23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Carlos Morales, portavoz del SUP, afirma: "Muchos agentes fueron acosados y amenazados por una parte de la sociedad vasca y es importante recordarlo"

El Gobierno vasco reconoce la labor de los policías contra ETA, "mientras Interior no lo hace"

Policía Nacional.
Policía Nacional.
El Gobierno vasco ha reconocido a los policías nacionales su labor frente a los actos de ETA. Sin embargo, el portavoz del sindicato SUP, Carlos Morales, ha destacado que no han recibido este reconocimiento por parte del Ministerio de Interior, que sí tiene la Guardia Civil. Desde SUP expresan que continuarán luchando para que no se olvide el sacrificio de los miles de policías nacionales y sus familias destinados en el País Vasco y Navarra durante los llamados “años de plomo”.

Décadas después del inicio de la actividad de ETA en España, el Gobierno Vasco ha reconocido la labor de los policías nacionales contra el grupo terrorista. Además, ha denunciado en un informe, la “exclusión social y estigmatización” que sufrieron los policías destinados en el País Vasco y sus familias. El escrito destaca la importancia de los que fueron “la punta de lanza de la defensa de las libertades y derechos de ciudadanos e instituciones contra ETA”.

A pesar de esto, el Sindicato Unificado de Policía, con Carlos Morales como portavoz, expone a elcierredigital.com que se trata de un reconocimiento que "llega tarde, aunque es más grave que el propio Ministerio de Interior se resista a reconocer el sacrificio de esos policías con un distintivo específico", tal y como reclaman hace años.

Además, Carlos Morales apunta: "Los Guardias Civiles sí que tuvieron este reconocimiento hace unos años y los Policías Nacionales, que han estado en los años del plomo en País Vasco y Navarra, todavía no lo tienen por parte del Ministerio de Interior". En su relato ante elcierredigital.com también recuerda a "los policías jubilados o que están en segunda actividad y estuvieron en aquellos años tan duros en País Vasco".

Según expresa SUP en un comunicado al que ha tenido acceso elcierredigital.com, "la Dirección General de la Policía reconoce de forma periódica la dedicación especial de los policías en determinadas áreas de trabajo o dispositivos especiales, creando al efecto distintivos específicos. Ya es hora de que los policías que estuvieron destinados en el País Vasco y Navarra durante los años más duros de actividad terrorista, reciban el mismo trato".

Paralelamente, el SUP ha querido destacar en su escrito que continuará "luchando porque se derogue la mal llamada 'Ley de Abusos Policiales' que aprobó el Parlamento Vasco". "Una Ley que criminaliza sistemáticamente a los policías señalándoles en una especie de justicia política paralela sin intervención de la auténtica Justicia. Hay que contar las cosas como ocurrieron y no como interesa a ciertos aliados políticos del Gobierno. Vamos a continuar con nuestra tarea de oponernos a esa Ley injusta para defender el honor y el derecho de las auténticas víctimas del terrorismo", expresan. 

Las solicitudes de reconocimiento de la Guardia Civil

Alrededor de trescientos exmiembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, especialmente guardias civiles, se registraban hace unas semanas para ser resarcidos económicamente a través de esta Ley de Reconocimiento y Reparación de Víctimas de Derechos Humanos en la Comunidad Autónoma Vasca

La Ley respalda a todas las víctimas que hubiesen sufrido abusos "en un contexto de violencia de motivación política" que, "como consecuencia de la vulneración de derechos humanos, se haya causado una afección a la vida o a la integridad física". 

Guardias Civiles frente al cuartel de Intxaurrondo.

Estas víctimas pueden ser resarcidas económicamente siempre "que haya sido llevada a cabo en un contexto de actuación o actuaciones con fines de motivación política, y en el que hubiera podido participar o bien personal funcionario público en el ejercicio de sus funciones, o bien particulares que actuaban en grupo o de forma aislada, individual e incontrolada".

El exdirector de Derechos Humanos de Lakua en el Gobierno de Juan José IbarretxeJon Mirena Landa, asegura en Berria que "en estas leyes, de entrada se ha rebajado el estándar de justicia: no habrá responsabilidades individuales, dejando de lado la justicia penal. Por lo tanto, desaparece de raíz el tratamiento igualitario y justo a las víctimas, puesto que solo se podrá proceder a la reparación y la verdad, de modo parcial".

Y dice que las leyes de Navarra y Euskadi "ya de por sí limitadas, están llenas de obstáculos. Las zancadillas en el camino han sido incesantes incluso antes de nacer. Se han interpuesto y se interpondrán recursos contra ellas, para parar su desarrollo; la información para completar los expedientes no llega, porque continúan ocultos, porque no se quieren sacar de las tinieblas".

Un informe realizado por el Instituto Vasco de Criminología de la Universidad Pública Vasca certificó que entre 1960 y 2014 se denunciaron un total de 4.113 casos de torturas solamente en Euskadi.

COMPARTIR: