22 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El contacto de la lava con el mar es uno de los momentos más peligrosos por la emanación de gases tóxicos que pueden ser perjudiciales para la salud

El Cierre Digital minuto a minuto en la erupción del volcán de La Palma: Más de 6.000 evacuados

Última hora
La lava avanza desde este domingo ladera abajo desde el cráter de Cumbre Vieja en La Palma. El magma se abre paso en dos fisuras separadas entre sí unos 200 metros y ocho bocas por las que sale hacia el exterior. Más de 5.000 vecinos de las localidades cercanas han dormido fuera de sus casas y las autoridades ya han reportado la destrucción de decenas de casas.

La intensificación de la actividad geológica en La Palma ya advertía el fenómeno natural que en la tarde de este domingo, con miedo, incertidumbre y asombro, presenciaban los vecinos de esta isla del archipiélago canario. El proceso preeruptivo, que se inició en la madrugada del viernes 10 de septiembre y que ha provocado más de 25.000 pequeños seísmos durante ocho días -que habían elevado la isla quince centímetros-, culminaba a las 15:13 hora local cuando el magma que empujaba bajo el suelo se abrió camino en uno de los volcanes de la antigua cadena montañosa de Cumbre Vieja. 

Geólogos y vulcanólogos coinciden en que es pronto para conocer la magnitud final de este fenómeno que, según la primera estimación del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), ha emitido a la atmósfera miles de toneladas diarias de dióxido de azufre y cuya lava ya ha arrasado casas, infraestructuras y cultivos. “La situación es bastante desoladora, principalmente por esa colada de lava que avanza con una altura media en torno a los seis metros, comiéndose literalmente viviendas, infraestructuras y cultivos que va encontrando a su camino hacia la costa del Valle de Aridane” señalaba el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano H. Zapata. Entre los daños materiales, el colegio Los Campitos, un centro que en el que estaban matriculados 23 niños de entre tres y doce años, y el Juzgado de Los Llanos de Aridane, que ha tenido que suspender vistas por los daños materiales. Asimismo, hasta el momento se contabilizan daños en entre 120 y 130 viviendas. No obstante, Protección Civil advierte de que "la cifra va a subir". 

Mientras tanto, más de 6.000 personas permanecen evacuadas y en vilo, observando impotentes el avance de la lava. 

Recalificar terrenos y situar las casas

Tal y como ha anunciado el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, el Gobierno de Canarias está trabajado ya en un borrador de decreto ley para poder recalificar los terrenos necesarios y resituar "con urgencia e inmediatez" las casas o instalaciones que se han visto afectadas por la erupción volcánica en la isla de La Palma. 

Avance hacia el mar

Las lenguas de lava siguen su descenso por La Palma, y se prevé que en las próximas horas alcancen el mar. El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, tras la reunión del Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por riesgo volcánico (Pevolca), señalaba que el avance de la lava es "imparable".

Por ello, ha pedido a la ciudadanía que no se acerque a los puntos por los que se prevé su trayectoria por los peligros para la salud que puede suponer. En este sentido, ha recordado que el único fallecido por el volcán del Teneguía, que entró en erupción en 1971, se produjo precisamente cuando el magma llegó al océano por la inhalación de sustancias tóxicas. "No hay ningún daño personal y pido que siga siendo así. Sigue siendo muy peligroso" indicó Torres, que reconoció que los "daños van a ser muy cuantiosos".

COMPARTIR: