30 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Se ha convocado una manifestación el 5 de diciembre para mostrar el rechazo ante la decisión de alojarlos en un hotel tan emblemático de esta isla

Estupor en Gran Canaria: El Gobierno reubica a decenas de inmigrantes en el hotel Waikiki

El hotel Waikiki, en Maspalomas.
El hotel Waikiki, en Maspalomas.
El hotel Waikiki, situado en el sur de Gran Canaria y cerrado desde el 11 de noviembre, acoge a inmigrantes para continuar aliviando la saturación del muelle de Arguineguín. La plataforma Únete por Canarias ha mostrado su rechazo y ha convocado una manifestación prevista para el 5 de diciembre, mientras la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas pide “un trato humanitario" para estas personas y reubicarlas a instalaciones públicas.

La presión migratoria continúa desbordando las instalaciones del muelle de Arguineguín en Gran Canaria. Entre el 15 de octubre y el pasado domingo, Canarias ha duplicado el número de inmigrantes que ha recibido por vía marítima en todo el año. Los datos reflejan que, en estos últimos 30 días, las Islas han recibido a 17.388 personas, mientras que hasta mediados de octubre la cifra era de 8.102.

Este aumento significativo del flujo de inmigrantes que ingresan al archipiélago a través de sus costas obliga a acondicionar instalaciones no previstas para este fin para ayudar a descongestionar el puerto de Arguineguín. Por ello, y según afirma el medio local Canarias 7, el Gobierno central ha decidido reubicar al hotel Waikiri, en Maspalomas, municipio del sur de Gran Canaria y principal destino turístico de la Isla, a decenas de personas migrantes.

Inmigrantes hacinados en el muelle de Arguineguín. | Foto: Ayuntamiento de Mogán

El resort, propiedad de la cadena Servatur, fue cerrado al público el 11 de noviembre por la nula afluencias de turistas en la zona, de acuerdo con una carta del grupo a la que tuvo acceso el periódico local. En ella se describe la evolución del mercado turístico como “penosa”, después de ver frustradas sus aspiraciones de que a partir de este mes comenzara a volver el turismo. El confinamiento del Reino Unido, la recomendación de Alemania de no viajar y las restricciones en los países nórdicos han provocado que Canarias se encuentren en lo que denominan un “cero turístico”.

No obstante, como las instalaciones del Waikiki, de 513 habitaciones, quedarán sin utilizar durante meses, Servatur informó en la carta de que “a petición la de Cruz Roja Española y debido a la catastrófica situación humanitaria que se está viviendo en el muelle de Arguineguín”, decidieron participar en el programa de acogida de estas personas. La medida es de carácter “transitorio”, hasta el 31 de diciembre. En el documento la cadena no especificó que se tratara de una decisión del Gobierno central.

De este modo, el Waikiki se une a otras instalaciones que tienen otros fines, pero que han sido reacondicionadas para ofrecer soluciones temporales a la presión migratoria. De hecho, la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas lleva poniendo a disposición de la Delegación del Gobierno en las Islas numerosos complejos turísticos durante meses. Lo hace, según explica, “por la ausencia de respuesta adecuada por parte de la Administración del Estado y su incapacidad para la puesta a disposición de los migrantes de infraestructuras y espacios públicos ya existentes”.

Convocada una manifestación contra esta decisión

La medida ha levantado el rechazo de algunos sectores. La plataforma Únete por Canarias ha convocado una manifestación el 5 de diciembre contra la decisión de acoger a inmigrantes en complejos turísticos. La protesta se producirá frente a la Delegación del Gobierno. En un comunicado difundido a los medios, esta plataforma califica como “aberrante” que se esté reubicando a personas migrantes en “un hotel de cuatro estrellas”. “Manifestamos que Canarias tiene otros lugares, como pabellones o cuarteles, para albergar provisionalmente estas personas, pero no en la industria turística, que es el motor de nuestra economía”, expresa.

A juicio de la plataforma, la presión migratoria que experimenta Canarias es producto de “las mafias de la migración ilegal”, por lo cual las Islas no pueden ser “partícipes” de esto. “En estos momentos, necesitamos de una buena campaña e imagen en el exterior al tiempo que tratamos de contener esta pandemia, y no ser noticia por albergar la migración ilegal”, explica. Recuerda, además, que la situación en el sector turístico es “dramática” y que se desconoce si “las pymes y los autónomos podrán salir adelante”.

La FEHT reclama un trato justo y reubicarlos en instalaciones públicas

Por su parte, la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas reclama “un trato humanitario necesario y justo” para estos inmigrantes, para lo cual es fundamental un “Gobierno del Estado líder” y capacitado para lograr tanto una “respuesta digna” para las personas migrantes como una reactivación económica. La Federación expresa que los espacios turísticos que han facilitado a la Delegación del Gobierno deben ser utilizados de “manera temporal, breve y nunca con carácter estructural”.

Por ello, considera imprescindible que se destinen instalaciones públicas sin utilizar, como militares, para “acoger a la totalidad de inmigrantes”, a la par de que se reubique a los que actualmente están en complejos turísticos. La Federación apuesta también por derivar a estas personas a “espacios ocupacionales vacíos en la península” y repartirlas “solidariamente entre todas las CCAA del Estado español por igual”.

COMPARTIR: