16 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Será el informe forense el que ayude a despejar dudas, pero la inspección ocular descarta un resbalón o precipitación desde cualquier roca

La muerte de Blanca Fernández Ochoa no se debió a una caída accidental, según las primeras investigaciones

Blanca Fernández Ochoa.
Blanca Fernández Ochoa.
El Instituto Anatómico Forense de Madrid inicia este jueves la autopsia al cadáver de Blanca Fernández Ochoa, encontrado el miércoles en el Pico de la Peñota. Todas las hipótesis siguen abiertas hasta el informe definitivo que determinará la causa exacta de la muerte, pero la primera inspección ocular hace pensar a la Policía en una muerte no accidental por la larga distancia hasta cualquier zona de riesgo desde la que hubiera podido caerse. La esquiadora fue identificada por sus zapatillas.

Los restos mortales de la esquiadora Blanca Fernández Ochoa fueron trasladados el miércoles al Instituto Anatómico Forense de Madrid para su examen forense definitivo. Un equipo de forenses, designado por el Juzgado, determinará la data de la muerte con un margen de error de doce horas si se usan los últimos adelantos tecnológicos.

Hasta el momento todas las hipótesis continúan abiertas, aunque la inspección ocular previa hace pensar en una muerte no accidental. Junto al cuerpo hallaron su mochila con el ticket de la última compra realizada en el supermercado de Pozuelo donde fue grabada por las cámaras de seguridad el día 24 de agosto. Las zapatillas también coincidían con la  talla y modelo que poseía la esquiadora. El cuerpo estaba lejos de cualquier zona de riesgo lo que hace pensar que su muerte no fue fruto de un accidente, según publica el diario El Mundo.

Fue a media mañana del miércoles cuando se daban todas las voces de alarma. Un sargento de la Guardia Civil adscrito al Servicio Cinecológico del madrileño cuartel de El Pardo, que no estaba de servicio, encontraba el cadáver de una mujer en el Pico de la Peñota en la Sierra de Guadarrama, donde se buscaba a la esquiadora Blanca Fernández Ochoa. Hay que especificar que el cuerpo fue "señalado" por su perrita Xena, de tres años, que vive con el sargento y fue entrenada por él para la detección de narcóticos, no para la búsqueda de desaparecidos. Aunque este funcionario  estaba librando el miércoles decidió acudir para ayudar.

Vista aérea del Pico de la Peñota.

A lo largo de la tarde no llegó la confirmación oficial de que el cuerpo encontrado se correspondía con el de la esquiadora, pero tanto el presidente del Gobierno como políticos de la oposición, deportistas y gente de la cultura expresaron públicamente sus condolencias a la familia.

Seis horas después del hallazgo comenzó a desmontarse parte del dispositivo instalado en las Dehesas de Cercedilla. El cuerpo de Blanca fue hallado después de cuatro días de búsqueda, doce días después de su desaparición. La inspección ocular descubrió que, aparentemente, el cuerpo podía llevar a la intemperie más de una semana y que habría sufrido los estragos de las tormentas caídas en la sierra madrileña durante estos últimos días.

Un testigo dio una pista definitiva la mañana del miércoles al asegurar a los investigadores que se encontró con la esquiadora durante los días 24 ó 25 de agosto, no supo precisar, cerca del lugar donde se ha encontrado el cuerpo, en la Peñota.

El Pico de La Peñota se encuentra a 1.945 metros de altitud, en la frontera entre la Comunidad de Madrid y la provincia de Segovia. La Peñota tiene tres cimas y es de fácil acceso por el camino de Los Campamentos, una pista forestal en muy buen estado que usan los senderistas habitualmente y que lleva hasta el lugar en dos horas. El testigo aseguró también a la Policía que la esquiadora no llevaba utensilios de montaña, ni mochila.

Perros de búsqueda de la Guardia Civil.

La delegada del Gobierno de Madrid, María del Paz García Vera, se desplazó hasta el lugar para comparecer en rueda de prensa, aunque se negó a dar confirmación de la identidad del cadáver, a pesar de que el Presidente del Gobierno ya lo había hecho tácitamente por Twitter mostrando sus condolencias a la familia.

Tras el hallazgo, efectivos del Grupo de Desaparecidos y del Grupo Científico de la Policía Nacional inspeccionaron el lugar y tomaron videos, fotografías y muestras de la zona. El Juzgado de Guardia se encargó del levantamiento del cadáver.

Ahora quedan por analizar todas las muestras y la confirmación vía ADN de que el cadáver encontrado pertenece a Blanca Fernández Ochoa. Su cuñado, Adrían Federighi dijo, que de confirmarse el fatal desenlace, "Blanca habría muerto en la sierra que tanto amaba". 

COMPARTIR: