18 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los hechos tuvieron lugar en torno a las cinco de la madrugada y, tras ser detenido, el joven dio positivo en las pruebas de alcohol y drogas

Un joven de 22 años roba un coche en Ávila, provoca un accidente y agrede a los policías cuando iban a arrestarle

Estado en el que quedó el coche robado que conducía el joven ya detenido.
Estado en el que quedó el coche robado que conducía el joven ya detenido.
La Policía Nacional ha detenido en Ávila a un joven de 22 años con antecedentes policiales como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, hurto de uso de vehículo y atentado a agentes de la autoridad.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las cinco de la madrugada, cuando los Policías se encontraban patrullando por una céntrica avenida y observaron un vehículo que circulaba a gran velocidad realizando maniobras peligrosas, ha informado la Comisaría de Policía de Ávila.

Cuando los agentes trataron de identificar al ocupante del vehículo, éste emprendió la huida a toda velocidad poniendo en peligro a otros conductores que circulaban por la vía, y llegando a tomar algunas de las rotondas que atravesaba en sentido contrario, dando bandazos hacia los lados para evitar ser interceptado.

El coche patrulla implicado en la detención.

La persecución prosiguió por la carretera N-110 en dirección a la localidad de La Colilla, donde finalmente fue alcanzado tras salirse en un camino donde quedó atrapado en la cuneta.

Ante la imposibilidad de utilizar el vehículo, el detenido trató de abandonar el lugar corriendo, siendo interceptado por los agentes, a los que agredió, ofreciendo fuerte resistencia antes de ser detenido y trasladado a la Comisaría de Policía de Ávila.

Una vez en dependencias policiales, el conductor fue sometido por la Policía Local a pruebas de detección de alcohol y de drogas al volante dando positivo en ambas.

Cuando finalmente los agentes lograron localizar al propietario del vehículo robado, residente en la localidad de Solosancho, manifestó que le había sido sustraído cuando tenía las llaves puestas.

COMPARTIR: