22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El padre de las niñas de Tenerife "vivía en su mundo, con una conducta un tanto impulsiva, hiperactiva o, quizás, un comportamiento inmaduro"

El lado ‘oscuro’ de Tomás Gimeno según su entorno: "Un hombre que intentaba impresionar a las mujeres por su físico y su nivel económico"

El Cierre Digital en Tomás Gimeno.
Tomás Gimeno.
ElCierreDigital.com accede a declaraciones del círculo de amigos de Tomás Gimeno, tras permanecer ya desaparecido con sus hijas menores, Anna y Olivia, durante veinte días. Su entorno manifiesta que podría llevar una ‘doble vida nocturna’ al margen de su familia en la que se mostraba ‘arrogante’ y ‘seductor’ con jóvenes a las que intentaba impresionar con su físico y su nivel económico.

Se cumplen veinte días de la desaparición el pasado 27 de abril en Tenerife de Tomás Gimeno, junto a sus hijas, Anna, de 1 año, y Olivia, de 6, pero la madre de las menores, Beatriz Zimmerman,  no pierde la esperanza de recuperar a las niñas sanas y salvas, pese a su angustia y preocupación por su paradero, aún desconocido. Sus perspectivas han trascendido por una carta que ha hecho pública el día de su cumpleaños, el 14 de mayo, en la que sin resignarse, expresa un ‘basta ya’, ante esta situación desesperada.

La Interpol investiga el destino de las pequeñas desaparecidas tras una orden de búsqueda internacional emitida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Güimar, sobre un presunto delito de secuestro. No se descarta que Tomás Gimeno, presuntamente, pudiese haber contactado con responsables de las mafias de pateras de inmigrantes irregulares de Marruecos hacia Canarias para huir con sus hijas hacia África o Sudamérica y de esta manera, evitar ser localizado. No obstante, se barajan todas las posibilidades. Desde una huida a que sigan dentro de la isla de Tenerife. 

Así, la otra hipótesis que maneja la UCO de la Guardia Civil, según avanzaron fuentes cercanas a la investigación a este medio, es que "nunca salió de esta isla o del archipiélago canario". El peor desenlace sobre la desaparición de las niñas también opera en la búsqueda exhaustiva que realiza el equipo de guardias civiles por tierra, mar y aire, pero por el momento, "no existen indicios" que apunten hacia ese fatal escenario, según informan a Elcierredigital.com.

En este sentido, la Guardia Civil ha accedido al entorno familiar y social de Tomás Gimeno para reconstruir los hechos de su desaparición junto a sus hijas la tardenoche del 27 al 28 de abril, así como han interrogado a perfiles cercanos al padre de las niñas, en busca de pistas clave.

Cargador usado por Gimeno para su móvil y detrás el cuarto donde lo cargó.

Precisamente, una de las pista que siguen los investigadores fue lo que aconteció en el puerto de Santa Cruz de Tenerife donde Tomás Gimeno tenía varada su embarcación. Las cámaras de este puerto deportivo ya han sido revisadas en varias ocasiones por la Guardia Civil. 

Elcierredigital.com ha logrado conseguir el famoso cargador que Gimeno compró en una gasolinera cercana a dicho puerto y con el que cargó la batería de su teléfono móvil en una dependencia de este puerto. "Tomás, te dejas el cargador", le indicó el guarda de seguridad al padre de Anna y Olivia. "Quédatelo. No lo quiero, para ti", le contestó Tomás Gimeno.

Este aconteciendo es también significativo para los investigadores del caso, el hecho de que fuera a comprar con un urgencia un cargador para luego no llevárselo en el barco. Según los investigadores, podría ser que sólo quisiera mandar un último mensaje amenazante y de despedida a su exmujer Beatriz Zimmerman. 

El 'lado oscuro' de Tomás Gimeno

ElCierreDigital.com ha accedido a manifestaciones del entorno de amistades de Tomás Gimeno que desvelan que "el padre de las niñas podría llevar una ‘doble vida nocturna’ en Tenerife, al margen de su hogar con la madre de sus hijas, antes de su separación de pareja, disolución acaecida en el verano de 2020".

"Durante las escapadas fiesteras de Tomás Gimeno, noches en las que acudía a la discoteca BONGO de Tenerife y a un kiosko de verano, denominado T-5 y ubicado en la Playa de Las Teresitas de Santa Cruz de Tenerife, se mostraba ‘arrogante’ y ‘seductor’ con las féminas, especialmente con jóvenes mujeres a las que intentaba impresionar por su aspecto físico y económico", explican desde su círculo personal a Elcierredigital.com.

Algunos testigos del entorno de Tomás Gimeno aluden que "era habitual verle con sus amigos en bares de copas, ligando con mujeres de acento latino porque le encantaban, viviendo en su mundo, con una conducta un tanto ‘hiperactiva’, ‘impulsiva’, o  quizás, un comportamiento inmaduro".

Estas fuentes cercanas a Tomás Gimeno sostienen que "como padre no sería capaz de acabar con la vida de sus hijas, ni hacerse daño a sí mismo, sino más bien, de asegurarse un bienestar económico en otro país con las menores", pero tampoco descartan las hipótesis que barajan sobre su "inmadurez personal, o que fuera capaz de hacer algo terrible con sus vidas".  El especialista Jorge López-Vallejo ya realizó para nuestro medio un perfil psicológico del padre de las niñas desaparecidas donde indicaba que era una personalidad con ciertos rasgos de "celopatía, narcisismo, maquiavelismo y psicopatía". 

Embarcación de Tomás Gimeno incautada por la Guardia Civil. 

Por otra parte, desde el entorno de Gimeno, apuntan sobre la posibilidad de que la noche de la desaparición del padre con las pequeñas, "pudiese haber fondeada alguna embarcación cercana a la costa de la Playa de Antequera en Santa Cruz de Tenerife, ubicación cercana al Puerto La Marina, lugar donde fue visto Tomás por última vez, para huir con sus hijas con ayuda de presuntos cómplices".

"Es un hecho popularmente conocido, que esta zona de Antequera, es un lugar escogido por narcopateras o lanchas que transportan drogas, para acercarse a las costas de Tenerife por las noches, debido a la escasa iluminación en esta playa y el escaso tráfico, lo que podría facilitar la salida de la isla de Tomás Gimeno".

Este mismo entorno indica que podía haber contado con "la presunta ayuda de alguna organización para llevar a cabo su plan de huida, así como la utilización de alguna ruta de escape conocida por estas narcopateras", como otra presunta posibilidad, señalan estas mismas fuentes, desde el convencimiento de que esta podría ser otra pista que pudiera estar investigando la Guardia Civil, desde la noche de su desaparición en Tenerife.

COMPARTIR: