25 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Nadie la echó de menos durante todo este tiempo hasta que una sobrina, que vive en Israel, avisó a la Policía de que llevaba mucho sin saber de ella

Encuentran en una casa de Madrid el cadáver momificado de una anciana de 83 años que murió en 2014

La vivienda del barrio de La Guindalera donde se halló el cadáver momificado.
La vivienda del barrio de La Guindalera donde se halló el cadáver momificado.
La Policía Nacional encontró la semana pasada en un domicilio de Madrid el cadáver momificado de una anciana de la que nadie sabía nada desde hace cinco años y que habría fallecido por causas naturales a principios de 2014, según informan fuentes policiales.

La fallecida, Amanda Jospe, de 83 años, vivía en la calle Alonso Heredia número 31, en el barrio de La Guindalera, en el distrito madrileño de Salamanca, y nadie la echó de menos durante todo este tiempo hasta que una sobrina, que vive en Israel, avisó a la Policía de que llevaba mucho sin saber de ella, según desvela El Mundo. 

La calle Alonso Heredia de Madrid.

Como informa el periódico, los agentes se personaron en la vivienda la semana pasada y se encontraron con la puerta cerrada. Tras hablar con algunos vecinos, que llevaban años sin verla, y con el portero, que ha estado todo este tiempo recogiendo su correspondencia, decidieron llamar a un cerrajero para entrar en la vivienda.

Ya dentro, la Policía se encontró el cadáver de la mujer momificado en el suelo de la cocina. Según la autopsia, a la que hace referencia El Mundo, la mujer pudo morir de un ictus, se descartó cualquier tipo de violencia y se calculó la fecha del fallecimiento a principios del 2014.

COMPARTIR: