11 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Dos de los afectados cuentan su caso a Elcierredigital.com, los dos vendían un iPhone 7 y se encontraron con una farsa donde se utilizó su DNI

Una red gaditana estafa a más de setencientas personas a través de Wallapop mediante suplantación de identidad

Casi treinta personas pertenecían a esta red de estafadores que estaba afincada en la localidad gaditana de San Fernando. Estafaban a las personas vendiéndoles supuestos productos electrónicos por Wallapop y, más tarde, utilizaban el DNI de los afectados para estafar a otros.

Wallapop se ha convertido en los últimos años en una aplicación importante del mundo de compraventa a través de internet. Por eso, muchos de los estafadores utilizan esta app para delinquir atrayendo a personas con supuestas ventas de, por ejemplo, productos electrónicos. Este es el caso que ha ocurrido en España con una organización ubicada en Cádiz cuyo balance ha sido de 700 estafados.

Una red internacional ubicada en la localidad gaditana de San Fernando utilizaba esta web para estafar a personas. La banda ponía a la venta productos electrónicos como móviles o drones. El estafador utilizaba un DNI que no era suyo para enviárselo al cliente y así hacerle creer que no había ningún problema. Después le solicitaba un primer pago acompañado de su DNI y después le engañaba con un segundo pago en mano cuando se vieran los dos, algo que finalmente no ocurría.

Una vez estafado, el problema para el comprador no terminaba, ya que la red usaba su documento de identidad para estafar a otros compradores, así se lavaban las manos y los estafados denunciaban a otros estafados. Las fuentes consultadas por Elcierredigital.com explican que por ejemplo una persona era estafada en Jaén y su carné lo usaban para estafar en Tarragona, por lo que era denunciado allí y, en ocasiones, tenía que viajar a esa ciudad para declarar.

Un_policia_mirando_el_ordenador

La Policía ha sido la encargada de detener a esta red delictiva

Al perjudicado le solicitaban que ingresara el primer pago mediante transferencias a cuentas bancarias y giros postales. Para ello usaban a los “muleros” (gente que colaboraba con la organización) que abrían cuentas y que a cambios se llevaban una comisión por ayudar.

También utilizaban las nuevas modalidades de pago como son aplicaciones electrónicas que les ofrecían suculentos descuentos si usaban esa opción. Una técnica positiva para la banda, ya que era menos comprometido y no tenían que utilizar un “mulero”.

Más de 700 afectados

Más de 700 personas han sido estafadas como explican las fuentes, siendo más de la mitad denunciados por haber estafado inconscientemente debido a que suplantaban su identidad. Hasta 30 personas pertenecientes a esta organización han sido detenidas, todas ellas de diferente nacionalidad, aunque muchos de ellos son españoles.

Se calcula que la red pudo obtener unos beneficios de 200.000 euros, aunque dicho fraude pudo llegar a ser mayor porque muchos de los afectados nunca llegaron a denunciar, debido a que los importes que habían pagado eran menores.

Dos de los afectados han contado su testimonio a Elcierredigital.com. Los dos (una mujer y un hombre) vivieron la misma situación: “se vendía un iPhone 7 seminuevo por tanto dinero”. Los dos coinciden en que el timo se lo hicieron en octubre de 2017, que en vez de gestionar la compra por Wallapop la harían mediante Whatsapp y que tenían que realizar un primer pago antes de llevarse a cabo un supuesto envío del producto.

La mujer comenta que el sujeto le dejaba el teléfono por una cifra inferior a 500 euros, mientras que el hombre señala que le vendía el móvil por casi 600 euros. La afectada explica que tuvo que llevar a cabo un pago mediante transferencia bancaria de 100 euros, a pesar de que ella quería hacerlo mediante PayPal porque es más seguro. Después de eso el individuo le dijo que el envío no se había tramitado, por lo que la mujer fue al banco para ver si se había hecho la transferencia.

transferencia_bancaria

Los afectados debían hacer una transferencia bancaria.

En la entidad le dijeron que se había formalizado correctamente, por lo que la perjudicada se percató de que “se podía tratar de una estafa”, dice. El delincuente la presionaba y al final ella averiguó que se trataba de alguien de San Fernando (Cádiz), por lo que al final “se salvó” de haber sido estafada al completo, algo “que no le ha ocurrido a otros compañeros”, concreta.

El segundo damnificado comenta que fue la primera que utilizó Wallapop para comprar algo. Con él usaron el mismo sistema, un primer pago mediante transferencia. Después de haberla hecho dijo que mandaría el móvil, pero el estafador le solicitaba un segundo pago porque “su mujer no se fiaba de que le enviara el dinero después de recibir el iPhone”, señala.

El hombre se fio y le mandó el dinero. Tras ver que no le contestaba a los mensajes que le enviaba, el delincuente le envió un justificante de correos, pero el perjudicado se dio cuenta de que no tenía número de seguimiento. Ya no podía hacer nada, había sido engañado y había perdido todo el dinero. “No me han devuelto nada”, sostiene.

También explica que contactaron con el siete u ocho personas que para saber si todo era producto de una estafa. Incluso uno de ellos era policía se lo dijo: “en cuanto vi que me daba un DNI supe que era estafa”, puntualiza.

App_de_wallapop

Wallapop es una aplicación de compraventa de productos.

Como estas dos personas, otras tantas han sido estafadas por todo el territorio nacional sin que el dinero haya sido devuelto todavía. Algunos creen que ya está perdido. Todo por culpa de una red que utilizó Wallapop como arma para estafar.

COMPARTIR: