23 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Has sido un amigo de verdad, te quiero mucho jooputa, me voy pero no volveré", escribió a una persona de su confianza a la 1:52 de la madrugada

Caso niñas Tenerife: Tomás Gimeno envió mensajes de despedida a sus amigos a las dos de la madrugada del fatídico día

Tomás Gimeno.
Tomás Gimeno.
Se cumple el peor de los desenlaces posibles en la desaparición de las niñas de Tenerife. El jueves era localizado el cuerpo sin vida de Olivia, la hermana mayor. Mientras el buque oceanográfico Ángeles Alvariño prosigue sus labores de rastreo por las profundidades marinas para dar con el paradero de la pequeña Anna, así como con el de Tomás Gimeno, quien el la madrugado de su desaparición envió mensajes con tono de despedida que a sus amigos íntimos.

Se confirma el peor de los desenlaces en la desaparición de las pequeñas desaparecidas en Tenerife. Cada nuevo detalle que sale a la luz parece indicar que Gimeno actúo de forma premeditada y que tenía todo controlado antes de desaparecer con sus hijas.

Tal y como ha hecho público el periodista Dani González en el programa de Telecinco Viva la vida, el canario envío varios mensajes con un tono de despedida a sus amigos cercanos. Mensajes como éste: "Has sido un amigo de verdad, te quiero mucho jooputa, me voy pero no volveré! Eres un gran amigo y has tenido uno aquí que te quiere mucho, gracias por todo!". Éste en concreto, lo envió a la 1:52 de la madrugada, horas después de haber desaparecido del puerto deportivo de Santa Cruz de Tenerife. Recordemos que Gimeno adquirió un cargador en una tienda de una gasolinera cercana al puerto y luego lo dejó abandonado allí, tal y como publicó Elcierredigital.com.

Antes de que se le perdiera la pista entregó a la que había sido su última pareja un paquete con dinero con la orden de que no lo abriera hasta pasada la medianoche. Esta mujer, que trabajaba como monitora en un colegio de Tenerife al que acudían las niñas Anna y Oliva, fue su última relación. Con anterioridad salió con otra joven, desde finales de 2020 hasta enero de 2021, como ya contamos en su día en Elcierredigital.com. Esta chica confirmó ante la Guardia Civil que Gimeno tenía comportamientos y lanzaba frases de ésta índole. "Hubo comentarios que le retrataban así. Él no recogía la casa porque decía que para eso tenía a una chica a la que pagaba", contaba al programa Viva la Vida. 

Una moto para su hija Anna

También Tomás Gimeno compró hace un mes una moto para iniciar a su hija mayor Anna en el deporte del motocross, una de sus pasiones. Quería que su hija mayor se iniciara en estos concursos deportivos. Así le compró una moto valorada en unos 1.000 euros. El dueño de la tienda le dijo: "Tomás, llévate una factura", y éste le contestó "para qué quiero yo una factura quédatela". 

Moto que compró que Tomás Gimeno para su hija Anna. 

Hay que recordar que Gimeno había sufrido unas semanas antes un importante accidente de motocrossFue el 19 de marzo, precisamente el día del Padre, mientras participaba en una prueba de carreras en un circuito de la zona de La Chacona.  

El perfil psicológico de Tomás

El perfil de Tomás Gimeno es propicio para este tipo de situaciones. Así lo retrató en su momento para Elcierrdigital.com el psicólogo Jorge López-Vallejo. El secuestro, con el fin de castigar a su expareja y disfrutar en exclusividad de su descendencia, es una de las conductas habituales en estos perfiles de personas que pueden ser hombres o mujeres. Este individuo integra características narcisistas, maquiavélicas y psicópatas para llevarse a sus hijos fuera del contacto del otro progenitor. Normalmente, esta huida tiene destinos controlados por ellos, países de origen, natales de padre o madre y que les permiten esconderse de por vida o protegerse de las leyes del país de destino, donde el otro progenitor no puede acceder.

Son personas capaces de conectar con los demás y manipularlos, y poseen la habilidad de desconectar de sus emociones de forma deliberada. Desapariciones de niños por sus progenitores en el pasado nos lleva a identificar que detrás de estas personas puede haber perfiles que responden a características como la celopatía y el narcisismo, el maquiavelismo y la psicopatía, se construyen mentes perversas capaces de colocar el asesinato como objetivo final cuando el secuestro no es viable o cuando su intención no se consigue solo con apartar a los hijos del padre o de la madre.

Los individuos que comparten rasgos de esta triada junto con los celos, llegan a convertirse en auténticos criminales y se pierden en el amplio espectro de la enfermedad mental. No satisfacen los criterios para un diagnóstico psiquiátrico y conviven día a día entre nosotros, sin síntomas aparentes, por lo que no anticipan que puedan ser futuros asesinos aunque llegan a serlo.

COMPARTIR: