12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Del dinero del erario público, 140 millones han ido a parar a los gastos de los últimos comicios y el resto a las subvenciones de los partidos

'El abrazo del oso' entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha costado 171,7 millones de euros a los españoles

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellando el acuerdo de Gobierno con un abrazo
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellando el acuerdo de Gobierno con un abrazo
Durante seis meses no fue posible llegar a un acuerdo para la formación de un nuevo gobierno. El bloqueo político obligó a movilizar de nuevo a la ciudadanía para ejercer su derecho a voto y lograr facilitar pactos de gobernabilidad. Tan solo 48 horas después de las elecciones del 10-N el PSOE ha pactado con Unidas Podemos diez puntos en un preacuerdo para compartir Ejecutivo. La rapidez ha hecho que la gente se pregunte si no se podía haber hecho antes y no haber gastado 171,7 millones.

El panorama político se encuentra en un momento de convulsión permanente. Seis meses de tira y afloja, de reproches, de filtraciones y de declaraciones cruzadas repartiendo culpas, dieron a entender que no había cabida para un pacto de gobernabilidad y la única salida era la repetición electoral.

Solo 48 horas después de conocerse la nueva- aunque agridulce -victoria del PSOE y el hundimiento de Ciudadanos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han cogido a todo el mundo desprevenidos anunciando un preacuerdo de gobierno y dejando para la posteridad una imagen que algunos ya denominan como "el abrazo del oso".

Lo que para cualquier analista político y tertuliano  era imposible de lograr a corto plazo, 24 horas de negociación han sido suficientes para desbloquear al menos la pieza correspondiente al socio preferente del gobierno socialista. De hecho, el propio Sánchez afirmó tajante en una entrevista en La Sexta el pasado 19 de septiembre: "Yo sería presidente del Gobierno, pero tengo que reconocer que sería un presidente del Gobierno que no dormiría por la noche, junto con el 95% de los ciudadanos de este país”.

acuerdo_gobierno7

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez han redactado un preacuerdo con 10 puntos para formar gobierno

Ahora, gran parte de la ciudadanía se pregunta si este primer paso no se podría haber conseguido en las negociaciones de julio y evitar de esta manera celebrar una nuevas Elecciones Generales con el gasto público que conlleva.

Si hacemos cuentas según los costes que se han ido en engrasar por cuarta vez en cuatro años la maquinaria electoral, los comicios celebrados el domingo 10 de noviembre no han salido baratos. Sumando lo gastos de organización y las subvenciones correspondientes a los partidos políticos que se han presentado, la cifra asciende a unos 171,7 millones de euros. 

La cuantía más importante es de casi 140 millones, destinados a diferentes gastos como el trabajo de Correos para hacer llegar el voto a distancia o la propaganda, el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y la inmensa cantidad de trámites burocráticos y papel empleado para papeletas y sobres entre otras cosas. El importe exacto destinado para este concepto es de 138.961.516,72 euros

 El PSOE, el mejor parado por las subvenciones

El resto del dinero va destinado a las subvenciones a los partidos políticos por el gasto electoral del 10-N. El desglose de cantidades se da según la orden ministerial aprobada por Hacienda y publicada en el BOE el 28 de septiembre tras la repetición electoral, que indica que los partidos y coaliciones recibirán 14.817,35 euros por cada escaño del Congreso y del Senado

Del mismo modo, por cada voto cosechado para el Congreso, los partidos políticos reciben 57 céntimos de euro siempre que se haya obtenido representación, que se convierten en 22 céntimos en el caso del Senado.

El dinero empleado en las subvenciones de este domingo, que serán abonadas por el Ministerio del Interior una vez que el Tribunal de Cuentas certifique las cuentas de campaña de los partidos, supondrán una rebaja del 30 por ciento al tratarse de una repetición de elecciones propiciada por el bloqueo político y la falta de acuerdo para alcanzar una investidura. Lo presupuestado en las anteriores elecciones fue de 45 millones de euros, por lo que la cifra sería de 31,7 millones.

pedro_sanchezPedro Sánchez celebrando la victoria del 10-N 

Con estos datos, el PSOE sería la formación más beneficiada como partido con mayor número de escaños, recibiendo unos 3.141.278 euros por sus 120 sillones en el Congreso y los 92 del Senado, más 3.840.394,38 euros por los votos recibidos en las 50 circunscripciones del Congreso donde ha logrado representación. En total, los socialistas se harán con 6.981.672 euros, sin contar la subvención proveniente de las papeletas al Senado.

Por su parte, el PP obtendría más de dos millones de euros, concretamente 2.533.766, por sus 87 diputados y 84 senadores, más los 3.247.474 euros cosechados en función de los votos sacados en las provincias donde ha logrado escaño. La suma total alcanzaría los 5.781.241 euros, también a expensas de las subvenciones por voto en el Senado.

Unidas Podemos y sus confluencias se repartirían 518.607 euros por los 35 escaños de la Cámara baja y casi un millón y medio de euros (1.490.969, para ser exactos) por los 2,61 millones de votos adquiridos allá donde han obtenido un escaño, lo que hace un total de 2.009.576,77 euros.

La consagrada como tercera fuerza política, Vox, verá incrementados sus ingresos con 800.136 euros por los 52 diputados y los dos senadores que consiguió tras la jornada electoral de este domingo. A esta cifra se suman los 1.880.318 euros que también se llevarán a raíz de los sufragios que se han traducido en algún escaño para la formación de Santiago Abascal, lo que supondría un total de 2.680.455 euros de retribución al partido de extrema derecha.

El gran perjudicado por las elecciones, Ciudadanos, únicamente obtendría 148.173,5 euros por sus diez escaños del Congreso, a los que habría que añadir 497.321 euros por los 872.498 votos con los que han logrado representación en la Cámara baja. En total serían 645.495 euros.

Las formaciones independentistas triplican a Ciudadanos

Con 13 diputados y 11 senadores, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) lograría 355.616,4 euros por sus representantes en ambas cámaras, y 495.862,38 euros por todos los votos al Congreso de los Diputados que se han traducido en escaño. La cuantía total ascendería a 851.478 euros, mientras que Junts per Catalunya contaría con casi medio millón de euros (463.594) tras tener en cuenta tanto las subvenciones por escaño como por votos.

Por su parte, EH Bildu y la CUP se verían beneficiados con 246.219 y 130.768 euros, respectivamente. Mientras que la colación 'abertzale' se embolsaría 157.615 euros por los 276.519 que le han granjeado representación en el Congreso y 88.904 euros más por sus cinco diputados y un senador,  la formación independentista y anticapitalista catalana ganaría con sus dos diputados 29.634 euros, más 101.133 euros por los 177.428 votos ganados en Barcelona, la única circunscripción donde ha obtenido representación.

COMPARTIR: