22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Condenada por matar a una mujer embarazada de ocho meses y extraer su bebé del útero, recibió una inyección letal en una prisión de Indiana

Lisa Montgomery se convierte en la primera mujer ejecutada por el Gobierno de EE.UU. en 67 años

Lisa Montgomery es la última mujer ejecutada por inyección letal en el corredor de la muerte de Estados Unidos y la sexta en toda la historia del país. El Tribunal Supremo levantó la suspensión que una corte federal había ordenado horas antes. La anulación de la ejecución fue debida a la enfermedad mental que la presunta acusada sufría tras numerosos episodios de violencia y abusos sexuales durante su infancia y adolescencia.

La única mujer en el corredor de la muerte federal de Estados Unidos, Lisa Montgomery fue ejecutada el pasado 13 de enero con una inyección letal en el centro penitenciado de Terre Haute (Indiana), convirtiéndose en la primera mujer ejecutada en 67 años y la sexta en toda la historia de Estados Unidos.  

Montgomery fue ejecutada después de una jornada de decisiones judiciales a favor de aplazar su ejecución debido a su enfermedad psíquica. El Tribunal supremo dio luz verde a la ejecución a última hora, después de que un juez del estado de Indiana aplazase un día antes la ejecución para someterla a un examen psiquiátrico. Un tribunal de apelación, tras la reclamación del fiscal de que la enfermedad de la condenada era simulada, levantó la restricción.  

Lisa Montgomery con un perro. 

La abogada de Montgomery, Kelley Henry, sostuvo que la víctima sufrió daños cerebrales por golpes recibidos cuando era niña y debido a estos acontecimientos, sufre de psicosis y otras afecciones mentales. “Lisa Montgomery ha aceptado durante mucho tiempo toda la responsabilidad por su crimen y nunca saldrá de la cárcel. Pero, su grave enfermedad mental y los efectos devastadores de su trauma infantil hacen que ejecutarla sea una profunda injusticia”, afirmó la abogada.  

La condena de Montgomery 

En diciembre de 2004, Montgomery, que entonces tenía 36 años, condujo desde su residencia de Kansas hasta la casa de Bobbie Jo Sinnett para supuestamente comprar un perro, según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia.  

Cuando entró en el domicilio de la víctima, Montgomery estranguló a la mujer de 23 años que estaba embarazada de ocho meses para llevarse a su bebé que extrajo ella misma del útero. La madre murió desangrada y el niño fue recuperado por las autoridades. 

La violencia y abusos sexuales que Montgomery sufrió

Según declaraciones de la hermana de Montgomery, Diane Mattingly, la casa donde vivían juntas de pequeñas: "Era aterradora, el abuso físico, psicológico y sexual era una rutina por parte de Judy Shaughnessy,  la madre de ellas, y sus novios".  

Su madre las golpeaba y castigaba, por ejemplo, tapaba la boca de su hermana y a ella la tiraba desnuda a la nieve. Cuando el padre biológico las abandonó, las niñas se quedaban solas con los novios de su madre y al menos uno de ellos comenzaba a violarlas, confiesa Mattingly 

"Judy era manipuladora y, odio usar esta palabra, pero malvada. Disfrutaba torturando a las personas que la rodeaban", afirma Mattingly. Montgomery, que todavía no era adolescente, fue víctima de abusos sexuales del nuevo marido de su madre.  

Mattingly fue llevada a una casa de acogida con 4 años, pero su hermana mayor Montgomery, que tenía 8 años, se quedó con su madre. Tras tantos años de abusos, "Lisa estaba destrozada psicológicamente", confiesa su hermana 

Cuando Montgomery entró en la adolescencia, los abusos hacia ella se convirtieron en tortura. "El padrastro de ella construyó un cobertizo donde, tanto él como sus amigos, la violaban y golpeaban", cuentan los hermanos de Montgomery. Además, su madre también traficaba con ella y permitía que obreros como electricistas abusaran sexualmente de ella, a cambio de hacer reparaciones en la casa.  

Cuando Lisa fue adolescente, le contó a su primo que los hombres, "la ataban, la golpeaban e incluso, se orinaban encima", cuenta su primo, que se arrepiente de no haber hecho nada en ese momento.  

A los 18 años, Montgomery se casó con su hermanastro. La pareja tuvo cuatro hijos en cinco años, pero la relación no supuso el fin de la violencia que Montgomery hubiera esperado. Una vez, uno de los hermanos de Montgomery encontró un vídeo que mostraba al marido de Montgomery violándola y golpeándola. 

Más tarde, Montgomery se divorció de su primer marido y se casó con Kevin. Después de divorciarse de su primer marido, ella se hizo una ligadura de trompas, pero simulaba estar embarazada en su segundo matrimonio. Esta es una de las hipótesis que tienen los abogados por la que decidió llevarse al bebé.  

Otra de las teorías que sus abogados propusieron con respecto a la cadena de episodios que condujeron al asesinato, es que Montgomery temía que su exmarido hablase de sus mentiras sobre el embarazo y las usara en su contra mientras buscaba la custodia de sus hijos. 

Montgomery fue ejecutada al final del mandato del ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump que programó hasta cinco ajusticiamientos cuando perdió las elecciones. Ahora, expertos de la ONU, piden al nuevo presidente de Estados Unidos Joe Biden que acabe con la pena de muerte, tanto a nivel federal como estatal. Con este reclamo, la ONU ha hecho alusión al caso de Lisa Montgomery.  

Según Amnistía Internacional, un total de 11 presos han sido ejecutados desde que el pasado 14 de julio el que era presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retomase las ejecuciones de muerte a nivel federal. Antes de su mandato, el país estuvo 17 años sin llevarlas a cabo. 

COMPARTIR: