28 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el criminólogo Eduardo Navasquillo, " España es uno de los países donde más desapariciones hay” al que se incluyen las cifras de "menores"

Cómo actuar ante una desaparición: “Las primeras 36 o 48 horas son vitales”, aseguran los investigadores

El Cierre Digital en Página web del Centro Nacional de Desaparecidos con las últimas desapariciones.
Página web del Centro Nacional de Desaparecidos con las últimas desapariciones.
La Guardia Civil ha desmentido en su cuenta de Twitter que haya que esperar 24 horas para denunciar una desaparición. Una información que confirma el criminólogo y profesor de un curso de personas desaparecidas, Eduardo Navasquillo, que comenta que “las primeras 36 o 48 horas son vitales” para el caso. Una mayor rapidez en la denuncia acelera las investigaciones al entorno de los desaparecidos, lo que podría facilitar que sus casos se resuelvan.

Existe la creencia popular de que, ante la desaparición de una persona, solo se debe denunciar la desaparición transcurridas 24 horas desde la última vez que se tuvo noticias de ella. Sin embargo, la Guardia Civil se ha encargado de desmentir esa creencia a través de su cuenta de Twitter. “Es FALSO que haya que esperar 24 horas para denunciar una desaparición. Cuanto antes denuncies, más posibilidades de éxito”, queda reflejado en el tuit.

A continuación, la Guardia Civil expresa que las desapariciones se pueden denunciar ante este organismo en el número 062, mientras que en la Policía Nacional tienen habilitado el teléfono 091.

Esta afirmación de la Guardia Civil es confirmada por el criminólogo —que también es profesor de un curso de Investigación de Personas Desaparecidas en el LISA InstituteEduardo Navasquillo a elcierredigital.com. “En una desaparición, especialmente en casos de menores, las 36 o 48 primeras horas son vitales. Cuando va pasando un tiempo y no se encuentran pistas fiables, es cuando se empieza a complicar todo y existe menos probabilidad de solucionar el caso”, explica Navasquillo.

España, uno de los países con más desapariciones

Según el criminólogo, “España es el país donde más desapariciones hay . Aunque matiza que este hecho se debe, en buena parte, a que se incluyen en las cifras “las desapariciones de niños que se escapan de centros de menores”. Según las cifras del Centro Nacional de Desaparecidos vertidas en su Informe Anual de Personas Desaparecidas del año 2022, en 2021 se interpusieron un total de 22.285 denuncias por desaparición. Un 66 por ciento correspondía a menores de edad y casi el 95 por ciento del total fueron resueltas.

“En la inmensa mayoría de los casos la gente retorna a su casa. Muchas desapariciones son de gente que se ha extraviado por problemas como el Alzheimer u otras circunstancias y la mayoría retorna”, confirma Navasquillo.

En las desapariciones, se barajan tres tipos bien diferenciados. Según explicaba Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos, en el marco de la mediática desaparición de la psicóloga Sandra Bermejo —que finalmente fue encontrada muerta—, estas se clasifican en voluntarias, involuntarias y forzosas. Una desaparición voluntaria se produce cuando “cuando una persona coge su maleta, las ropas, sus enseres, el dinero, y se va sin saber nada de su familia ni de nadie. Que se pelea con su pareja, que se pelea con su familia, el que tiene deudas y decide marcharse a República Dominicana. Los menores que se fugan de centros. Los menas que se fugan de centros. Todo eso son desapariciones voluntarias”, explicaba Amills a elcierredigital.com.

Desaparecida Sandra Bermejo.

Por otro lado, se encuentran las desapariciones involuntarias. “La persona que se suicida no es una desaparición voluntaria en cuanto a que hay un problema de salud mental. Esté o no diagnosticado”, explicaba, matizando que tampoco se consideran desapariciones voluntarias las de aquellos “ancianos que, aunque no tengan problemas cognitivos, en algún momento les pueda haber pasado cualquier cosa. Todo eso son desapariciones involuntarias. Luego están las forzosas”.

Investigar una desaparición

Otra mediática desaparición que volvió a ocupar los titulares recientemente debido a que se habían retomado las búsquedas fue la de Malén Ortiz, la adolescente palmesana de 15 años desaparecida hace nueve años en Porrasa (Magaluf). Una desaparición en la que se baraja la posibilidad de que la joven fuese interceptada por alguien mientras iba de camino a casa de su novio.

Al ser la desaparición de una menor, se convierte en un caso más delicado. Según Eduardo Navasquillo, en este tipo de desapariciones “nunca se descarta nada”. “Se abren todas las líneas de investigación y no se cierran hasta que algo en concreto te dice que es inviable esa posibilidad”, explica.

Malén Ortiz.

Para abarcar todas estas líneas de investigación, el criminólogo explica que se suele seguir la “teoría de los círculos concéntricos”. “Esto quiere decir que en el centro de todo, en el núcleo, se investiga primero a la familia más directa (padres, madres, hermanos, etc.). Luego hay un segundo círculo concéntrico, donde está otra parte de la familia (primos, tíos, tías…) y los amigos más directos, con los que sales un fin de semana, quedas… Y por último hay un tercer círculo en el que se investiga a personas con las que hay menor relación. Gente que los desaparecidos conocen del trabajo, del gimnasio, de una academia o cualquier tipo de actividad de tipo social”, sostiene.

Añade, además, que podría haber implicadas en una desaparición personas que no pertenezcan a estos círculos y que estarían implicados en lo denominado “un acto de oportunidad”. Esto significa que encuentran a la persona desaparecida “en unas circunstancias concretas y pueden haber aprovechado la acción no para producir su desaparición, sino para provocar cualquier otra acción de tipo violento, como un abuso sexual o una violación”, comenta.

Para que todas estas líneas se investiguen con la mayor rapidez posible, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado recomiendan denunciar la desaparición cuanto antes si se tienen indicios de que esa persona haya podido desaparecer. Desde SOSDesaparecidos en su página web, además, recomiendan darle difusión a la desaparición haciéndola pública ante los medios de comunicación para que llegue a cualquier posible testigo que aporte información.

COMPARTIR: