11 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación para tratar de dar con los autores del crimen

Muere una mujer rumana en un posible ajuste de cuentas en el barrio zaragozano de Moveras

La Policía Nacional en el lugar de los hechos
La Policía Nacional en el lugar de los hechos
La mujer de 28 años, de nacionalidad rumana y cuyas iniciales son M. M., fue emboscada por dos hombres que huyeron a gran velocidad en un coche rojo tras dispararla con una pistola pequeña.

Una mujer de nacionalidad rumana falleció en la noche del miércoles debido a varios disparos en el barrio de Moveras (Zaragoza). La víctima, de 28 años e identificada como M. M., fue sorprendida por dos hombres que le dispararon con una pistola pequeña y huyeron a toda prisa en un coche rojo.

La Guardia Civil y la Policía Nacional desplegaron un importante dispositivo para intentar dar con los individuos que asesinaron a esta mujer, que no murió en el acto, pero las lesiones graves sufridas a causa de los disparos fueron las que acabaron con su vida.

Los agentes de los dos cuerpos de seguridad desplazaron varias patrullas para peinar tanto el barrio de Movera como el de Pastriz, que se encuentra muy próximo al lugar de los hechos. La Policía Nacional, que se ha hecho cargo del caso, también montó varios controles en las carreteras cercanas a la zona para tratar de encontrar a los presuntos asesinos.

El miércoles por la noche, la Jefatura Superior de Aragón no se atrevía a adelantar el posible móvil del asesinato, aunque podría ser un ajuste de cuentas debido a que los dos hombres sabían a qué hora llegaría a su casa la mujer. Los pistoleros aguardaron a que la joven llegara a su casa, bajaron de su vehículo y abrieron fuego contra ella.

La_Policia_Nacional_se_ha_hecho_cargo_de_la_investigacion_para_dar_con_los_presuntos_asesinos

La Policía Nacional en el lugar de los hechos 

Según fuentes policiales, junto a la fallecida viajaba también en el coche su hermana, que no resultó herida, por lo que se presupone que el único objetivo era la víctima. Fuentes cercanas al entorno indicaron al medio Heraldo que vieron a la mujer haciendo algunas compras en el barrio de La Cartuja.

El tiroteo hizo que los vecinos salieran asustados a la calle, ya que la urbanización situada en Moveras es una zona tranquila en la que viven pocas familias. Por eso, los funcionarios del Grupo de Homicidios estuvieron entrevistando durante la noche del miércoles a varios habitantes de este lugar para intentar recopilar todos los datos posibles de los homicidas que se dieron a la fuga.

Todo apunta a un ajuste de cuentas

La probabilidad de que sea un ajuste de cuentas es muy alta, debido a que el compañero sentimental de la víctima, de nacionalidad española, se encuentra en prisión, donde cumple condena al verse relacionado con una plantación de marihuana.

Al parecer, el recluido recibió un permiso del centro penitenciario de Zuera para acudir al médico con la ahora fallecida, aunque este dato no pudo ser confirmado de forma oficial.

Por su parte, la alcaldesa de Movera, Esperanza Calvazo, lamentó ‘’profundamente’’ lo ocurrido. Al no tener tanta información la regidora de esta zona de Zaragoza sólo pudo señalar que la urbanización de la víctima habitualmente se inunda cada vez que se desborda el Ebro y ‘’es por ello que casi no queda gente viviendo allí’’.

COMPARTIR: