27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su víctima, Francisco Doctor, de 64 años, fue apuñalado en marzo de 2019 en el barrio de Entrevías tras una discusión entre vecinos sobre unos perros

Jesús Campos 'El Chule', el presunto asesino del clan de Los Visita: "Se le cayó un cuchillo, lo cogí y di dos viajes al aire"

El Chule durante el juicio.
El Chule durante el juicio.
Jesús Campos Borja, el Chule, tiene 20 años y un complicado futuro judicial por delante. Desde este martes se le juzga por homicidio o asesinato en la Audiencia Provincial de Madrid por un jurado popular. Se le acusa de la muerte de Francisco Doctor, un vecino de 64 años, Paco, que recibió una puñalada en la garganta en el barrio madrileño de El Pozo del Tío Raimundo tras una riña vecinal.

Jesús Campos ya ha reconocido en el juicio que aquel 17 de marzo de 2019 le dio una cuchillada en la garganta a su vecino Paco durante una discusión por las cacas de unos perros en el barrio de El Pozo del Tío Raimundo, donde ambos vivían. El Chule también dijo que el asesinato fue accidental: "Mi mujer me avisó de que mi padre se estaba peleando y al bajar, a uno de ellos se le cayó un cuchillo. Lo cogí y di dos viajes al aire porque me los quería quitar de encima. Pude darle en la cabeza", admitió a preguntas de la Fiscal.

Después del suceso, El Chule y su padre David, El Yaqui, de 42 años, se fueron de la zona y permanecieron escondidos hasta que el joven se entregó a la Policía del distrito madrileno de Hortaleza el 27 de marzo de 2019, diez días después del asesinato. Inmediatamente se decretó su ingreso en la prisión de Alcalá Meco.

   Jesús Campos en  una foto antigua.

El Chule pertenece al clan de los Visita, asentado durante más de 40 años en este barrio del distrito de Puente de Vallecas. Jesús es hijo de David y nieto de Visitación Arincón Hernández y Juan Campos Vargas. La abuela ya fallecida dió nombre al clan, Los Visita, que se dedican en su mayoría a la venta de verduras y frutas por los mercadillos de Madrid. A pesar de su juventud, El Chule ya está casado y ha tenido sus encontronazos con la Justicia por lesiones, delitos de sangre y tráfico de drogas.

El matrimonio tuvo diecinueve hijos. Manuel, Rafael, Casiano, Juana, Diego, Juan, Lucas, Luis, Francisco, Gemma, Gerónima, Jesús, Dolores, Irene, Ramón, Roque, Rosario, Visitación y David, éste último "El Yaqui", padre de El Chule, e imputado por un delito de lesiones. Todos ellos se casaron y tuvieron hijos e incluso nietos, así que Los Visita son muchos en Madrid, alguno incluso en La Carolina (Jaén), pero la mayoría vive en Puente de Vallecas, en el barrio de Palomeras, Entrevías y El Pozo del Tío Raimundo. Entre todos pasan largamente del centenar de personas.

Protestas vecinales

Tras la muerte de Francisco Doctor los vecinos comenzaron a protestar y generaron disturbios durante varias noches para que Los Visita que quedaban se fuesen del barrio. Finalmente, tras entregarse el joven las mujeres de su familia hicieron las maletas y recogieron el 31 de marzo.

El Chule en su cumpleaños.

La intervención de José Lozano, tío Rafael, patriarca gitano al que reconocen como tal las 136 familias gitanas de El Pozo, hizo que las aguas volviesen a su cauce. La "Ley Gitana" no escrita pero respetada por todos los gitanos dicta que cuando hay un asesinato la familia del presunto culpable debe abandonar el barrio y vender la casa. Algo que parece que ocurrirá con Los Visita.

La Fiscalía pide 23 años de cárcel para El Chule por un delito de asesinato y lesiones con alevosía e instrumento peligroso, mientras que la acusación particular eleva la petición a 34 años de cárcel. Su padre, David, está acusado de tres delitos leves. El abogado de Jesús Campos pide un delito de homicidio imprudente y no un asesinato, como defiende la fiscal, ya que la víctima fue atacada por detrás y por sorpresa. El Chule también ha negado que subiera a su casa para coger un cuchillo exprofeso para cometer la agresión.

El Yaqui argumentó en su defensa que cuando salió de casa se encontró a varios de sus hermanos en el suelo y que entonces "se abalanzaron contra mí cinco personas. Ellos eran muchos y nosotros pocos. Al ver la sangre, dijimos, vámonos", ha dicho.

Sin embargo, según la acusación el padre del Chule golpeó con un palo de escoba en la cabeza a dos personas. Entonces El Chule regresó a su domicilio para coger un cuchillo y de vuelta al lugar de la reyerta, "de forma sorpresiva y por la espalda, sin que tuviera ninguna posibilidad de defensa", clavó el instrumento a una persona en la cabeza, causándole lesiones que tardaron 30 días en curar.

Le seccionó la arteria carótida

A continuación, "y también de espaldas, sin ninguna posibilidad de defensa", el acusado clavó el cuchillo en la garganta a la víctima mortal, seccionándole la arteria carótida y provocándole inmediatamente la muerte tras una parada respiratoria por shock hipovolémico. Paco tenía 64 años.

  Las protestas en El Pozo del Tío Raimundo duraron varios días.

Tras caer al suelo Francisco por la puñalada que recibió en el cuello, todos los miembros del clan gitano que habían intervenido en la pelea huyeron del lugar. El Chule huyó con su padre, y los dos fueron cambiando de domicilio a diario para evitar ser detenidos. Hasta el 27 de marzo cuando Jesús Campos se entregó en la comisaría de Hortaleza. Después el Pozo del Tío Raimundo ha vuelto a la normalidad y la tensión que hubo durante aquellos días quedó disuelta.

Además, la Fiscalía reclama una indemnización de 70.000 para la viuda de Francisco en concepto de responsabilidad civil y de otros 60.000 euros para cada uno de sus tres hijos. El otro acusado, El Yaqui, deberá indemnizar si es declarado culpable con un total de 1.700 euros a las tres personas que dejó heridas.

COMPARTIR: