19 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se presionaba a personas que contactaban con trabajadoras sexuales a través de páginas web de contacto

Vuelve la explotación y extorsión sexual por internet: Cae una red en Mallorca

Policía Nacional.
Policía Nacional. / El Cuerpo Nacional de Policía ha sido el encargado de investigar los hechos.
El Grupo de Atracos del Cuerpo Nacional de Policía ha sido el encargado de investigar un caso de extorsión a hombres que accedían a páginas de contacto con trabajadoras sexuales. Siguiendo las pesquisas de la investigación, se descubrió que se trataba de una organización criminal que se dedicaba a amenazar a los hombres con la excusa de haber molestado o haber hecho perder el tiempo a las trabajadoras sexuales y después, les pedían dinero. La investigación sigue abierta.

La Policía Nacional ha desmantelado en Palma de Mallorca una red de extorsión sexual que actuaba en internet. Se trata de una de las redes de esta índole más grandes que se han destapado en España. Hasta la fecha, los detenidos ascienden a nueve, de los cuales siete han sido atrapados en Mallorca. Aunque de momento solo se conocen 80 perjudicados, que han interpuesto una denuncia formal, se estima que el número de afectados puede alcanzar, como mínimo, las 500 personas.

Este grupo criminal ha sido desarticulado por algunos agentes del Grupo de Atracos. La organización criminal se dedicaba a extorsionar a aquellos hombres que accedían a algunas páginas de contacto de ‘mujeres de compañía’. Tras ser víctimas de distintos tipos de amenaza, terminaban por efectuar un pago a los amenazantes.

El 'modus operandi' del grupo criminal

Se dio inicio a la investigación por la denuncia de uno de los perjudicados, quien declaró que, tras haberse puesto en contacto por internet con ‘chicas de compañía’, recibió mensajes a través de una aplicación de mensajería instantánea. Esos mensajes eran amenazas pidiéndole dinero con la excusa de una supuesta compensación por el tiempo que había hecho perder a las mujeres con las que contactaba. El hombre, asustado por las amenazas que recibió, que le afectaban tanto a él como a su familia, efectuó varios pagos que sumaron unos 3.500 euros.

Cuando la Policía Nacional comenzó la investigación, comprobó que un grupo criminal se dedicaba a extorsionar a hombres que accedían a este tipo de páginas y pronto pudieron corroborar que había más de 200 denuncias de este tipo. Sin embargo, solo pudieron atribuir poco más de 80 de estas denuncias a este grupo, que había dejado perjudicados por todo el territorio español.

Grupo de Atracos de la Policía Nacional.

Uno de los indicios del Cuerpo Nacional de Policía fue que en todas las denuncias se repetía el ‘modus operandi’, y es que todas correspondían a hombres que, tras mantener comunicación con trabajadoras sexuales a través de una página de contactos, recibían mensajes amenazantes. Las amenazas se producían tras pretextos como haber hecho perder el tiempo a las mujeres o haberlas molestado.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, no había ninguna trabajadora sexual, sino que eran los miembros de la organización criminal los que se hacían pasar por estas mujeres. En otros casos, aunque eran menos, sí eran trabajadoras sexuales las que estaban tras la pantalla, aunque algún miembro se había comunicado con ellas previamente para decirles que las pondría en contacto con posibles clientes en Mallorca y que se encargaría también de gestionar anuncios de este tipo de webs. La organización ganaba un porcentaje de estas ganancias sin que las mujeres supieran nada de las extorsiones a las que se dedicaban.

Durante el mes de abril, se procedió a la detención de los integrantes del grupo. En total, dieron con nueve personas de las que cuatro eran hombres y cinco eran mujeres, todos de entre 22 y 54 años. La mayoría de los arrestos se dieron en Palma de Mallorca y el resto, en la ciudad gallega de Lugo. Los detenidos han sido imputados por delitos de integración en grupo criminal y extorsión.

Pese a estas detenciones, se cree que podría haber más integrantes por lo que la investigación continúa abierta y no se descarta que haya más imputados.

Explotación de menores tuteladas en Mallorca

La Policía Nacional detuvo, el pasado 13 de abril, en Palma de Mallorca, a dos hombres y a una mujer menor de edad por delitos de corrupción, provocación y explotación sexual a menores tuteladas. La investigación se origina tras la denuncia de la desaparición de una joven del centro de menores. Las múltiples denuncias, junto a la desaparición de la menor, alertaron a las autoridades de los comportamientos delictivos en torno a la joven.

Uno de los detenidos es de origen británico, el otro tiene la nacionalidad ecuatoriana y la mujer que les acompañaba en el proceso, de 16 años, se encargaba de realizar las tareas de captación de otras menores. También de mediar en las relaciones entre las menores y los abusadores, ya que conocía el sistema de protección de los centros de menores y de los servicios sociales, e incluso llegó a obtener dinero a cambio de uno de estos encuentros.

La Unidad de Atención a la Familia (UFAM), con la colaboración y coordinación del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) —institución de referencia para gestionar los servicios sociales, la protección de menores y los recursos asistenciales—, informaban de la denominada 'Operación Génesis', sobre una red de explotación sexual que lleva tres años activa y cuenta, de momento, con la detención de 15 personas implicadas. Para el avance del caso fueron cruciales los testimonios de las menores y los servicios sociales.

Menores vulnerables eran captadas para la explotación sexual.

El IMAS alertó en 2019 de los sucesos a través de un comunicado detallado a las autoridades que iniciaron la investigación policial a la que se sumaba la detención de estos tres implicados. Para ello, ha sido de gran importancia la información compartida por el IMAS y la UFAM, así como la coordinación existente entre la institución insular y las fuerzas y los cuerpos de seguridad.

Estos delitos sexuales siguen el mismo patrón de otros ya existentes, ya que recurren a menores que se encuentran en una situación de vulnerabilidad, a las que premian con regalos, a cambio de participar en actividades sexuales y grabaciones de contenido pornográfico.

La Fiscalía de Mallorca considera la situación de “extrema gravedad” al existir una red de personas dentro de la institución de menores que cooperan para capturar a las víctimas.

La investigación policial concluye que la menor desaparecida habría mantenido relaciones sexuales con varios hombres en contra de su voluntad, habiendo sido violada mientras se encontraba en un estado de inconsciencia provocado por el consumo de algún tipo de sustancias. A cambio, le ofrecían dinero y regalos. A algunas de las menores víctimas de esta trama les habrían ofrecido participar en filmaciones pornográficas. La joven fue captada por otra menor que participaba en esta red de abusos sexuales y que se encuentra actualmente en el punto de mira de la investigación.

Agentes del grupo UFAM de la Policía Nacional, en coordinación con el IMAS, localizaron a la menor y la reintegraron al centro.

COMPARTIR: