31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EN UNA OPERACIÓN CONJUNTA, AGENCIA TRIBUTARIA Y GUARDIA CIVIL INTERCEPTARON 5.592 KILOS DE COCAÍNA PROCEDENTE DE SUDAMÉRICA EN EL PUERTO VALENCIANO

Incautan en Valencia el mayor alijo de droga en España de los últimos cuatro años

El Cierre Digital en Alijo de droga incautado en el Puerto de Valencia
Alijo de droga incautado en el Puerto de Valencia
La Guardia Civil y la Agencia Tributaria ha incautado un alijo de cocaína de 5.592 kilos de cocaína en el Puerto de Valencia. Se trata de la incautación más importante realizada en el Puerto de Valencia desde que existen registros. Procedente de Sudamérica, los remitentes enviaban la cocaína oculta en las importaciones legales de fruta y verdura a España. En línea con esta operación, en septiembre se intervino en el Puerto de Barcelona una mercancía que escondía 70 kilos .

En una operación conjunta realizada por la Agencia Tributaria y la Guardia Civil, se han incautado un total de 5,5 toneladas de cocaína en el Puerto de Valencia. Se trata del mayor alijo de droga incautado en España en los últimos cuatro años. Según los registros del CITCO se trata de la tercera intervención en un solo contenedor. También se trata de la incautación más importante realizada en el Puerto de Valencia desde que existen registros.

Estas actuaciones comenzaron en 2021, debido a varias importaciones legales de fruta y verdura a España. Esta estrategia se aprovechaba del comercio legal de este tipo de mercancías procedentes de Sudamérica, utilizada realmente para el comercio transatlántico de drogas. Gracias a la investigación de este tipo de importaciones se intervino en el Puerto de Barcelona septiembre una mercancía que escondía 70 kilos de cocaína en su interior.

Alijo cocaína Puerto Valencia

Alijo de cocaína intervenido

En línea con esta investigación, los agentes localizaron en el Puerto de València un contenedor proveniente de Sudamérica que podría estar siendo utilizado para introducir droga. Tras su inspección localizaron en su interior 5.592 kilos de cocaína camuflada. Una vez 'cortada' la sustancia, esas más de cinco toneladas podrían haber alcanzado un valor en el mercado ilícito superior a los 340 millones de euros.

Tras la incautación se está tratando de determinar quienes han sido los responsables de la introducción de la sustancia estupefaciente y quienes iban a ser las personas que posteriormente se encargarían de la distribución de la droga en España, por lo tanto la investigación sigue abierta a la espera de dar con los responsables.

La incautación de 14 toneladas de hachís en la operación Baree

El 22 de septiembre, la Guardia Civil detuvo a 49 miembros de una organización criminal que introducía amplias cantidades de hachís en las costas de Cádiz. En el marco de la operación Baree, durante esta intervención se incautaron 14.380 kilos de hachís, además de varias armas de fuego de corto y largo alcance, munición, material policial, documentación, teléfonos móviles y una embarcación semirrígida trimotor.

Esta organización estaba dirigida por dos narcotraficantes que hacían uso de numerosas medidas de seguridad para eludir a las autoridades. Este grupo tenía una fuerte estructura, contaban con un grupo encargado de la logística que suministraba las embarcaciones y un individuo que revisaba la carga de los fardos y el combustible. Contaban con vuelcos, un conjunto de armas usadas para evitar que otras organizaciones robaran la mercancía.

Fardos requisados a los narcos

Fardos requisados a los narcos

 La operación Baree comenzó en diciembre de 2021, cuando se conoció que una organización criminal, que contaba con líderes con varios antecedentes por narcotráfico, estaba introduciendo grandes cantidades de hachís por el río Guadalquivir y las costas de Cádiz. La Guardia Civil ha realizado 37 registros en las localidades gaditanas de Sanlúcar, Chipiona, Trebujena y en la Aldea de El Rocío de Huelva.

El uso de drones submarinos para el narcotráfico

Los 'drones submarinos' se constituyen de dos motores de 200 caballos de vapor cada uno. Sin tripulación a bordo, están controlados desde una consola interior, donde se encuentra el volante de gobierno y las palancas de embrague y aceleración de los motores.

Este 'modus operandi' está comenzando a ser muy usado por algunos narcos para tratar de introducir droga en España con la menor detectabilidad posible, ya que estos ‘drones submarinos’ son más difíciles de detectar por las autoridades. En febrero de 2021 se detectó el primer artefacto submarino empleado para el narcotráfico.

Esta embarcación fue la primera ‘nave submarina’ detectada con esas peculiaridades localizada en España, fue detectada en una nave de un polígono industrial en Málaga, donde la Policía Nacional, en colaboración con la Interpol, investigaba a una organización internacional de tráfico de cocaína. Estaba en construcción cuando se encontró y contaba con unas dimensiones de nueve metros de eslora, tres de manga y tres de calado.

COMPARTIR: