuna, que este juzgado le sale muy caro a los españoles, ya que la administración ha tenido que pagar varias indemnizaciones muy altas por la lentitud del juzgado en cuestión.

El pasado mes de febrero, Osuna explicó a Elcierredigital.com al hombre circulaba en su vehículo para ir a trabajar en la recogida de la fresa en Huelva en un ‘’cochecito malísimo’’ y justo a mitad de camino se topó con dos mulas y sufrió un accidente.

El hombre fue trasladado al hospital, donde estuvo más de 500 días en la UCI y donde se temió por su vida, pero al final salió, pero con graves consecuencias, ya que se había quedado tetrapléjico. Incluso, en ocasiones se le quedaban los intestinos paralizados.

Juan_Carretero_Gil

Juan Carretero Gil postrado en una sillada de ruedas

“El sujeto encargado de las mulas quedó absuelto, el procedimiento penal tardó cinco años y el procedimiento civil sigue coleando”, asegura esté abogado. Este trabajador falleció en 2016 y no recibió ni un euro de la indemnización. Mientras estaba postrado a una silla sufría constantes dolores, depresiones y tenía dificultades para respirar bien.

Una indemnización de 60.000 euros

El caso fue llevado al Ministerio de Justicia y en junio de 2018, el por entonces ministro de Justicia, Rafael Catalá, aprobó facilitarle una indemnización a la familia de 60.000 euros, que tardó en llegar, pero finalmente hace unos meses llegó.

La familia gaditana se apoyó entonces en un artículo de la ley del procedimiento administrativo, el cual señala que, si el funcionario se retrase en el pago de un documento, ya sea por dejadez o por desidia, que se puede incurrir en responsabilidades.

Fernando Osuna ha afirmado para este medio que, los condenados, al no poder pagar el millón de euros a la familia de Juan Carretero, tuvieron que embargarles los derechos hereditarios en los que se incluyen una finca perteneciente al padre de ellos.

Juan_Carretero_Gil_2

Juan Carretero Gil falleció sin poder recibir la indemnización

En cuanto al juzgado número 3 de Utrera, ha sido inspeccionado y en él han cambiado a varios funcionarios y han puesto a una nueva juez debido a la dejadez y lentitud de los anteriores trabajadores.

En la familia prácticamente todos son jornaleros de carácter humilde y con poca renta, por lo que la llegada de la indemnización de un millón de euros sanearía sus deudas, ya que una persona tetrapléjica necesita muchos cuidados y esto requiere muchos gastos referentes a su manutención.

COMPARTIR: