17 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La sentencia le absuelve de los delitos de malversación y societario, pero le condena a abonar más de 466.000 euros en indemnizaciones

El desfalco del Museo Balenciaga: Más de cuatro años de prisión para el exalcalde de Getaria, Mariano Camio, por deslealtad

El Museo Balenciaga, en Getaria.
El Museo Balenciaga, en Getaria.
El Juzgado de lo Penal número 2 de San Sebastián ha condenado al exalcalde de Getaria Mariano Camio (PNV) a una pena de 4 años y 6 meses de prisión por las irregularidades cometidas en la construcción del Museo Balenciaga de la localidad guipuzcoana. El ex regidor ha sido condenado como autor de "un delito continuado de administración desleal" y otro de "falsificación continuada en documento mercantil" y al pago de más de 466.000 euros a la fundación del museo y a la sociedad Berroeta Aldamar.

La sentencia, fechada este pasado jueves, establece una pena de prisión de dos años y seis meses para Mariano Camio por el delito de administración desleal, que lleva aparejada la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y multa de diez meses, con una cuota diaria de 8 euros con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago.

La juez absuelve a Camio del delito de malversación y del delito societario en "su modalidad de denengar o impedir a un socio el ejercicio de los derechos de información objeto de acusación", y le insta a abonar a la Fundación Cristóbal Balenciaga la cantidad de 43.687,84 euros y a la mercantil Berroeta Aldamar la cantidad de 426.093,94 euros.

Interior del museo.

Esta sentencia, ante la que puede interponerse recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Gipuzkoa en un plazo de diez días hábiles, absuelve del delito de intrusismo objeto de acusación al arquitecto Rolando Paciel, encargado de supervisar las obras cuando el titular Julián Arguilagos se fue a vivir a Miami sin estar finalizado aún el museo y en la actualidad en paradero desconocido.

El juicio por las presuntas irregularidades en la construcción del museo Balenciaga de Getaria, de las que se acusaba al exalcalde de la localidad, Mariano Camio (PNV), así como al arquitecto cubano Julián Arguilagos, que se encuentra en paradero desconocido y sobre el que pesa una orden internacional de búsqueda y entrega infructuosa, y el también arquitecto cubano Rolando Paciel, se inició el pasado 9 de abril.

A lo largo del juicio, que se inició con la declaración de Camio y Paciel, han pasado por los juzgados donostiarras testigos como el sobrino del modisto guipuzcoano Agustín Medina Balenciaga o Miren Arzallus, que fue responsable de colección y exposiciones del museo, inaugurado en 2011.

La Fiscalía y la acusación particular pedían ocho años de prisión para Camio por diferentes delitos presuntamente cometidos en su gestión del proyecto de construcción del espacio museístico, acusándole de haber favorecido a Arguilagos, al que encargó el proyecto pese a no tener convalidado el título de arquitecto en España, y para el que pedían cuatro años de cárcel.

COMPARTIR: