09 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los padres de la pequeña Nadia y Paco 'el hombre de los 1.000 tumores' se inventaron enfermedades para dar pena en los medios y recaudar dinero

Tras la estafa del andador, recordamos otros casos televisivos, como el de Nadia Nerea y Paco Sanz "Tumores"

Las estafas televisivas llegan a todo el mundo.
Las estafas televisivas llegan a todo el mundo.
La estafa descubierta en los últimos días de Loli y su hija Macarena, que llegaron a recaudar medio millón de euros apelando a la solidaridad de los espectadores del programa ‘Entre todos’ de TVE para comprar un andador, trae a la memoria otros estafadores televisivos como Paco ‘el hombre de los 1.000 tumores’ o los padres de Nadia Nerea, la niña con una enfermedad casi incurable.

Lo planearon perfectamente y estafaron 500.000 euros a setenta personas. En el año 2014 Loli pedía ante las cámaras y entre sollozos “un andador para Jorge, porque si yo uso los 6.000 euros de su paguita al año pues no puedo comer, ni pagar la luz, ni nada, necesitamos dinero” y todo ello ante las cámaras de TVE.

Supuestamente Jorge había tenido un accidente de moto y su mujer Loli aparecía pidiendo dinero en un horario de máxima audiencia para conseguir un andador y pagarle también las terapias de recuperación.

La mujer uso la buena voluntad de los telespectadores del programa Entre Todos, de TVE, un espacio dedicado a las personas que habían sufrido accidentes y necesitaban ayuda. En aquel programa de la televisión pública, Loli, desde su casa de Huelva, contaba que su marido Jorge había tenido un accidente de moto en su pueblo de Hinojo, Huelva.

Emisión del programa donde se gestó el comienzo de la estafa. 

No fueron los únicos es apelar a los buenos sentimientos de la gente a través de los medios de comunicación para hacer su ‘agosto’ personal.

Paco, ‘el hombre de los 1.000 tumores inexistentes’

Se llama Francisco José Sanz González de Martos, aunque es más conocido como Paco Sanz. Es valenciano, tiene 48 años y está acusado de miles de estafas por haber recaudado dinero para tratarse, presuntamente, los dos mil tumores que dice que tiene repartidos por todo su cuerpo. Esa era su principal treta, jugar con los sentimientos de las personas para pedirles dinero y afrontar así su supuesta enfermedad.

Pero Paco Sanz lleva un año y medio en libertad provisional tras ser acusado de estafa, apropiación indebida y blanqueo de capitales. Aparte, es aficionado al tiro gracias a que su padre es el presidente de la Federación del club de Tiro Olímpico, y ya le han sido retiradas varias armas tras alardear de ellas en otro de sus numerosos vídeos, donde toca todo tipo de temáticas y cuenta incluso cómo ha estafado a sus víctimas.

En uno de sus vídeos, del centenar que ha grabado, llega a pegarle un bofetón a un niño de 9 años al tiempo que le dice: "Estoy haciendo un vídeo, no me hagas el gilipollas". En otra grabación su exnovia le da instrucciones para simular que está al borde de la muerte, como "pon cara de estar más triste", y también tiene vídeos de contenido sexual con esa chica adolescente llamada Lucía, detenida como él en su momento por aprovecharse de los fraudes de Sanz: "Yo le rompí el bizcocho a mi novia de 19 años".

Sanz, al que muchos llaman "el hombre de los dos mil tumores" y que dice padecer el Síndrome de Cowden, puede haber consumado estafas por valor de hasta 350.000 euros a una cantidad enorme de personas, hasta 14.000 según algunas fuentes, entre ellos personajes populares del cine o la televisión. Pero lleva un año y medio en libertad a la espera de una nueva causa y parece no preocuparle nada, pues desarrolla su vida con normalidad.

Este hombre ha obtenido gran parte del dinero que ha estafado pidiendo donaciones públicamente a través de las redes sociales, que dirigía mediante una organización "sin fines de lucro". Ha sido un habitual de distintos programas televisivos, donde ha explicado su supuesta enfermedad y ha cobrado por ello, y ha llegado a decir, tanto él como sus padres, que ha recibido "un costoso tratamiento experimental en Estados Unidos".

Las invenciones de Sanz para lucrarse parecían no tener límite.

Entre los estafados por Paco Sanz están los humoristas José Mota y Santi Rodríguez,el actor y director Santiago Segura, el exdeportista y conductor del programa de televisión Hermano Mayor Pedro García Aguado, el presentador Jorge Javier Vázquez, el cómico Dani Mateo, de plena actualidad ahora, o el televisivo Javier Cárdenas.

El youtuber AuronPlay ha sido otro de los personajes populares que confió en este timador y, cuando supo de las estafas, se refirió a él señalando en Twitter que él era "el primer engañado, este señor se ha reído de todos nosotros".

Y es que en marzo de 2017 se confirmaron los engaños de Paco Sanz y se conocieron todos los vídeos de los que era autor en los que se mofaba de sus adeptos. También se supo de sus fotos de viajes y objetos caros que adquiría con el dinero de las donaciones. Fue detenido entonces por la Policía, quedando en libertad provisional con la obligación de firmar mensualmente en un Juzgado mientras dure la investigación que se lleva a cabo contra él por estafa, apropiación indebida y blanqueo de capitales. La Fiscalía Provincial de Madrid solicita ahora para él seis años de prisión. Lleva año y medio en libertad provisional, hace vida normal y vive con sus padres en Puebla de Vallbona a la espera del inminente juicio.

Los padres de Nadia

Si hay un caso indignante en el de los padres de la pequeña Nadia. Sus progenitores pasearon a la pequeña por infinidad de platós de televisión, alegando que tenía una enfermedad rara y que necesitaba dinero para un costosísimo tratamiento. Un reportaje de un periodista especializado en temas de salud y ciencia en El País lo destapó todo.

El pasado mes de junio Fernando Blanco, padre de Nadia, procesado por un delito de estafa continuada por usar la enfermedad de su hija para lucrarse, salió de la cárcel de Lleida y nada más salir su abogado afirmó que su defendido estaba deseando ver a su hija.

Esto no parece tan fácil, ya que ahora la custodia de la niña la tiene su tía y madrina materna, que vive en Santa María del Camino, a siete kilómetros de donde vive su madre, Margalida Garau, en la isla de Mallorca.  Ambos padres, Fernando y Marga, han pedido por separado la custodia de la menor, que a fecha de hoy tiene 12 años, pero solo Marga tiene autorizado un régimen de visitas los fines de semana, que cumple escrupulosamente, según relató Alberto Martín, su abogado, a elcierredigital.com. Margalida, la madre, nunca llegó a ingresar en prisión, aunque fue imputada, juzgada y condenada a tres años y medio de prisión por estafa, condena que no es firme.

Ahora los padres se enfrentarán a un informe psicosocial elaborado por psicólogos y trabajadores sociales para cuando llegue la vista por la custodia de la niña, fecha que se desconoce todavía. De momento, el padre tendría que pedir autorización para visitar a la menor.

El padre de Nadia en una foto de hace años.

Fernando Blanco, ha explicado en una carta que siente preocupación por la falta de atención e investigación sobre la enfermedad de su hija. "Mi bebita pronto será como una niña de 8-10 años, con una movilidad miníma y envejecimiento prematuro y un fin joven con mucho sufrimiento". Responsabilizó de ello a unos "periodistas desalmados", que según indicó en el texto "no supieron llegar más allá" en la investigación. 

COMPARTIR: