15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El pequeño de un mes, ingresó en el hospital con lesiones graves no visibles externamente

Prisión sin fianza para los padres de Tarragona acusados de maltratar de manera continuada a su bebé

El hospital de Tarragona donde el bebé maltratado fue ingresado
El hospital de Tarragona donde el bebé maltratado fue ingresado
El juez de guardia de Tarragona ha dictado prisión sin fianza para el padre y la madre detenidos el pasado jueves acusados de maltratar a su bebé de un mes. El pequeño tuvo que ser ingresado en estado grave en la UCI de neonatos del hospital Joan XXIII de dicha localidad.

El titular del juzgado de instrucción número 2 de Tarragona, en funciones de guardia, imputa al padre, de 22 años, y a la madre, de 21, un delito de lesiones y otro de maltrato habitual.  

El padre, que ya fue investigado por malos tratos a otro hijo, -un caso se acabó archivando por falta de pruebas-, y la madre, fueron detenidos el pasado jueves 14 de febrero por el supuesto maltrato a su bebé de un mes, sobre quien ahora tienen suspendida la tutela.

Tras tomar declaración al padre, de nacionalidad española y vecino de Montblanc (Tarragona), y a la madre, también vecina de la misma localidad, el juez de Tarragona les ha enviado a ambos a prisión y se ha inhibido  en favor del juzgado de Valls (Tarragona), al ser la autoridad judicial competente por el lugar en que ocurrieron los hechos.

El juez de Tarragona les ha enviado a ambos a prisión y se ha inhibido  en favor del juzgado de Valls.

El padre y la madre llevaron el pasado miércoles a su hijo de poco más de un mes al hospital con vómitos y explicaron que pensaban que era una reacción a un medicamento que le daban por hongos en la boca. El bebé presentaba lesiones graves no visibles externamente, compatibles con maltrato, por lo que se activó de inmediato el protocolo de malos tratos y se alertó a la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) y a los Mossos d'Esquadra.

El equipo de valoración de maltrato infantil (EVAMI) enviado por la DGAIA al hospital Joan XXIII de Tarragona determinó que había existido maltrato al bebé. Ambos progenitores fueron detenidos y se les retiró la tutela del bebé.

COMPARTIR: