21 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El joven brasileño, irreconocible en su aspecto, realizó una declaración perfectamente controlada y sólo respondió a las preguntas de su abogada

Caso Pioz: Patrick Nogueira alega en la primera sesión del juicio que su tío le amenazó con denunciarle a Extranjería "si no le pagaba 6000 euros"

Patrick Nogueira durante la primera sesión del juicio/ Efe
Patrick Nogueira durante la primera sesión del juicio/ Efe
Patrick Nogueira Gouveia, el joven brasileño de 21 años acusado de asesinar a sus tíos, Marcos Campos, de 40 años; la esposa de éste, Janaina Santos, de 39, y los dos hijos de la pareja, Carolina, de tres años, y David, de uno, ha comparecido ya en la Audiencia de Guadalajara por el conocido como caso Pioz. En su primera intervención, ha alegado que su tío le había amenazado con denunciarle y que tanto él como Janaina se defendieron. Una versión diferente a las que previamente había dado

Lo primero que ha llamado la atención de esta sesión inicial ha sido la imagen del presunto asesino. Visiblemente más delgado y con aspecto apocado, Patrick Nogueira está lejos del ser el joven atlético que en 2016 habría acabado con la vida de sus familiares. También se ha cortado las patillas y llevaba unas gafas de montura negra que recuerdan las de su amigo Marvin,  el otro sospechoso que en Brasil se enfrentará a un juicio similar, en este caso por encubrir el crimen. 

Nogueira ha mantenido un perfil bajo durante toda su declaración. Sin elevar el tono, el brasileño ha declarado que "a mi me gustaría evitar que todo eso ocurriera y lo único que puedo hacer es pedir perdón", para luego añadir que "nadie ha elegido ser de esa manera, no he elegido funcionar como funciono". Este fue el inicio de una declaración en la que sólo respondió las preguntas de su abogada, Bárbara Arroyo.  

Todo en la intervención del brasileño parecía estar preparado al milímetro. En su relato habló de una infancia marcada por el alcohol en la que "no sabía como canalizar mis emociones". Reconoció que su "cerebro no funciona con normalidad" y achacó a su tío un trato despreciativo para con él. "Me amenazó con denunciarme a Extranjería si yo no le daba 6.000 euros", explicó. Hay que resaltar que nunca antes había mencionado este supuesto chantaje del hermano de su madre. También aseguró que los sentimientos que le produjo esto le llevaron a querer vengarse: "Eso fue el colmo. Me dije esto no va a quedar así". 

Respecto a los hechos en sí, evitó en todo momento pronunciar la palabra asesinato o el verbo matar. Frente a sus versiones anteriores aseguró que sí hubo resistencia por parte de sus tíos. Así, contó que Janaina llegó a morderle en la mano y que en el momento de acabar con ella "estábamos cara a cara". Con respecto a su tío, aseguró que "me fui a por él casi directamente, él intentó quitarme la navaja, forcejeamos y caímos al suelo. Le clavé la navaja". A sus pequeños primos ni les mencionó. Ni una palabra. 

Además de elegir a los nueve miembros del jurado y oír la declaración del acusado, durante esta sesión se ha conocido el informe de los psiquiatras forenses sobre la personalidad de Nogueira del que aseguran que tiene una "falta de remordimientos y de empatía" así como un "carácter manipulador"

Las fotos son "terroríficas"

A los miembros del jurado se les ha advertido que las pruebas que van a ver para llegar a un veredicto son "especialmente desagradables", en referencia a la sucesión de textos e imágenes que se intercambió vía whatsApp con su amigo Marvin. "Son terroríficas las fotos y, si me apuran, más que las fotos, los comentarios", ha dicho la fiscal jefe de Guadalajara,  Rocío Rojo, en su alegato inicial. "De modo jocoso narra episodios como 'qué risa, los niños no corren cuando los voy a matar, los niños se agarran cuando los voy a matar", ha añadido. 

Nogueira junto a su abogada Bárbara Arroyo / Europa Press

Ante la estrategia de la defensa, que busca la pena mínima para su cliente utilizando como atenuante el hecho de que Patrick actúo bajo "un arrebato" en "un estado de alteración psíquica", la fiscal ha puntualizado que "para matar no hay que estar loco, hay que ser malo".

"Los mensajes nos dicen que tenía intención de hacerlo hace tiempo, que lo había preparado hace tiempo, que había comprado los útiles, que tenía pensado el orden en que los mataría", ha aseverado por su parte Alberto Martín, que representa a los hermanos del asesinado Marcos Campos y a la madre de éste, quien es a su vez la abuela de Patrick Nogueira. 

"Hace falta ser macabro y tener maldad dentro para hacerse fotografías con familiares asesinados. Algunos cuando vimos las fotos no podíamos ni tenernos en pie", ha añadido Martín en referencia a los selfies que el acusado se tomó con las víctimas. Dichas imágenes por su dureza solo se mostrarán a puerta cerrada durante la última sesión del juicio. 

Cuatro días de juicio

Hoy jueves declararán 31 testigos, entre ellos los vigilantes de seguridad que encontraron los cadáveres, descuartizados y metidos en bolsas de basura, en el chalé de Pioz donde residía la familia.

El viernes 26 está reservado para las testificales de 21 agentes de la Policía Judicial, de la Unidad Centra Operativa (UCO) de la Guardia Civil y de varios peritos. Según las previsiones, el juicio quedará visto para sentencia el lunes, tras las declaraciones de los médicos forenses y expertos del servicio de criminalística entre otros, y la exhibición de las pruebas documentales.

 

 

COMPARTIR: