07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Acudieron engañadas al país asiático y allí fueron asesinadas por querer divorciarse de sus primos, con los que se habían casado obligadas

El asesinato de dos pakistaníes vecinas de Tarrasa cuestiona la multiculturalidad catalana

/ Las jóvenes pakistaníes
El asesinato de dos jóvenes pakistaníes residentes en Barcelona ha levantado una gran polvareda en Cataluña. Ambas hermanas acudieron al país asiático del que son originarias tras ser engañadas por sus familiares, que les dijeron que su madre estaba mal de salud. Allí fueron asesinadas por su hermano y un tío como venganza, pues las jóvenes querían divorciarse de sus primos, con los que se casaron por obligación.

"Por honor". Esa fue la razón que han dado el tío materno de las dos hermanas pakistaníes y residentes en Tarrasa de 20 y 24 años que fueron asesinadas por querer divorciarse de sus primos, con los que se habían casado el año pasado de forma concertada y por obligación en España.

Aneesa Abbas y Arooj Abbas habían acudido a su país tras ser engañadas por sus familiares, que les habían dicho que su madre se encontraba en mal estado de salud. Una trampa urdida por su tío Muhammed Hanif y su hermano Shehryar Abbas, que querían vengarse de ellas porque ambas se negaron a ayudar a sus primos y maridos para que residieran en España.

Las chicas, que tenían novio en Cataluña y querían divorciarse de sus primos, murieron estranguladas por su tío y su hermano. Este feminicidio previsiblemente conllevará la pena de muerte para Muhammed Hanif y Shehryar Abbas.

El caso ha levantado una gran polvareda en Cataluña a cuenta del asunto multicultural, ya que los matrimonios concertados son propios de algunos países y de colectivos autóctonos como el pueblo romaní.

El debate sobre la multiculturalidad que atenta contra la identidad nacional está instalado en Francia desde hace más de una década y explica, en parte, el auge de formaciones como el Frente Nacional.

Y es que en amplias capas de la sociedad, incluidos ámbitos progresistas, hay dudas sobre hasta qué punto hay que respetar algunas 'tradiciones', como los burkas y otros elementos que, según algunos colectivos, atentan contra la dignidad de la mujer. 

27 matrimonios concertados detectados en España desde 2015

Los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado han detectado hasta 27 matrimonios concertados en España. Esta práctica está considerada como violencia machista, ya que suele ser la mujer la que se ve forzada a elegir lo que otros hombres, normalmente familiares suyos, han decidido.

Madre de las jóvenes asesinadas. 

El Código Penal establece en su artículo 172 bis penas de prisión de seis meses a tres años y seis meses o bien multas de doce a veinticuatro meses, según la gravedad de la coacción o de los medios empleados, para aquellos que obliguen a una persona a contraer matrimonio "con intimidación grave o violencia". Las condenas se agravan si las víctimas son menores de edad.

Algunas instituciones comienzan a promover la convivencia

Algunas instituciones españolas están trabajando en favor de la convivencia entre distintas culturas. Es el caso de Gobierno de Navarra, que acaba de firmar un convenio con la asociación de mujeres Kairaba. A través de un programa se quiere fomentar la integración social, la convivencia intercultural y, principalmente entre las mujeres africanas y las mujeres autóctonas, la lucha contra el racismo y la xenofobia.

Este programa, desarrollado por mujeres de distintos países de África residentes en Navarra quiere realizar actividades que puedan abrir el diálogo y la sensibilización sobre las múltiples barreras que tienen las personas migrantes y trabajar en la consecución de una convivencia real en Navarra.

Se trata de un programa pensado por y para mujeres desde una perspectiva de género e intercultural. Entre las actividades que desarrollará se prevé un club de lectura sobre 'África en femenino' y la puesta en marcha de unas jornadas sobre 'mujer y liderazgo'.

También se financiará la organización de un curso de formación dirigido preferentemente a profesionales de administraciones públicas y a profesionales del ámbito privado sobre claves culturales de la población africana, con el objetivo de perfeccionar el conocimiento y mejora de la atención a esta población en espacios públicos y privados.

El Ejecutivo foral aprobó el pasado mes de diciembre su Estrategia de Convivencia Intercultural de Navarra (2021-2026) y ha contribuido a acciones como el Plan de convivencia aprobado en localidades como Fitero, donde se supera el 20% de inmigración.

COMPARTIR: