04 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Los soldados de tropa exigen que no sean despedidos al cumplir los 45 años y los guardias civiles se oponen al traspaso de competencias en Navarra

Militares y guardias civiles se movilizan contra el Gobierno de Pedro Sánchez

Manifestantes ondean una bandera de España en Navarra
Manifestantes ondean una bandera de España en Navarra
Militares y guardias civiles se han manifestado este sábado contra el gobierno de Pedro Sánchez. La Unión de Militares de Tropa (UMT) se han concentrado frente al ministerio de Defensa para exigir a Margarita Robles mejoras laborales y poner fin a la salida del Ejército de los militares de tropa y marinería al cumplir los 45 años. En Navarra, asociaciones de guardias civiles se han concentrado en contra del traspaso de las competencias de tráfico al gobierno foral, pactado por el PSOE con el PNV

Militares se han concentrado este sábado frente al Ministerio de Defensa para reivindicar mejoras en sus condiciones profesionales, unas retribuciones “justas y actualizadas” y poner fin a la salida obligatoria de las Fuerzas Armadas de los efectivos temporales al cumplir los 45 años.

La concentración ha sido convocada por la Unión de Militares de Tropa (UMT) ante la “imperiosa necesidad” de hacer públicas sus reivindicaciones y forzar al nuevo Gobierno de coalición a tomar medidas que mejoren sus condiciones laborales, según ha explicado a Europa Press el presidente de la asociación, Francisco Bellón.

Pese a no tener el apoyo de las asociaciones mayoritarias de las Fuerzas Armadas, la UMT cree que es necesario hacer llegar a la ciudadanía sus protestas mediante movilizaciones en la calle. A su juicio, los militares deben exigir al Gobierno medidas concretas sin escudarse en debates parlamentarios o “parches legislativos que no arreglan” la situación “dramática” de la escala de tropa y marinería.

IMG_20200208_192915

Manifestantes de la UMT

La UMT reivindica una única ley de Carrera Militar que incluya a todas las escalas y termine así con el “modelo de temporalidad” que hace que los militares temporales de tropa tengan que abandonar las Fuerzas Armadas al cumplir los 45 años. Y que ofrezca además la opción de volver a la carrera militar a aquellos militares que hayan tenido ya que salir de los Ejércitos o la Armada.

Según datos del Gobierno, más de 1.200 militares tendrán que abandonar las Fuerzas Armadas este 2020 por alcanzar la edad de los 45 años. Estos se suman a los 1.125 que han tenido que hacerlo ya desde el año 2006. Y la cifra se irá incrementando progresivamente durante los próximos años hasta sumar más de 50.000 hasta 2036.

Los militares también reclaman a la ministra de Defensa Margarita Robles una actualización de los sueldos de los militares y medidas que garanticen la conciliación de la vida familiar y profesional.

Además, la UMT reclama una ley de discapacidad militar y la unificación de las unidades de protección contra el acoso sexual y laboral, actualmente en manos de los Ejércitos y la Armada.

Manifestación en Navarra por el traspaso de competencias

En Navarra ha tenido lugar este sábado también una ruidosa concentración ante la delegación del Gobierno de España. Se han manifestado este sábado en Pamplona a favor de la Guardia Civil y en contra del traspaso de las competencias de tráfico al gobierno foral, tal y como pactó el PSOE con el PNV en el acuerdo global para que los nacionalistas vascos apoyaran la investidura de Pedro Sánchez.

Han sido 1.500 personas las que han acudido, según los convocantes, la Asociación Profesional Justicia Guardia Civil (JUCIL), y 500, según la delegación del Gobierno. Con ellos, había también apoyando representantes del PP, UPN, Vox y Ciudadanos.

Los participantes en el acto han estado respaldados también por las organizaciones JUSAPOL y JUPOL, y por miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional llegados desde Barcelona, Sevilla, Madrid, Valladolid, Cantabria, País Vasco y Asturias, además de Navarra.

La manifestación ha tenido lugar apenas dos días después de que se conociera una nueva agresión a la Guardia Civil en Alsasua (Navarra), por la que ayer fue detenido un hombre.

El grupo de manifestantes ha permanecido durante más de una hora en el lugar, entre el ruido de sirenas, silbatos y bombos, mientras coreaban lemas en contra de la decisión de desvincular a la Guardia Civil de las competencias de tráfico en Navarra, apoyados por gritos de vivas a la Guardia Civil, a la Policía Nacional, a España, a Navarra y al Rey.

Banderas de España en tela, en paraguas y en pancartas han predominado entre los símbolos que se han exhibido, junto a enseñas de otras comunidades autónomas y a símbolos de asociaciones profesionales de los convocantes, entre quienes se han visto pancartas con lemas como "Los jóvenes os queremos aquí, viva la Guardia Civil" o "Por imperativo legal obligados a marchar".

En declaraciones a los periodistas, el secretario general de JUCIL, Ernesto Vilariño, ha explicado su disconformidad "con el repliegue que quiere hacer el Gobierno con nuestros compañeros y sus familias", en lo que ha definido como "una medida altamente injusta y que no se hace con ningún argumento ni policial ni de organización. Simplemente un argumento político".

Preguntado por la posibilidad de que a los guardias civiles de tráfico afectados se les ofrezca la posibilidad de continuar su trabajo en la Policía foral, Vilariño ha advertido de que "es algo que han dicho pero a día de hoy no hay encima de la mesa ninguna propuesta seria en la que diga cómo se tiene que hacer".

También el secretario general de JUPOL, José María García, ha rechazado el "abuso, total y arbitrario" que a su entender supone la decisión de traspasar Tráfico a Navarra, con la que el Gobierno de Sánchez "quiere utilizar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado como una moneda de cambio".

"Nosotros somos los garantes de la democracia en este país, y no podemos permitir que el presidente del Gobierno tome decisiones arbitrarias, bien con nuestro trabajo bien con nuestras familias", ha dicho tras cuestionar la razón, a su juicio "por interés meramente económico", por la que las comunidades autónomas quieren esta competencia, tras la que está el cobro de multas de tráfico.

COMPARTIR: