04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El cadáver ha sido hallado a pocos kilómetros del último rastro de la mujer con alzheimer, a la que se le perdió la pista el pasado 19 de agosto

Localizan en Navalcarnero el cuerpo sin vida de la desaparecida Isabel del Castillo

Isabel del Castillo
Isabel del Castillo
El pasado mes de agosto se notificó la desaparición de Isabel del Castillo en Navalcarnero. Hoy, una semana después de encontrar un cuerpo sin vida en la zona, se ha determinado según el Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil de Toledo, que el cadáver pertenece a la mujer de 57 años que padecía Alzheimer. Según las principales hipótesis parece ser que la mujer salió con normalidad a dar un paseo y se pudo desorientar a causa de la demencia.

Según fuentes policiales y tras las pruebas de ADN que ha realizado el Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil de Toledo, el cadáver encontrado hace una semana en Casarrubios corresponde a la mujer de 57 años desaparecida en el mes de agosto, Isabel del Castillo Hortelano.

El cadáver, encontrado en la localidad madrileña de Navalcarnero, estaba a pocos kilómetros del ultimo lugar donde Isabel dejó rastro, según las grabaciones de una cámara de vigilancia del propio ayuntamiento.

La investigación apunta que el cadáver, que lleva varias semanas en ese lugar, no sufrió violencia, que pudo ser de forma natural o accidental. A esto, los investigadores han añadido que el cuerpo no ha sido desplazado en ningún momento, que la muerte se produjo en ese mismo lugar.

Principales hipótesis

En cuanto a las principales hipótesis de la desaparición, tras saber que el cuerpo se ha hallado con parte de la ropa que Isabel llevaba ese día: camiseta manga corta de rayas, mallas de ciclistas negra y chanclas de madera, parece ser que la mujer salió con normalidad a dar un paseo, en un lugar que conocía por encontrarse la casa de unos familiares. Sin embargo, se pudo desorientar a consecuencia de su enfermedad –Alzheimer–, llegando a un paraje donde a penas pasea la gente.

Como ya informó elcierredigital.com en el momento de su desaparición, se realizaron numerosas batidas por la zona e incluso ciclistas que han pasado por allí han afirmado que en ningún momento han visto nada fuera de lo normal.

La última batida se realizó el pasado 6 de septiembre con 200 voluntarios y junto a policías locales, Guardia Civil y Protección Civil. Todos los equipos buscaron a Isabel sin pistas ni resultado alguno. Además, ya eran muchos los carteles que recorrían incluso la capital y que describían físicamente a Isabel. Aun así, la mujer que padecía Alzheimer desde hace dos años, pudo sufrir un momento de demencia y de ahí su desorientación.

Numerosas batidas tras su desaparición

La familia de Isabel, desde el primer día de su desaparición ha llevado a cabo numerosas batidas. En Navalcarnero han buscado en todas las zonas posibles. Cuando sus familiares terminaban de trabajar, salían todos con linternas, botellas de agua, sudaderas, pantalones largos… Aun así y con batidas de días completos, no se obtuvo resultados en ninguna de ellas.

Extendiendo la búsqueda, la familia rastreó incluso la zona de Príncipe Pio y Madrid Río, por si hubiera alguna pista o un desplazamiento hasta otra zona; aun así, el paradero de Isabel ha sido un misterio hasta hoy mismo.

Respecto a la enfermedad que la mujer padecía, Alzheimer, la familia siempre pensó que podría querer revivir algún momento del pasado o volver atrás a visitar a alguien, lo que coincide ahora con la principal hipótesis de la investigación. 

Desde la Plataforma SOS Desparecidos se emitió alertas en redes sociales que, junto a los voluntarios de Protección Civil, se encargaron de pegar carteles en los comercios de Arroyomolinos, junto a amigos y familiares que han ayudado en todos los operativos que se han realizado hasta la fatídica noticia conocida hoy.

COMPARTIR: