19 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL CIERRE DIGITAL INFORMA MINUTO A MINUTO: El buque Ángeles Alvariño prorrogará sus labores hasta el 21 de junio, pero seguirá hoy en puerto

Así fue la ruta de Tomás Gimeno el fatídico 27 de abril: Desde su casa en Igueste de Candelaria a su salida al mar

Casa de Igueste de Güimar.
Casa de Igueste de Güimar.
María Montero reconstruye desde Tenerife para 'Elcierredigital.com' los pasos de Tomás Gimeno el fatídico día 27 de abril.

La noche del 27 de abril sobre las 21:30h Tomás Gimeno acudió al pantalán del Muelle La Marina en Santa Cruz de Tenerife, dónde tenía atacada su embarcación llamada "Espigón". Llegó con su vehículo Audi 3, aparcó su coche muy carca del barco, y descargó varios petates, donde llevaría a sus hijas, posiblemente sedadas, antes de arrojarlas al mar. Las Cámaras de este puerto registraron los movimientos de Tomás Gimeno la noche de la desaparición. previamente al asesinato de sus hijas Anna y Olivia, según baraja la Guardia Civil.

Pantalán. 

En este muelle existe un pequeño puesto de la Guardia Civil, desde donde se pudo interceptar o bien desde aquí o desde otro acceso externo a este muelle que la noche del 27 de abril Tomás Gimeno se saltó el horario del confinamiento al salir después de las 22.00h de este pantalán para ir a una gasolinera cercana a comprar un cargador para su teléfono móvil.

Patrullera de la Guuardia Civil en el Muelle La Marina a escasos metros del pantalán número 10 de Tomás Gimeno.

En la actualidad se encuentran en este Muelle, muy cerca de donde Tomás Gimeno atracaba su embarcación, dos patrulleras de la Guardia Civil. El barco del padre de las menores, Anna y Olivia, está custodiado por la Guardia Civil, sometido a investigación bajo secreto de sumario, y el pantalán número 10, donde Gimeno tenía su embarcación con la que partió y desapareció, esta vacío, en estos momentos.

Gasolinera en la Avenida Marítima de Santa Cruz de Tenerife dónde Tomás Gimeno, compró el cargador de el móvil la noche de la desaparición el 27 de abril.

Gimeno salió del Muelle de La Marina, sobre las 21.30h, en ese momento eran visibles los petates a bordo de su embarcación, según las cámaras de vigilancia del puerto. El padre de las niñas, navegó durante una hora aproximadamente, para regresar nuevamente a este muelle, pero ya se había desecho de todas las bolsas que portaba en su barco al zarpar. Cuando volvió a La Marina, Gimeno, desembarca, sale muy nervioso a comprar el cargador para su teléfono móvil a la gasolinera cercana, y es cuando es sorprendido por la Guuardia Civil por saltarse el confinamiento, y propuesto para una sanción. Carga el teléfono durante media hora, en la caseta del vigilante de seguridad, se le olvida allí el cargador, y después parte de este muelle por segunda vez esa noche, lugar en el que es visto con vida por última vez.

Casa de Igueste de Güimar. 

La Guardia Civil precintó la vivienda y realizó una búsqueda de restos humanos con perros especializados, los que se usaron en otras desapariciones. No se hallaron restos de las pequeñas Anna y Olivia, aunque apareció en la vivienda un blíster de pastillas que Tomás Gimeno pudo utilizar para sedar a sus hijas supuestamente antes de arrojarlas al mar

Avería en el buque Ángeles Alvariño

El buque Ángeles Alvariño ha sufrido un avería técnica y ha tenido que regresar esta mañana a puerto, donde actualmente todavía se encuentra atracado tal y como reflejan las fotos que publica elcierredigital.com. Tras repararla y repostar combustible, seguirá con la búsqueda en el mar de Tenerife del cuerpo de Anna y de Tomás Gimeno. Sin embargo, lo que ha motivado que el buque esté atracado en puerto son las malas condiciones climatológicos que podrían dañar al robot encargado de la localización de los cuerpos. Cuando estas condiciones mejores el barco volverá al mar. 

Una búsqueda trágica que tras que el pasado jueves se encontrara el cuerpo sin vida de Olivia, la mayor de las dos hermanas, lo que ha hecho extinguirse la esperanza de encontrar a las dos pequeñas con vida. Sin embargo, el buque ha sufrido una avería, lo que ralentizará en gran parte la jornada de búsqueda. 

Por otro lado, la  Guardia Civil da por hecho es que cuando el 27 de abril  Tomás Gimeno, padre y asesino de las niñas, llegó al pantalán de  Puerto Marina (Santa Cruz de Tenerife). Lo hizo sobre las 21:30 horas, las dos pequeñas ya habían sido asesinadas.

En casa de Tomás  Gimeno, los agentes localizaron un blíster fuera de las cajas y a medio consumir de  lorazepam, un potente somnífero. Además, no hallaron restos de sangre de las niñas ni en la casa, ni en el coche, ni en la lancha. Todo ello, pese a haber realizado hasta 5 registros, uno de ellos con perros adiestrados.

Se sospecha que  Gimeno, muy probablemente,  matase a sus hijas con una sobredosis de somníferos o por asfixia.

El buque Ángeles Alvariño ha tenido que regresar a puerto por una avería.

Junto al cuerpo de Olivia se ha hallado otra bolsa de deporte pero vacía. Fuentes de la investigación barajan la hipótesis de que el cuerpo de la pequeña Anna, de un año de edad, sí estuviera en dicha bolsa pero que al lanzarlo al agua, o al contactar con el fondo marino, se saliera y se alejara de la zona por las corrientes. O, en el pero de los casos que la presión y los agentes marinos hallan erosionado el cuerpo. 

Por su parte, Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos y portavoz de la familia de  Anna y  Olivia, ha asegurado que Tomás Gimeno buscó una zona donde fuera imposible encontrar a las pequeñas porque quería "que las niñas nunca fueran encontradas, quería causar el mayor dolor de este mundo, el de tener a una persona desaparecida".

ElCierreDigital.com accedió hace unas semanas a manifestaciones del entorno de amistades de Tomás Gimeno que desvelan que "el padre de las niñas podría llevar una ‘doble vida nocturna" en Tenerife, al margen de su hogar con la madre de sus hijas, antes de su separación de pareja, disolución acaecida en el verano de 2020". Una información que hoy ha confirmado la propia Beatriz, a través del portavoz de la familia, Joaquín Amills. La madre de las niñas ha hecho público que Gimeno le había sido infiel mientras ella estaba embarazada de Anna, una circunstancia que provocó su separación.

El entorno de Tomás ya aseguró a este medio que "durante las escapadas fiesteras de Tomás Gimeno, noches en las que acudía a la discoteca BONGO de Tenerife y a un kiosko de verano, denominado T-5 y ubicado en la Playa de Las Teresitas de Santa Cruz de Tenerife, se mostraba ‘arrogante’ y ‘seductor’ con las féminas, especialmente con jóvenes mujeres a las que intentaba impresionar por su aspecto físico y económico", explican desde su círculo personal a Elcierredigital.com.

Algunos testigos del entorno de Tomás Gimeno aluden que "era habitual verle con sus amigos en bares de copas, ligando con mujeres de acento latino porque le encantaban, viviendo en su mundo, con una conducta un tanto ‘hiperactiva’, ‘impulsiva’, o  quizás, un comportamiento inmaduro".

Hallado el cuerpo de Olivia, la hermana mayor

La Delegación del Gobierno en Canarias ha informado este jueves que ha sido hallado un cuerpo sin vida de una menor, que aparentemente se correspondería con el de una menor de edad similar a la de Olivia, en la zona de búsqueda de las niñas desaparecidas en Tenerife. Este hallazgo, informa la Delegación del Gobierno, ha sido ya comunicado a la madre y a la familia de las menores que desparecieron el pasado 27 de abril junto a su padre, Tomas Gimeno.

El cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife, y la autoridad judicial confirma que la toma de huellas practicada en la mañana del viernes al cadáver rescatado de las aguas de Tenerife permite afirmar ya sin duda alguna que el cuerpo es el de Olivia. Ahora, la autopsia trata de determinar si la pequeña fue sedada antes de ser arrojada al mar. El cuerpo se encontraba a mil metros de profundidad, dentro de una bolsa de deporte atada al ancla de la embarcación del padre de ambas menores, Tomás Gimeno. Asimismo, ha sido hallada otra bolsa, que estaba vacía. 

La madre de las niñas se encuentra destrozada y acompañada por dos amigos, entre ellas su inseparable amiga Lucía. Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos y que ejercía de portavoz de la familia, en declaraciones al programa Juntos de  Telemadrid ha indicado que "ninguno nos esperábamos un hecho como este. Con toda la precaución a que se produzca la identificación, no se entiende que un ser humano pueda ser tan cruel". Amills ha añadido: "Llevo muchos años en SOS Desaparecidos, he vivido muchos casos, pero no creía en el peor de los escenarios".

Anna y Olivia. 

El buque Ángeles Alvariño prorrogará las inspecciones tras los nuevos hallazgos, y a fin de encontrar un rastro que les permita localizar los cuerpos de Anna y Tomás Gimeno. En este sentido, los trabajos de rastreo de la Guardia Civil prosiguen en el lugar del suceso, a una milla náutica del puerto de Güímar, para encontrar nuevas pruebas del caso .

Y aunque todavía no ha sido confirmado ningún hallazgo más, el diario Las Provincias sí avanza ya que también habrían localizados en esta zona del fondo del mar los cuerpos de Anna y Tomás Gimeno. En la tarde de ayer, una patrullera de la Guardia Civil que se dirigía hacia la zona en la que se encuentra el Ángeles Alvariño hacía saltar las alarmas, después de realizar movimientos similares a los efectuados en la jornada anterior tras el hallazgo del cuerpo de Olivia. De la embarcación agentes descargaron una caja que contenía una bolsa. No obstante, su contenido no ha trascendido.  

Estos descubrimientos se producen solo unos días después de que en otra zona muy próxima apareciera una bombona de oxígeno y una funda nórdica, que posteriormente se confirmó que eran de Gimeno.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha lamentado en la noche de este jueves este dramático hallazgo. Y lo ha hecho a través de una publicación en su cuenta de Twitter: “No puedo imaginar el dolor de la madre de las pequeñas Anna y Olivia, desaparecidas en Tenerife, ante la terrible noticia que acabamos de conocer. Mi abrazo, mi cariño y el de toda mi familia, que hoy se solidariza con Beatriz y sus seres queridos”, ha escrito en su tuit.

 También lo ha hecho el líder de la oposición, Pablo Casado.

Las redes se han inundado de mensajes de apoyo a la madre de las niñas. 

 La juez levanta el cadáver de Olivia, la hija mayor

La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar finalizó sobre las 20.00 horas de este jueves 10 de junio, el levantamiento del cadáver de una niña de en torno a los seis años que, a falta de pruebas médico forenses más determinantes, podría corresponder, prácticamente con toda seguridad, a Olivia Gimeno, la menor desaparecida el pasado 27 de abril junto a su hermana de un año, Anna, y su padre Tomás Gimeno. 

La autoridad judicial llevo a cabo la diligencia en el Instituto Anatómico Forense de Tenerife, en La Laguna, a donde había sido trasladado el cadáver sobre las 18:00 horas de este jueves.

El cuerpo fue hallado por el robot submarino de rastreo del buque oceanográfico Ángeles Alvariño a mediodía del jueves a unos 1.000 metros de profundidad, y a unas tres millas de la costa tinerfeña. Se encontraba en el interior de una bolsa de deportes amarrada a un ancla. Junto a ellas, se halló igualmente otra bolsa de deportes también lastrada por el ancla, pero vacía.

El cuerpo de la pequeña Olivia fue trasladado a tierra sobre las 18:00 horas y llevado hasta el Anatómico Forense para su levantamiento. El Ángeles Alvariño continuará hoy viernes su rastreo de la zona, en busca de los otros dos presuntos cadáveres.

En estos momentos, se le está practicando la autopsia. Los investigadores barajan si su padre les dio algún sedante a las pequeñas, ya que se encontraron cajas de relajantes en la mesa del salón de la casa del progenitor.

Minuto de Silencio

 La Delegación del Gobierno de Canarias ha convocado para hoy, viernes 11 de junio a las 12:00h, un minuto de silencio en todas sus sedes del Archipiélago para apoyar y solidarizarse con la familia de las pequeñas Anna y Olivia.

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife han manifestado que desde su Ayuntamiento "queremos expresar en primer lugar nuestra condena, y en segundo lugar transmitir nuestra solidaridad y nuestro cariño a Beatriz y a toda su familia". 

"Nuestro deseo es que un hecho como este nunca se vuelva a producir. Toda España se encuentra hoy con el corazón encogido por un hecho absolutamente injusto, cruel y desde luego inmerecido para esas niñas y para su familia". 

Minuto de silencio. 

El movimiento feminista también se concentró a las puertas de los ayuntamientos de toda España, en un acto de repulsa por los crímenes machistas que han tenido lugar en las últimas horas en nuestro país. 

Las últimas horas de Tomás Gimeno 

El martes 27 de abril, Tomás Gimeno tenía que haber devuelto a las pequeñas, pero, tras mantener varias conversaciones con la madre, le advirtió de que no las volvería ver, ni a él tampoco.

Horas antes de perderse su pista, un vigilante del puerto vio cómo sacó de su vehículo y cargó en la embarcación bolsos, maletas y bolsas de ropa. Tuvo que realizar tres viajes. Según pudieron captar las cámaras, el hombre llegó con su coche a las 21.30 horas, lo aparcó frente a su pantalán y de él descargó una serie de bolsos; sin embargo, el guardián que hacía el turno de noche, que lo vio de frente, en ningún momento fue consciente de la presencia de las niñas, ni las cámaras revelaron si estaban con él.

Antes de que se le perdiera el rastro definitivamente, el padre de las niñas regresó a tierra después de una incursión en el mar de una hora y media aproximadamente, y fue con su vehículo a una gasolinera cercana al puerto a comprar un cargador de móvil.

De vuelta al puerto, lo cargó en la garita del vigilante de la Marina y zarpó de nuevo, esta vez la definitiva. Según la investigación, desactivó el GPS de la barca para no dejar pistas de su recorrido.

El barco fue hallado horas más tarde sin ancla, sin ocupantes y a la deriva frente a la costa este de la isla, a varios kilómetros al sur, a más de una milla del Puertito de Güímar. En la zona, el dispositivo de búsqueda localizó flotando en el mar una silla de retención infantil de una de las niñas. 

COMPARTIR: