07 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El fallecido había sido policía local en Catarroja y su mujer tardó cuatro días en acudir a la comisaría de Policía Nacional donde sospecharon

Detienen a la mujer de un discapacitado tras hallarlo muerto y semienterrado en una finca alquilada

Isaac en otra fotografía.
Isaac en otra fotografía.
Isaac Guillén Torrijos desapareció el 1 de diciembre de 2019 pero su mujer no denunció hasta cuatro días después. Este martes la Policía Nacional detenía a su mujer en la localidad valenciana de Godelleta acusada del asesinato de su marido tras desenterrar el cadáver del hombre, que sufría una incapacidad física que le impedía moverse, en una finca de su esposa.

Isaac Guillén Torrijos desapareció el 1 de diciembre de 2019 pero su mujer no denunció hasta cuatro días después. Este martes la Policía Nacional detenía a su mujer en la localidad valenciana de Godelleta acusada del asesinato de su marido.

Los investigadores comenzaron a sospechar de la mujer cuando tardó cuatro días en acudir a la comisaría a denunciar la desaparición. El hombre sufría una ataxia cerebolosa -una enfermedad neurodegenerativa- que le impedía moverse y que le mantenía anclado a una silla de ruedas eléctrica. Casi no podía hablar.

Su esposa aseguró a los investigadores que le había llevado hasta un centro de día para discapacitados al que acudía regularmente en el valenciano barrio de La Llum. Iban a celebrar el cumpleaños de un amigo. El hombre vestía un abrigo azul marino, una chaqueta de chándal rojo, un pantalón oscuro y unas gafas de sol de efecto espejo.

Cartel con la desaparición de Isacc.

Según declaró a los investigadores, el hombre había sido Policía Local en Catarroja hasta que hace seis años tuvo que dejar el servicio. Era padre de dos hijos de diez y catorce años de una relación anterior. La pareja se casó hace dos años. La mujer aseguraba que Isaac estaba sumido en una profunda depresión desde el verano pasado y que quería someterse a una eutanasia.

El asunto fue tratado como una desaparición más y tramitada al Centro Nacional de Desaparecidos que remitió como siempre la alerta a SOSDesaparecidos, que hicieron un cartel con los datos de Isaac y lo difundieron, pero la familia nunca llegó a contactar con ellos.

Como prueba, su esposa presentó un mensaje de Whatssapp que supuestamente el hombre le había enviado a su móvil aquella noche a modo de despedida: “Lo siento mucho pero no voy a volver a casa. Cuando pase algo os avisarán de inmediato, es decisión mía y solo mía, y debéis respetar mi voluntad”.

Pero los agentes de Homicidios no la creyeron. Colgaron carteles con su imagen para solicitar colaboración ciudadana y analizaron sus teléfonos móviles y durante meses, pero siempre vigilándola. También interrogaron a amigos y familiares. Estos dieron la clave, los de Isaac, al denunciar que la mujer se burlaba de él con frecuencia.

Este martes descubrieron el cadáver de la víctima enterrado en una finca alquilada por la mujer, cerca de una cooperativa, en un camino a las afueras de la localidad valenciana de Godelleta y en un avanzado estado de descomposición. También han encontrado su silla de ruedas. La autopsia determinará cómo murió Isaac. El caso se encuentra bajo secreto de sumario. La arrestada pasará a disposición judicial durante las próximas horas. Puede ser un nuevo caso de violencia de género.

COMPARTIR: