23 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil ha detenido a trece personas y se ha incautado de 22 gallos de pelea en la localidad vallisoletana de Tordesillas

Una nueva operación contra las peleas de gallos en Tordesillas pone al descubierto el auge de este negocio ilegal

La opperación se ha saldado con 13 detenciones y 22 gallos de pelea
La opperación se ha saldado con 13 detenciones y 22 gallos de pelea
La Guardia Civil pilló in fraganti a los implicados en el negocio de las peleas de gallos en Tordesillas, Valladolid. La operación se saldó con trece detenidos y 22 gallos de combate español incautados. Estos hechos ponen de relieve el auge,denunciado por elcierredigital.com, de una práctica ilegal que ha proliferado en los últimos años en España.

Una nueva operación contra las peleas de gallos se ha saldado con la detención de trece personas de edades comprendidas entre los 30 y 58 años como presuntos autores de un delito relativo a la Protección de la Flora, Fauna y Animales Domésticos (Maltrato Animal), al considerar que han maltratado injustificadamente a pollos de pelea.

La Guardia Civil, en el marco de la Operación Gallustor, ha intervenido el pasado domingo 30 de junio 22 gallos de pelea en Tordesillas (Valladolid), en una nave de los extrarradios de esta localidad. Cuatro de los animales encontrados presentaban heridas de diversa consideración, totalmente ensangrentados, tras haber participado en peleas, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado. Asimismo, se intervinieron 1.000 euros procedentes de las apuestas que se realizan en este tipo de actividad ilegal.

Las investigaciones se iniciaron dentro del operativo que el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil realiza para luchar contra la organización y ejecución de peleas clandestinas de gallos de la raza combatiente español, en las que se lleva a estos animales hasta la muerte.

gallo-combatiente-espanol

Un ejemplar de gallo de la raza combatiente español

Se trata de una raza de gallos originaria de España y especialmente abundante en Andalucía y Canarias, que se emplea en este tipo de eventos por su actitud de combatir contra gallos de su misma especie.

Los investigadores detectaron a un vecino de Cantabria, dedicado a la cría de gallos, que estaba interesado en organizar peleas de gallos en la provincia de Valladolid. Posteriormente interceptaron una reunión entre varios propietarios de los gallos en una nave de la localidad de Tordesillas, para realizar los combates y peleas clandestinas de gallos.  Los detenidos fueron sorprendidos in fraganti en plena actividad delictiva que, tras abrirles diligencias en el Juzgado de Guardia de Valladolid, fueron puestos en libertad con cargos.

Los gallos estaban colocados en cajoneras y jaulas y contaron hasta un total de 22 aves. Además, se encontraron útiles para la manipulación de los espolones de las aves, y así hacerlas más agresivas.

gallos-pelea-trece-detenidos

Agentes de la Guardia Civil incautando los gallos utilizados para peleas ilegales

También se están investigando las posibles apuestas ilegales en torno a este tipo de actividades clandestinas. Los detenidos se desplazaban desde comunidades limítrofes como Cantabria, Asturias, Segovia y Palencia, además de Valladolid.

Los animales heridos fueron trasladados al Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS), dependiente de la Junta de Castilla y León, donde recibieron atención veterinaria de forma inmediata.

Las consecuencias penales pueden suponer cárcel

Esta es sólo la última operación contra el maltrato animal que se da en España en torno a las peleas de gallos y de perros. Tan solo hace dos semanas la Policía denunció en Sevilla a un joven de 18 años por un delito de maltrato animal, después de haber desmantelado un ‘reñidero’ de gallos de pelea en esa misma ciudad.

Del mismo modo, en mayo la Guardia Civil detuvo a otras 19 personas en la localidad cántabra de Cartes por organizar y participar en peleas de este tipo de aves. Entre los implicados se encontraban menores.

Sólo un mes antes, 182 personas fueron detenidas como presuntos autores de un delito de maltrato animal cuando participaban en el Campeonato Nacional de Peleas de Gallos. Los agentes también encontraron 103 gallos, de los cuales seis ya estaban muertos, en una gallera (recinto destinado a peleas de gallos) situada en un paraje ubicado en la localidad murciana de Sangonera La Verde donde el propietario había establecido el cuartel general.

En España, la regulación sobre peleas de gallos es competencia de las comunidades autónomas y su práctica está perseguida penalmente. El Código Penal español contempla desde 2015 penas de prisión para los responsables de actividades ilegales de peleas de animales como perros y gallos. Durante los últimos años se han llevado a cabo en diversas zonas de España más de una veintena de actuaciones policiales contra actividades ilegales de peleas de gallos, en concreto contra el gallo combatiente español.

Ángel Ortega, ‘El Maestro’ de las peleas de perros

En cuanto a las peleas de perros, como ya contamos en elcierredigital.com, tienen mucho tirón en determinadas zonas del territorio español entre los apostadores. En concreto, la ciudad de Valencia tiene cuatro barrios donde se crían, venden y organizan peleas de perros potencialmente peligrosos: Malilla, Fuente de San Luis, Natzaret y el Cabanyal.

Pero si hay una persona que se hizo un nombre a costa del negocio de las peleas de perros es Ángel Ortega, un hombre que se ganaba la vida montando circuitos de combates de canes clandestinos por toda España. Más conocido como ‘El Maestro’, es el rostro más famoso de una red internacional que muevía cantidades millonarias de euros cada año.

Pelea_de_perros

Ángel Ortega tenía 230 perros adiestrados para participar en peleas ilegales

Hasta que en 2017 se le acabó el negocio. En febrero de ese mismo año el Grupo de Medioambiente de la Policía Nacional desmontó la banda organizada de Ángel Ortega.

‘El Maestro’ contaba con al menos 230 perros de diferentes razas adiestrados para matar y que compiten en torneos regionales por la Península Ibérica. Los ganadores se clasifican para el campeonato nacional y los que sobreviven en las batallas finales pasan a participar en un torneo mundial que los lleva de viaje hasta China o Tailandia.

COMPARTIR: