22 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presunto autor del crimen, pareja de la víctima y en prisión desde el pasado jueves, mantuvo el cuerpo en un refrigerador desde septiembre de 2017

La joven rusa de 22 años descuartizada en Alcalá de Henares, cuyo cadáver fue hallado en un congelador, falleció de dos puñaladas por la espalda

El presunto asesino y su víctima eran pareja.
El presunto asesino y su víctima eran pareja.
La víctima, de origen ruso, llevaba desaparecida desde septiembre de 2017. Fue asesinada de dos puñaladas por la espalda, según revela la autopsia practicada. Sus restos fueron encontrados este pasado 7 de febrero en la vivienda de su pareja sentimental, Manuel M.A., de 42 años, que tenía el cadáver guardado en un refrigerador ubicado en su propia habitación. El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Alcalá de Henares es ahora el órgano competente para investigar los hechos.

La autopsia preliminar de los restos de la joven de 22 años cuyo cadáver descuartizado fue hallado el jueves pasado en una vivienda de la localidad madrileña de Alcalá de Henares, ha desvelado que murió de dos puñaladas por la espalda, según han confirmado a elcierredigital.com fuentes de la investigación.

La mujer, de origen ruso y de 22 años de edad, llevaba desaparecida desde septiembre de 2017 y sus restos mortales fueron encontrados congelados dentro de un refrigerador el pasado 7 de febrero por la tarde, en la vivienda en la que vivía actualmente la pareja sentimental de la víctima, Manuel M.A., un ciudadano español de 42 años natural de Linares (Jaén), casi veinte años mayor que ella, sin antecedentes penales y que fue detenido esa misma noche.

El supuesto autor de los hechos se encuentra ahora en el centro penitenciario de Madrid 2, después de que el sábado pasado el Juzgado de Instrucción número 2 de Alcalá de Henares, en funciones de guardia, ordenara su ingreso inmediato en la cárcel. El presunto asesino esta investigado, en principio, por un delito de homicidio.


El presunto asesino de la joven rusa tras ser detenido.

Según ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), el juzgado de Violencia sobre la Mujer de Alcalá de Henares será el órgano competente para investigar los hechos y, por lo tanto, el encargado de la instrucción. Fuentes policiales han señalado que el detenido se negó a declarar ante los agentes en dependencias policiales.

Quince meses dentro de un congelador

El cuerpo descuartizado se encontraba en el interior de un arcón congelador situado en la habitación donde el detenido vivía en un piso compartido y alquilado. La investigación comenzó cuando la madre de la fallecida, una chica adoptada y con la que apenas mantenía contacto su madre, denunció su desaparición el pasado 30 de diciembre de 2018. Choca que lo hiciera tan tarde, después de que no sabía nada de ella desde octubre de 2017.

Fue la Policía de Alcalá de Henares la que comenzó entonces un trabajo "muy dificultoso", preguntando en el entorno de la desaparecida, a familiares y amigos, hasta que determinaron que el presunto asesino podía ser su pareja sentimental. Desde entonces vigilaron a Manuel M. A. y le siguieron todos sus pasos hasta que el pasado jueves los agentes consiguieron una orden judicial de entrada y registro de la vivienda, donde la chica desaparecía había vivido hasta su desaparición con su pareja sentimental, ubicada en la calle Camino de Santiago, de Alcalá de Henares.

En el registro se encontró la cámara frigorífica con el cuerpo de una mujer descuartizado. Todo apunta a que se trata del cadáver de la chica desaparecida, un hecho que deberá ser confirmado oficialmente por la autopsia definitiva. La autopsia preliminar sí que ya ha indicado que la chica fue asesinada mediante dos puñaladas recibidas por la espalda.

COMPARTIR: