01 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Denuncian que no se generalice a la hora de juzgar a la comunidad gitana y llaman a la población a unirse en convivencia

Patriarcas gitanos piden orden en la desescalada a su pueblo y respeto para ellos a la sociedad

La comunidad gitana pide orden y respeto para la convivencia mutua
La comunidad gitana pide orden y respeto para la convivencia mutua
Personas diferentes nacionalidades, etnias o estatus social se han saltado las normas durante este confinamiento o han cometido delitos  y actos vandálicos o prohibidos por el estado de alarma. Es por ello que desde diferentes personalidades de la comunidad gitana quieren transmitir un mensaje de respeto y de calma, para mejorar la convivencia, tras ver como se difunden mensajes racistas y discriminatorios ligados a la crisis del COVID-19.

Durante el confinamiento decretado por el estado de alarma, se han producido algunos episodios de enfrentamientos de clanes y otros episodios que los gitanos han denunciado por discriminatorios hacia su pueblo, alguno relacionado con las fuerzas y cuerpos de seguridad, que circulan por redes sociales.

De la misma manera, la comunidad gitana se ha visto señalada en las últimas semanas por el racismo y la discriminación ligados al coronavirus, siendo acusados en algunas ocasiones ser portadores del virus y contagiar por el hecho de ser gitanos. Ante la difícil situación actual y la grave crisis que vamos a vivir, desde la comunidad gitana hay voces que piden establecer un respeto mutuo para poder convivir en paz. 

José Dual, personalidad gitana representativa en Castilla y León a traves de diferentes asociaciones como Mundo Abierto, comenta a elcierredigital.com que "Desde nuestra la cultura trabajamos siempre para la concordia del pueblo gitano y la sociedad, queremos ser el puente para el diálogo. Algunos individuos pretenden fomentar el odio y el racismo, pero no se pueden sacar de contexto las cosas y generalizar". 

Este gitano, originario de Aranda de Duero (Burgos), señala que "vivimos en un pueblo donde hay libertad y nos protege la Constitución, pero hay que hablar desde el respeto. Nuestro pueblo está ofendido con algunas actitudes y ahora necesitamos unirnos".

Denuncian un episodio de racismo por parte de autoridades policiales

 De este modo, ante las actuaciones fuera de lugar que hayan tenido gitanos durante el confinamiento, José explica que "por nuestra parte llamamos a nuestra gente a la responsabilidad, pero también queremos decir a la sociedad que en un rebaño siempre hay ovejas negras y no es de razón generalizar siempre".

Por ello, asegura que "si hay que llevar ante la justicia a los que lo hacen mal que se haga, pero no puede haber un abuso de poder. Igual que hay políticos que han ido presos y curas que han violado por ejemplo, no se puede decir que todos sean así".

En este sentido, José manifiesta que en los medios de comunicación "siempre se habla de los gitanos que roban, que trafican o que hacen cosas malas, pero  nunca hablan de los gitanos periodistas, pintores, profesores, médicos, sanitarios...".

juan_cortes

Juan Cortés, "Tío Juan", uno de los gitanos que apoya el mensaje de respeto

Jesús Jiménez, gitano de Alcañiz (Teruel) y activista en diferentes asociaciones como la Plataforma Nacional para el Progreso Gitano y temas sociales como el de los menores tutelados, explica a este periódico su visión de la situación actual: "Ya se ha repetido varias veces en la historia momentos de guerras y epidemias, donde las comunidades más vulnerables sufren discriminación".

En este sentido, asegura que "Es muy diferente el gitano de barrio de ciudad que el de un pueblo. Suele haber más conflictos en las grandes urbes, donde hay más marginalidad y se crean guetos y existe más marginalidad".  Asimismo, otro de los problemas para Jesús es que siempre se cargan las culpas los más débiles: "la mayoría de gitanos vive al día, en el mercado, en la chatarra...y si no salen a trabajar muchos no comen. Entonces, muchas veces la sociedad necesita gente que pague el pato".

En cuanto a los episodios que se han denunciado en redes sociales con los cuerpos y fuerzas de seguridad, Jesús señala que "si un gitano es un follonero no dicen que sólo ese gitano es así, sino que generalizan a la comunidad entera. Ese es el gran problema".

Por todo ello, desde la comunidad gitana piden respeto y que no se les juzgue a todos porque haya algunos de ciudadanos gitanos que no cumplan las normas. "Las formas que veo de convivencia las veo mal, porque una persona por ser gitana ya está la sospecha sobre él. Pedimos que la convivencia sea mutua y se entiendan las circunstancias de cada uno, que no haya actos de racismo y sobre todo que haya respeto", concluye Jesús.

COMPARTIR: