15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tras haber pasado cinco de los seis acusados por esta entre el martes y el miércoles, solo permanecen en prisión dos encausados

La jueza deja en libertad a los acusados de la violación grupal en Bilbao que han pasado por rueda de reconocimiento

Los miembros de la manada de Bilbao entrando en el Juzgado.
Los miembros de la manada de Bilbao entrando en el Juzgado.
La jueza ha dejado en libertad a tres de los acusados de la violación grupal a una joven de 18 años en Bilbao el pasado 1 de agosto que han sido sometidos este miércoles a una rueda de reconocimiento. Tras haber pasado por esta prueba cinco de los seis acusados entre ayer y hoy, permanecen en prisión dos encausados, según han informado fuentes de la investigación.

Uno de los acusados que ha quedado en libertad este martes se sometió a la rueda de reconocimiento, sin que su cara fuera identificada por la víctima. Este había ingresado en la cárcel de Basauri después de que la joven denunciante describiera la ropa que llevaba esa noche, es decir, la que vestía en el momento de la detención. Había sido detenido tras comprobar la Ertzaintza que tenía en la espalda arañazos que la chica le habría hecho durante la agresión sexual múltiple.

El segundo, que todavía sigue en prisión y que no se ha sometido a esta prueba, habría sido perfectamente descrito por la víctima. Tiene un tatuaje muy característico en el cuello y es con el que se había citado a través de Instagram en el Parque de Etxebarria de Bilbao. Este apareció en la cita con otros cinco jóvenes y, aunque la chica intentó huir, estos presuntamente la violaron. Los seis acusados fueron detenidos por la Ertzaintza cuatro horas después de los hechos en el Casco Viejo.

Reconocimiento

Al parecer, en la última rueda de reconocimiento, la víctima no identificó a ninguno de estos dos sospechosos que participaron en ella. Uno está todavía en prisión y el otro se encuentra en libertad provisional.

En cambio, en esta última rueda de reconocimiento, que se ha practicado este miércoles la chica sí que ha confirmado que reconocía a los otros tres que están en situación de libertad condicional desde la fecha de la agresión, con la obligación de comparecer en el Juzgado de Instrucción número 4 de Bilbao todos los días.

Uno de los presuntos autores de la agresión sexual grupal en  Bilbao. 

No obstante, la jueza, a pesar del reconocimiento de la joven violada, no ha ordenado su ingreso en prisión, ya que las imágenes de las cámaras de videovigilancia visionadas sitúa al menos a dos de ellos en otro lugar lejano al Parque de Etxebarria en el momento en el que se produjo la agresión sexual múltiple. Por eso, la defensa de estos acusados ha pedido su puesta en libertad sin cargos.

Sucedió el uno de agosto

Los supuestos hechos tuvieron lugar la noche del pasado 1 de agosto. la joven contactó a través de Instagram con uno de los agresores sexuales, que tenía un tatuaje, y se citó con él en el Parque de Etxebarria a las 23.30 horas de ese día.

Cuando ésta acudió al lugar, en el parque de Etxebarria, observó que el individuo no se encontraba solo, sino que estaba acompañado de más personas, por lo que intentó marcharse. Sin embargo, éstos la retuvieron por la fuerza y la sometieron a varias violaciones, aunque la joven no ha sabido determinar cuántas veces la agredieron sexualmente.

Posteriormente, la víctima denunció la violación grupal y describió al chico del tatuaje, con el que había contactado por redes sociales, y a otro, del que facilitó la descripción de su vestimenta, el chándal que llevaba, la marca y otras características, aunque no pudo determinar rasgos característicos del resto.

La Ertzaintza localizó a las 4.20 horas del día 2, viernes, a estas dos personas en el Casco Viejo. En ese momento, se encontraban con otros cuatro varones, que fueron arrestados también. Todos ellos tienen edades comprendidas entre los 18 y los 36 años.

En el último auto de la causa, por el que dos de ellos siguen en prisión y otros cuatro han sido puestos en libertad, la jueza destaca que "la víctima no proporciona descripción de todos los autores con clara descripción física, salvo a dos de ellos".

En este sentido, recuerda que la detención del resto se produce porque se encontraban junto a las dos personas, sobre los que había una descripción más exhaustiva, cuatro horas después de concluir las violaciones (sobre las doce de la medianoche), por lo que cree que no está acreditado que fueran ellos los que habían agredido sexualmente a la joven, aunque tampoco lo descarta.

COMPARTIR: