05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

HASTA LA FECHA LA ÚNICA PISTA ENCONTRADA HA SIDO EL COCHE DE LA JOVEN DE 32 AÑOS, SITUADO EN UN APARCAMIENTO CERCANO AL FARO DE LA COSTA ASTURIANA

Sin rastro del paradero de Sandra Bermejo, la psicóloga desaparecida en el Cabo de Peñas hace diez días

El Cierre Digital en Sandra Bermejo
Sandra Bermejo
Sin novedades en el caso de Sandra Bermejo, desaparecida hace diez días en el Cabo de Peñas, Asturias. La única pista encontrada ha sido el coche de la mujer y la última ubicación de su teléfono móvil, que confirma que se encontraba en las inmediaciones del acantilado del Cabo de Peñas el día 8 de noviembre a las 17:15. La ausencia de pistas y la orografía de la zona hacen que los agentes no descarten ninguna línea de investigación

Continúa sin éxito la búsqueda de Sandra Bermejo, la mujer desaparecida en el Cabo de Peñas, Asturias, el pasado 8 de noviembre. Según sus allegados, Sandra se mudó a Gijón en 2020 porque amaba la naturaleza y el senderismo, no tenía pareja y su familia y amigos la describen como una persona risueña y alegre. La Policía sostenía que si Sandra hubiera caído al mar su cuerpo emergería el jueves 17 de noviembre, pero esto no ha ocurrido.

En el momento en el que SOSDesaparecidos lanzó el aviso, la Policía acudió al domicilio, pero no encontró ningún rastro que pudiera revelar violencia o algo anormal, la casa estaba en orden y la nevera llena. Lo único que se ha encontrado ha sido el coche, hallado el pasado viernes 11 de noviembre en el aparcamiento más próximo a la peña La Gaviera, en el vértice que se encuentra tras el faro de Cabo Peñas. Desde entonces, se ha rastreado la zona con helicópteros, drones y patrullas marítimas, pero no se ha encontrado ningún rastro de la desaparecida.

Una zona complicada que cuenta con acantilados que llegan hasta los 100 metros de altura, de hecho, el 13 de noviembre los bomberos hallaron el cadáver de un hombre de 85 años que se precipitó al vacío en el Cabo de Peñas. La ausencia de pistas y la orografía de la zona hacen que los agentes no descarten ninguna línea de investigación.

Cartel de la desaparecida Sandra Bermejo García

Fernando, tío de Sandra y actual portavoz de la familia, descarta que la desaparición haya sido voluntaria, “"Lo descartamos absolutamente. No hay ningún indicio que apunte en esa dirección. Tenía la nevera llena, clases de teatro programadas, citas con sus pacientes... tenía todo planificado. Estaba contenta, era feliz y no tenía problemas con nadie".

SOSDesaparecidos ha declarado a Elcierredigital.com que “ni nosotros ni la familia sabemos nada, no hemos recibido ninguna novedad, pero dudamos mucho que haya sido un suicidio y si se accidentó el cuerpo debería aparecer pronto. Es evidente que la hipótesis del suicidio es poco sostenible, porque no parece lo lógico de una persona que tiene su agenda de trabajo y actividades llena. Todo su entorno sostiene que Sandra no tiene ningún problema, por lo tanto no tiene un perfil de una persona que quiera quitarse la vida. La hipótesis del accidente sí que es más factible, pero ya lo determinará la policía en las investigaciones que haga”.

La búsqueda de Sandra Bermejo

Sandra Bermejo García, de 32 años, desapareció el 8 de noviembre de 2022 en Cabo de Peñas, Asturias, momentos antes de quedar con una amiga para ir juntas al teatro. Hace dos años la joven se desplazó de Madrid a Gijón para trabajar como psicoterapeuta.

SOSDesaparecidos emitió la alerta de búsqueda de la joven, ya que su familia descartó que la desaparición fuese voluntaria. Sandra Bermejo mide 1,62, es de complexión delgada y tiene el pelo castaño y los ojos marrones. Familiares, amigos, voluntarios y los servicios de emergencia han peinado durante varios días los alrededores del Cabo de Peñas en busca de pistas que puedan ayudar a encontrarla, ya que su vehículo fue encontrado en un aparcamiento de la zona.

Cabo de Peñas

En el coche de la mujer se encontró una mochila con todas sus pertenencias salvo su teléfono móvil. La última ubicación del teléfono móvil de Sandra muestra que la joven se encontraba en las inmediaciones del acantilado del Cabo de Peñas el día 8 de noviembre a las 17:15. Esta circunstancia y el mal tiempo que hizo ese día hacen barajar la hipótesis de que la joven se accidentase. La búsqueda de Sandra se ha efectuado por tierra, mar y aire y los perros han marcado dos ubicaciones, ambas cerca de donde aparcó la joven. 

La zona carece de señalización y es peligrosa si no se conoce, está llena de acantilados y zonas rocosas de difícil acceso. “Para andar con seguridad por la zona hay que conocer el camino, llevar el calzado adecuado, estar preparado y conocer el terreno”, explican los expertos. Tampoco funcionan las cámaras de seguridad de un bar cercano a la última ubicación de Sandra.

COMPARTIR: