28 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil entrevista a las trabajadoras dedicadas a la prostitución para intentar detectar casos de trata de personas como en toda España

Inspeccionan clubes de alterne de Zaragoza para asegurarse que se respeta el Estado de Alarma

Los agentes inspeccionando las habitaciones.
Los agentes inspeccionando las habitaciones.
La Guardia Civil ha estado realizando inspecciones a los clubes de alterne y otros establecimientos de índole similar en la ciudad de Zaragoza para asegurarse que cumplen las restricciones establecidas en el estado de alarma. También han estado entrevistando a las trabajadoras dedicados a la prostitución con el objetivo de detectar posibles casos de tráfico de personas y asegurarse que están en buen estado de salud y que no tienen dificultades para adquirir productos de primera necesidad.

La Guardia Civil ha realizado este jueves una inspección en los locales del alterne de la ciudad de Zaragoza para asegurarse que se cumplen las medidas establecidas en el Real Decreto 463/2020, donde se especifican las formas de evitar el contagio y las normas que hay que acatar mientras dure el estado de alarma.

Las inspecciones de salud durante este mes de abril han corrido a cargo de efectivos pertenecientes a la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Zaragoza. Esta unidad ha comprobado que tanto los clubes de alterne como otros locales de naturaleza similar acatan el cumplimiento de las normas establecidas para la cuarentena y se mantienen cerrados de manera temporal hasta que el Gobierno autorice la apertura de los mismos.

La Guardia Civil inspeccionando locales.

Los agentes han entrevistado a las personas, mujeres y trabajadores, dedicados a la prostitución para informarse sobre las condiciones y estado de salud en las que se encuentran las mismas. La finalidad es asegurarse que no se están llevando a cabo actividades irregulares de ningún tipo como la trata de personas, ya que muchas de las víctimas que sufren de esto presentan heridas u otros signos evidentes de violencia.

Los agentes también han tomado en consideración las posibles carencias en cuanto a la adquisición de bienes de primera necesidad y tienen órdenes de prestar a estos trabajadores todo el apoyo posible en caso de que fuese necesario.

Durante esta operación no se ha detectado irregularidad alguna o violaciones relacionadas a las medidas de confinamiento, tampoco una situación precaria de las personas dedicadas a la prostitución.

A pesar de los informes oficiales de la Guardia Civil, cabe resaltar que debido al estado de alarma alrededor de unas 2.000 mujeres que ejercen la prostitución en España han tenido que dejar de trabajar en los hoteles donde se alojan y se desconoce el destino que les espera como consecuencia de esto.

Estas operaciones por parte de la Guardia Civil se enmarcan dentro de las actuaciones para luchar contra el tráfico de personas ya que, según las cifras otorgadas por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) durante el año 2017, año más reciente del que se tienen datos, al menos 80.000 personas alrededor de todo el mundo fueron víctimas de este tipo de tráfico.

COMPARTIR: