20 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El 68,6 por ciento de los desempleados que superan esa edad llevan más de un año buscando empleo sin éxito

Los parados mayores de 55 años se duplican en los últimos diez años y ya rozan el medio millón en toda España

Los parados mayores de 55 lo tienen muy complicado para encontrar empleo / Europa Press.
Los parados mayores de 55 lo tienen muy complicado para encontrar empleo / Europa Press.
El número de parados mayores de 55 años alcanzó al cierre de 2018 los 497.400 desempleados, cifra que, aunque es la más baja desde 2011, multiplica por más de dos la existente hace diez años: 220.300 desempleados,

El número de parados mayores de 55 años alcanzó a cierre de 2018 los 497.400 desempleados, cifra que, aunque es la más baja desde 2011 pero que multiplica por más de dos la existente hace diez años, que era de 220.300 desempleados, según un informe presentado este miércoles por la Fundación Adecco a partir de los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA).

De este modo, los parados mayores de 55 años han pasado de representar el 7 por ciento del total de desempleados en 2008 a suponer en la actualidad el 15 por ciento. A reducir esta proporción no ayuda el hecho de que más de la mitad de los encargados de reclutar personal admiten que desestiman automáticamente los currículos de estos trabajadores, y ello a pesar de que el 68,6 por ciento de los desempleados mayores de 55 años lleva más de un año buscando empleo sin éxito.

Este repunte de los parados de mayor edad en el último decenio se debe a factores como el envejecimiento poblacional, el aumento progresivo de su tasa de actividad y el desempleo de larga duración, "que tiende a cebarse con los mayores".

El 68,6% de los desempleados mayores de 55 años lleva más de un año buscando empleo.

En 2008 la tasa de actividad de los profesionales de entre 55 y 60 años era del 61,9%, mientras que diez años después se ha incrementado hasta el 73,8%. Según la Fundación Adecco, la crisis económica modificó el comportamiento de los 'seniors' en el mercado.

"Si hasta el momento gran parte habían permanecido inactivos o se retiraban del mercado laboral cuando perdían su empleo, hoy la tendencia es a la participación, fundamentalmente para contrarrestar los efectos de economías domésticas resentidas por la crisis y sus efectos", explica la Fundación en el informe.

Para el director general de esta entidad, Francisco Mesonero, resulta "incoherente" la discriminación laboral a los profesionales de más edad. "No sólo es un contrasentido demográfico, sino que supone una merma de competitividad para las empresas que, al renunciar a este talento experto, se están cerrando a un público estratégico, cada vez más numeroso", denuncia.

Las pensiones no están garantizadas

En opinión de Mesonero, la contratación de mayores de 55 años es una necesidad "imperante" en una sociedad como la española, "envejecida y con un relevo generacional deficitario". "Las pensiones no estarán garantizadas sin natalidad ni empleo senior de calidad", advierte.

Para la Fundación Adecco, "empoderar" a los trabajadores mayores de 55 debe ser un "asunto de Estado", que pasa por actualizar las políticas activas de empleo para equiparar a este colectivo con los más jóvenes en materia de formación.

COMPARTIR: