26 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Si no se dicta sentencia antes del 11 de diciembre, el líder religioso podría salir de la cárcel tras cumplir cuatro años de prisión preventiva

El juicio de los 'Miguelianos' visto para sentencia: La Fiscalía pide finalmente 66 años de cárcel para Miguel Rosendo y 82 años la acusación particular

Miguel Rosendo en su llegada a la última sesión del juicio
Miguel Rosendo en su llegada a la última sesión del juicio
La Fiscalía mantiene la petición de 66 años de prisión para Miguel Rosendo, el líder de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, por los supuestos delitos de asociación ilícita, contra la integridad moral, coacciones y abuso sexual continuado. La acusación particular pide 82 años de cárcel para Rosendo e, incluye, los delitos de lesiones psíquicas, estafa y apropiación indebida entre otros. Por su parte, la defensa considera falsas las acusaciones y pide su libre absolución.

Después de 30 largas sesiones de juicio, la causa está vista para sentencia. En el juicio, que ha tenido lugar en la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, han testificado 118 personas entre los peritos y los testigos.

El tribunal ahora tendrá que dictar sentencia antes del día 11 de diciembre, fecha en la que se cumplen los cuatro años de prisión preventiva de Miguel Rosendo. Si la sentencia se dicta más tarde, el líder de la presunta secta de los ‘Miguelianos’ saldrá en libertad provisional, debido a que no cabe la posibilidad de prorrogar más la prisión preventiva.

La Fiscalía considera probada la "estructura sectaria"

La Fiscalía considera probada la "estructura sectaria" de la Orden de los ‘Miguelianos’ y sostiene que Miguel Rosendo se encontraba en la cúspide de la organización, así como que nada de lo que sucedía dentro de ella se hacía sin el consentimiento del líder.

De este modo, el fiscal de la causa, Juan Pablo Martínez, asegura que en los 'Miguelianos' se produjo una "despersonalización" de los miembros característica de una "estructura" de "asociación ilícita". También describe cómo el líder fue "fraguando la docilidad de las víctimas" en base a una técnica de "premios" y "castigos", y que varios testimonios de personas pertenecientes a la presunta secta han reconocido que Rosendo se convirtió en alguien "imprescindible" para ellos.

Entre los métodos de “persuasión coercitiva” que empleaba Miguel Rosendo, el fiscal narra ejemplos como "broncas", "batallas", "humillaciones", "insultos" y "agresiones" físicas a los congregados. Las dos chicas consideradas como "bastones" del líder, según Martínez, estaban en una situación "flagrante" que rozaba la "esclavitud".

miguelianos_rosendo_1

El líder de la presunta secta de los 'Miguelianos', Miguel Rosendo, junto a sus consagradas.

La petición de prisión que el Ministerio Fiscal mantiene para Rosendo es de 66 años por un delito de asociación ilícita, 12 contra la integridad moral, cinco de coacciones y tres contra la libertad sexual (uno de agresión sexual continuado y dos de abuso sexual continuado). Para los otros seis miembros de la organización, el fiscal se ratifica en sus peticiones y mantiene dos años de cárcel para Ivana Lima, Belén Esmerodes, José Carlos Acevedo e Iria Quiñones por asociación ilícita.

Sin embargo, para los acusados-víctimas Esteban Riobó y Dolores Espiñeira la Fiscalía reduce la petición de 11 y 12 meses de prisión respectivamente a una multa de seis euros cada día hasta llegar a los 2.160 euros. Para estos, el fiscal también pide que se aplique la "libertad vigilada" como medida de seguridad, así como "tratamientos externos" para que sean asistidos psiquiátricamente.

En cuanto a la responsabilidad civil subsidiaria de la Iglesia en este caso, el Ministerio Fiscal ve una "actitud pasiva" por parte del Obispado de Tui-Vigo, a quienes acusa “amparar” la constitución y funcionamiento de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, que “actuaba al servicio y bajo la dependencia del Obispado".

La acusación particular pide 82 años

Ana Reguera, la abogada de los familiares y exmiembros de la Orden, sostiene que Rosendo se "apropió" de las mentes de los fieles de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel a través del "engaño espiritual" y de una sucesión de "episodios fantasmagóricos" asumidos por las presuntas víctimas "sin cuestionárselos".

Reguera subraya también la "conducta criminal" llevada a cabo por Rosendo y considera probada la "credibilidad y veracidad" de los testimonios de abusos y agresión sexual por parte de los peritos de la Guardia Civil que evaluaron psiquiátricamente a los 'Miguelianos'.

Por estos motivos, la acusación particular solicita 82 años de prisión para el líder de la Orden, al que considera autor también de delitos de agresión sexual continuada, coacciones, lesiones psíquicas, contra la integridad moral, estafa o subsidiariamente de apropiación indebida y contra los derechos de los trabajadores.

En contraposición, la defensa de Miguel Rosendo siempre ha mantenido la inocencia del líder y ahora insiste en que las supuestas víctimas de los abusos no eran sometidas, y que todas actuaban libremente.

COMPARTIR: