23 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Él y el conocido butronero se fugaron de la cárcel madrileña de Valdemoro el pasado 5 de diciembre de 2020

Vídeo de la detención de Miguel Ángel Moñiz Alcaide, hermano de 'El Piojo' por parte de la Guardia Civil

El Cierre Digital en
La Guardia Civil detuvo este jueves en Getafe (Madrid) a Miguel Ángel Moñiz Alcaide, hermano del conocido alunicero El Piojo, con quien se fugó de la cárcel de Valdemoro el pasado 5 de diciembre, según información del instituto armado.

 

La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Getafe decretó el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de Miguel Ángel Moñiz Alcaide, 'El Negro', hermano del conocido alunicero 'El Piojo', con quien se fugó de la cárcel de Valdemoro el 5 de diciembre pasado.

Según información del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Moñiz, detenido el jueves cinco meses después de su fuga, será investigado por los presuntos delitos de robo y uso de vehículo a motor y falsificación de matrícula.

La magistrada ordenó su ingreso en prisión ya que sobre él pesaban diversas requisitorias de otros juzgados, algunas de ellas de ingreso en prisión para el cumplimiento de pena, correspondientes a sentencias de otros procedimientos.

El historial de 'El Piojo'

Jonathan Moñiz Alcaide tiene 36 años y se crió en una familia de siete hermanos, siendo él el más pequeño, en el antiguo poblado de El Ventorro de la Puñalá, en el popular barrio de Villaverde de Madrid. Antes de cumplir los diez años ya era un experto en las timbas de cartas y en sustraer vehículos. 

Tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional conocen de sobra la trayectoria de 'El Piojo'. Varias detenciones han marcado su trayectoria que le hizo alzarse como uno de los butroneros más temidos del país, actuando en los últimos golpes que lo llevaron a prisión en comandita con su hermano Miguel Ángel, aún buscado por las Fuerzas de Seguridad, y Adrián Muñoz, el preso que se quedó atascado al intentar saltar la valla. 

Prisión de Valdemoro. 

Joyerías, tiendas de electrónica o concesionarios de coches han sido víctimas de 'El Pijo' como butronero. Sus entradas y salidas de prisión han sido constantes desde entonces. En 2010 fue detenido junto a su hermano por asaltar una Comandancia de la Guardia Civil en Valdemoro (Madrid) para robar una partida de droga incautada por la Benemérita. Dos años más tarde volvió a ser detenido en el marco de la 'Operación Grinch', que supuso la sustracción de 19 vehículos en Fuencarral. En 2013 volvió a caer en manos de la Justicia al imputársele casi 40 golpes a joyerías. 

Así fue la fuga

Jonathan Moñiz, también conocido como ‘El Piojo’, acompañado por su hermano, Miguel Ángel, lograron lo que a priori parecía imposible: fugarse de la cárcel. En concreto, de la prisión de Valdemoro, Madrid III. Fue el pasado 5 de diciembre. 

Sin embargo, después de más de dos meses evadiendo a las Fuerzas de seguridad, en la madrugada del 15 de febrero El Piojo fue detenido cuando trataba de escapar de la policía en Colonia-Jardín, en el distrito de La Latina, en un vehículo robado que embistió contra dos coches policiales de la comisaría de Usera-Villaverde y del grupo XXI de la Brigada de Policía Judicial. De su hermano Miguel Ángel no se sabe nada. 

Los hermanos son descritos como “expertos en butrones y alunizajes”, lo que los convierte en veteranos en el ‘arte’ del robo, tanto a través de lunas y cristales de distintos establecimientos, como de cualquier residencia a la que puedan acceder a través de la técnica del butrón. Junto con el tercer integrante, idearon un plan de fuga que poco tiene que envidiar a los visionados en la gran pantalla.

Lograron copiar una llave que les facilitaría la fuga, consiguieron serrar los barrotes de una de las ventanas del complejo penitenciario, evitaron todas las alarmas que se interponían en su camino y utilizaron una especie de soga para abandonar el edificio, según han informado fuentes próximas a la investigación que se está llevando a cabo. "Lo que falló fue la seguridad pasiva que depende de la Guardia Civil y tendrá que investigarse", aseguran fuentes penitenciaras a Elcierredigital.com. "Hay que esperar a que todo se aclare y se depuren responsabilidades", aseguran. 

El Piojo.

Usaron la llave para encerrarse en la sala de las maletas, se libraron de unos barrotes ya forzados y saltaron desde la ventana, posiblemente utilizando una soga. De alguna manera, poseían la información necesaria para saber, a partir de ahí, por dónde no serían vistos y cómo no saltarían las alarmas.

La valla perimetral también fue superada por los hermanos. Un imponente muro de unos siete metros que lograron saltar, aunque no todos. El tercer involucrado fue avistado en las inmediaciones perimetrales del complejo y la Guardia Civil acudió velozmente a atraparlo. Este individuo, junto con las posibles grabaciones de las cámaras, son los principales elementos que favorecerán la reconstrucción de los hechos. El exceso de peso de este tercer implicado le impidió saltar la valla.

COMPARTIR: