18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los funcionarios de prisiones de la prisión de Castellón I denuncian una oleada de sucesos violentos en la última semana

Los incidentes se multiplican en los centros penitenciarios: incendios, agresiones, intentos de suicidio y trapicheos

Centro Penitenciario Madrid II
Centro Penitenciario Madrid II
El último incidente ha ocurrido en el centro penitenciario de Madrid II, donde un interno ha prendido fuego a su propia celda en la tarde de este domingo. Los funcionarios de la prisión de Castellón han denunciado una "oleada de incidentes" sucedidos esta semana, donde han informado de un intento de suicidio, un incendio y agresiones. Desde el sindicato Acaip achacan la situación a la falta de medios, de personal, y de médicos psiquiatras, así como la alta edad media de la plantilla.

La última semana ha estado plagada de incidentes de carácter violento en los centros penitenciarios. Así lo ha denunciado el sindicato Acaip en diferentes comunicados, donde piden soluciones a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para evitar que se reproduzcan los conflictos.

De esta manera, el sindicato informa del incendio provocado a las 21.50 horas de este domingo en la prisión de Madrid II. El interno A.P.B. de 22 años de edad y que se encuentra en celda de observación en el módulo de enfermería prendió fuego a la celda, “teniendo que ser reducido”. El interno manifestó que se quería suicidar, según el comunicado.

“La situación llega a ser tan crítica que los internos de enfermería son trasladados en pleno servicio de noche a otro módulo. Concretamente al módulo 2, retornando al departamento de enfermería sobre las 7:00 horas de la madrugada” aseguran desde Acaip.

Asimismo, el sindicato critica que “lleva tiempo denunciando la situación cada vez más deteriorada en la que tenemos que hacer nuestro trabajo”. En este sentido, se quejan de “la alarmante carencia de personal que sufre Madrid 2, donde faltan alrededor de 70 funcionarios, lo que provoca que en muchos casos se vea mermada las garantías de seguridad de los internos y de los propios funcionarios”. También achacan los problemas en el interior del centro a “la alta media de edad de la plantilla que provoca un constante goteo de jubilaciones”.

Por otra parte, denuncian “un paulatino deterioro en cuanto a convivencia de internos (peleas, autolesiones, conflictos con trabajadores,etc)” en los últimos meses en la prisión madrileña, con un aumento de presos con trastornos mentales, “mientras solo se dispone de una enfermería que no está preparada para albergar a este tipo de internos”.

Además, señalan que este centro penitenciario “ha sido señalado como centro de referencia de internos jóvenes en la comunidad de Madrid. Dicho colectivo de internos presenta una problemática diferente a la de los adultos, sin que esta prisión, la más antigua de la comunidad de Madrid tenga los requisitos tratamentales ,de seguridad y custodia de los mismos ( muchos pertenecen a bandas armadas o tienen un gran desarraigo en España)”.

"Oleada de incidentes" en la prisión de Castellón I

El sindicato Acaip ha denunciado una "oleada de incidentes" en el Centro Penitenciario de Castellón I, con "situaciones de máximo riego y tensión" en una misma semana, entre ellas el intento de suicidio de un interno, un incendio provocado, agresiones y amenazas de muerte. Según esta organización, "la mayoría de los incidentes son protagonizados por internos con trastornos mentales, internos que deberían estar en un centro psiquiátrico, para ser tratados debidamente".

La asociación, en un comunicado, ha expuesto ocho incidentes ocurridos "en tan solo una semana". El primero, que un interno amenazó a un funcionario con cortarle el cuello con cuchillas. En segundo lugar, que un recluso en aislamiento "destrozó la celda haciéndose con metales y cristales de las ventanas, reclamando más atención médica".

Del mismo modo, Acaip ha relatado que otro interno lanzó objetos contra la oficina de los funcionarios "reclamando más medicación y un médico psiquiatra". Además, ha indicado que un recluso "se cortó las venas en aislamiento al romper un cristal, todo ello para exigir más medicación" y que "también reclamaba un médico psiquiatra".

En quinto lugar, el sindicato ha afirmado que un interno provocó un incendio en aislamiento y tuvo que ser rescatado. Según Acaip, "puso en riesgo su vida, la de otros internos y la de los funcionarios, que tuvieron que hacer frente a una complicada situación". Además, ha denunciado que "para más complicación sucedió en turno de noche", cuando "hay menos efectivos".

prision_castellon

Prisión de Castellón I

De hecho, según la organización, los funcionarios "arriesgaron su vida en la actuación para salvar a los reclusos" y "el destrozo causado fue tal que se tuvo que cerrar el departamento".

Por otro lado, Acaip ha destacado que un interno sufrió un "posible brote psicótico" y "tuvo que ser reducido para evitar agresiones a otros internos y funcionarios". Al parecer, esta persona "rompió material del centro, uniformes de funcionarios al ser reducido, intentó autolesionarse, lanzó mordiscos y escupió sangre a todo aquel que se le acercara". "Se le trasladó inmediatamente al hospital para ser tratado en la unidad de psiquiatría", ha detallado.

Acaip también ha explicado que "durante estos días hubo multitud de peleas entre internos". A ello, según la asociación, se suman "las continuas faltas de respeto, amenazas, insultos y autolesiones que día a día tienen que sufrir los trabajadores del centro".

Por último, el sindicato ha alertado de "incidentes con los repartos de medicación, al no repartirse diariamente y de forma más controlada". Así, ha aseverado que "los internos aprovechan para trapichear y colocarse con pastillas, mezclando con otras sustancias que consiguen introducir en el centro, mayormente oculta en el interior de su cuerpo".

Solicitan un médico psiquiatra  

En este contexto, Acaip ha remarcado que al inicio del verano interpuso varias denuncias a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, Subdelegación de Gobierno, Colegio de Médicos y dirección de la prisión, para exigir que "de manera urgente se dotara del mínimo correspondiente" a la prisión: "Un médico psiquiatra, los facultativos que establece la RPT, más auxiliares de enfermería, con el cual hacer un reparto adecuado de medicación, sin olvidarnos del déficit de trabajadores penitenciarios que venimos anunciando”.

En palabras de la organización, el "aumento de incidentes" es "bastante alarmante" y se ha creado en la prisión "una importante carencia de seguridad".

El sindicato ha afirmado que "la mayoría de los incidentes" que relata los protagonizan "internos con trastornos mentales, internos que deberían estar en un centro psiquiátrico, para ser tratados debidamente".

"Un centro penitenciario que en la actualidad no cuente con uno o varios médicos psiquiatras es un centro abocado a una cantidad ingente de incidentes. La carencia de médicos pone en riesgo diariamente la seguridad de los trabajadores e internos. Lo estamos comprobando con los hechos acaecidos durante estos últimos días", ha insistido.

Incidentes evitables

A su juicio, se trata de "incidentes totalmente evitables, pero por desgracia siguen aumentando considerablemente porque la Secretaría General y por extensión el Ministerio del Interior siguen poniéndose de espaldas a la realidad, con la escasez de medios y personal, que se produce en los centros".

"Mientras, los compañeros soportan situaciones de riesgo que van en aumento. Tensiones y sobreesfuerzos que repercuten en la salud de los trabajadores. Se teme que pueda ocurrir una desgracia mayor, que esperamos no tener que lamentar si la Administración no hace frente a la problemática existente", ha apostillado.

Acaip considera que la "principal responsable" de "todo lo que está ocurriendo" es la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias. "Su negligente actitud nos condena a estos incidentes", ha lamentado, antes de asegurar que el sindicato seguirá "luchando por mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de IIPP, exigiendo una solución urgente". "De no ser atendida esta demanda tan esencial, el conflicto con la administración continuará con las medidas necesarias", ha advertido.

COMPARTIR: